Biomedicina

Roche finaliza su acuerdo con Oryzon, que se desploma un 27% en Bolsa

La suiza desarrollaba un fármaco antitumoral para la española

La alianza contemplaba un pago máximo de 500 millones, de superar los hitos

Laboratorio de Oryzon.
Laboratorio de Oryzon.

Jornada para el olvido de Oryzon Genomics en Bolsa. La compañía farmacéutica se desplomó un 27%, hasta los 2,11 euros por título, tras conocerse la decisión de Roche de concluir el acuerdo de desarrollo de un fármaco experimental para su uso en cánceres hematológicos y tumores sólidos.

En concreto, la empresa biofarmacéutica catalana se dejó tras conocerse la noticia casi 30 millones de capitalización bursátil y profundizó sus niveles mínimos del año.

La empresa informó a la CNMV que la ruptura del acuerdo, por el cual Roche desarrollaba el fármaco ORY-100 creado por Oryzon, se produjo por una “repriorización estratégica” en el portafolio, por parte de la compañía suiza. El grupo español remarcó que la decisión no ha sido por datos negativos de la molécula sino por “motivos financieros” de Roche.

La compañía catalana apuntó que esta decisión de concluir el desarrollo por parte de la firma helvética no tendrá ningún coste para su balance. Añadió, además, que en ningún caso los pagos que ya había realizado Roche para desarrollar el fármaco podrán ser reclamados por parte de la empresa suiza. Estos importes suman un total de 20 millones que ya ingresó Oryzon.

Como consecuencia de la decisión de Roche, Oryzon recupera los derechos de desarrollo y comercialización del fármaco experimental, especialmente diseñado para pacientes con leucemia aguda. La compañía informó que prevé recuperar el inhibidor en las próximas semanas para continuar su desarrollo clínico, con la intención de que no se produzcan retrasos.

Paradójicamente, el pasado otoño se anunció avances en el desarrollo de este fármaco que provocaron que, solo en una jornada, el valor de Oryzon se disparara un 40% en Bolsa. El acuerdo era el más importante que tenía la compañía, puesto que contemplaba un pago de hasta 500 millones por parte de Roche en el caso de cumplir todos los hitos marcados. Los avances en el fármaco apuntaban a su posible uso, también, en el cáncer de pulmón, lo que le abría la puerta a entrar en un segmento de mercado valorado en cerca de 2.000 millones de euros a nivel mundial.

“ Desde Oryzon estamos convencidos que ORY-1001 tiene un gran potencial para el tratamiento de un amplio rango de tumores y la compañía está decidida a continuar su desarrollo”, comentó ayer el consejero delegado de la biotecnológica, Carlos Buesa.

El directivo señaló que la situación supone “un contratiempo” pero insistió en que la compañía tiene una “sólida” situación financiera para continuar con el desarrollo del fármaco. Buesa remarcó que se abre “una oportunidad” para la compañía, puesto que es la molécula “más avanzada” en su campo y tiene “mucha proyección” para el tratamiento de una amplia cantidad de tumores.

Tras la ruptura con Roche, Buesa aseguró que la intención de Oryzon pasa por seguir avanzando en los ensayos clínicos para, en un futuro, poder encontrar un socio farmacéutico que licencia y realice los estudios finales para que llegue al mercado, siguiendo la estrategia de negocio de la empresa catalana.

Normas