Ibex 35, en directo: los inversores intensifican el castigo a la Bolsa y la deuda por el conflicto catalán

Fuertes caídas en los bancos: Sabadell se deja más del 4,53%

El selectivo cede un 1,21% con el bono al filo del 1,7%

Ibex 35 pulsa en la foto

Sea cual sea su inclinación política, lengua materna o el color de su equipo de fútbol, inversores de medio mundo desayunaron ayer de la misma manera. Leyendo en las portadas de los principales diarios mundiales la jornada de tensión, cargas policiales y de una votación al margen de todos los estándares nacionales e internacionales que apunta a la declaración unilateral de independencia de Cataluña. Después de haber respondido levemente al incremento de la tensión secesionista (o no haber reaccionado en absoluto) en las últimas semanas, la agitación llegó ayer a los mercados. Presionado por la banca catalana, el Ibex cayó un 1,21%.

Fue el mismo recorte con el que amaneció la Bolsa, horas después de que el Govern proclamase que unos dos millones de catalanes habían votado por independizarse de España. Pero quedaba un factor por entrar en juego y, a medida que Wall Street despertaba, el rojo recuperaba fuerza. El selectivo moderó sus caídas al cierre y retuvo los 10.200 puntos. Lo que no fue óbice para registrar su peor sesión desde el 11 de agosto, aunque ayer el apetito por la renta variable fue mayor. El volumen negociado se situó en los 3.600 millones, por encima de la media de 2.000 millones de septiembre.

IBEX 35 9.590,40 0,07%
USD x EUR 0,8508 0,212%

A diferencia de sesiones anteriores en la que los bajos volúmenes de negociación evidenciaban que los inversores preferían mantenerse al margen de la Bolsa española a la espera de conocer el desenlace, el lunes el mercado español movió 3.600 millones de euros. Este dato contrasta con la media de septiembre de 2.015 millones.

Unos descensos que contrastan con la última vez que Cataluña realizó una votación similar. El 9 de noviembre de 2014 la Bolsa española subió un 0,64%. Pero entonces los mercados reaccionaron con tranquilidad ante una consulta que el propio Gobierno catalán había admitido que no se trataba de un referéndum como tal. El Ibex contrastó también con el comportamiento del resto de Bolsas europeas, que se decantaron por el verde. El FTSE británico se anotó un 0,79%; el Dax alemán, un 0,54%; el Cac francés un 0,27% y el Mib italiano un 0,37%. 

La diferencia entre la la Bolsa española y otras como la alemana o el Euro Stoxx se amplía si se retrocede en el tiempo. Desde el 22 de septiembre, el Dax y el índice Euro Stoxx avanzan un 2,5% y un 1,7%, respectivamente frente a la caída del del 0,5% del selectivo español.

Las ventas en España fueron lideradas por la banca. Y, más concretamente, por la banca catalana. Encabezaron el rojo el Banco Sabadell, con un recorte del 4,53%, seguido de Caixabank, que se dejó un 4,43%. Y después de colocó el resto de la banca: BBVA (-2,37%), Santander (-1,61%), Bankia (-3,33%) y Bankinter (-1,02%). Por contra, solo subieron ocho valores con ArcelorMittal, que subió un 2,68%

Una escalada de la tensión ante un enroque de las posiciones daría rienda suelta a la venta de activos con ‘marca España’

Lo acontecido en la renta variable tuvo su réplica en el mercado de deuda. La rentabilidad del bono español a 10 años tuvo un tímido inicio de sesión, pero según trascurrían las horas y despertaban los inversores al otro lado del Atlántico, la incertidumbre política ganaba fuera. El bono con vencimiento en 2027 quedó a las puertas del 1,7%, nivel que llegó a superar a lo largo de la sesión. Es el mayor avance desde el 6 de septiembre, cuando el parlamento catalán tramitaba la ley de referéndum. Aquel día la rentabilidad de la deuda española escaló 15 puntos básicos. Ayer el ascenso se limitó a ocho puntos, hasta el 1,69% en que cerró el bono. Pese a este repunte, continúa por debajo del italiano (2,2%).

Este ascenso provocó un incremento de la prima de riesgo. El repunte se limitó a los cinco puntos básicos y el diferencial entre el bono español a diez años y el alemán permaneció diez puntos por debajo de los 130. La prima de riesgo continúa lejos de los máximos anuales de abril, cuando el temor a un triunfo de la ultraderecha en Francia disparó el diferencial a los 150 puntos básicos.

La reacción de los inversores contrasta con lo que sucedió en la consulta del 9N hace ahora tres años.En aquella ocasión el mercado mantuvo el tipo. La rentabilidad de la deuda en aquella época rodaba el 2% y la prima de riesgo los 150 puntos básicos.Por aquel entonces el BCE no había puesto aún el programa de deuda pública, medida que inauguró en marzo de 2015.
La prima de riesgo catalana medida con un bono catalán que expira en febrero de 2020 y otro del estado con vencimiento en enero del mismo año, cae ocho puntos básicos, hasta los 285.

A la fortaleza renovada del dólar tras los mensajes lanzados por la Reserva Federal y las esperanzas depositas en la reforma fiscal se suma ahora la incertidumbre política que reina en Europa. Según los analistas de Ebury las dificultades que se le presentan a la canciller Angela Merkel a la hora de formar la coalición con los liberales y los verdes hacen mella en la divisa comunitaria.Por si esto no fuera suficiente, en las últimas horas el aumento del independentismo en Cataluña tras el referéndum del pasado domingo, llevan al euro a cede un 0,6% al cierre de los mercados europeos, hasta los 1,174 billetes verdes.

Normas