Entrevista con el presidente de la Fundación Seres

Francisco Román: “Es fundamental que la empresa haga innovación social”

“Las compañías son siempre unos agentes del cambio muy importantes”

“El aumento de la diversidad en el empleo es también una fuente de riqueza social”

Fundación Seres

El presidente de Vodafone España, Francisco Román (Madrid, 1954), está desde 2015 al frente de la Fundación Seres, una organización de la que forman parte 137 empresas e instituciones y que promueve el compromiso de estas en la mejora de la sociedad con actuaciones responsables alineadas con la estrategia de negocio. Una actividad que se pone en valor anualmente con los Premios Seres, cuya octava edición se celebra en un acto en la Casa de América el 25 de octubre (19.00 horas).

La fundación acaba de llevar a cabo Compartiendo, su evento anual sobre innovación social, este año bajo el título de #CompartiendoAlianzas. A partir de siete iniciativas de otras tantas organizaciones, se ha explorado y debatido sobre el potencial de las alianzas y la colaboración entre empresas y con organizaciones de la sociedad civil.

Hoy, el enfoque moderno y eficaz de la responsabilidad social es el valor compartido

Este año Compartiendo ha hecho un llamamiento a la colaboración entre empresas. ¿Son receptivas estas a la colaboración?

El afán de colaborar es natural en el ser humano y es natural en las compañías. Las empresas buscan alianzas para su actividad empresarial. En el campo del impacto social y de la responsabilidad social te diría que lo mismo. Lo que ocurre es que no es fácil nunca cooperar por la dificultad de encontrar un objetivo común y asegurar que cada uno puede aportar y hay una retribución similar para todos.

Lo que hemos visto en los cinco encuentros de Compartiendo es que la capacidad de cooperar va avanzando, que cada vez hay más proyectos en cooperación. Esta vez hemos visto siete magníficos ejemplos. Son variados, de compañías que cooperan con otras compañías, de compañías que cooperan con su ecosistema de proveedores, de compañías que cooperan con organizaciones no gubernamentales. Cada vez es mayor la cooperación con el convencimiento que sí se pueden alcanzar fines que de otra manera uno solo no podría.

Se busca rentabilidad social, ¿y también económica?

Hoy, el enfoque moderno y eficaz de la responsabilidad social es el valor compartido. Que es el convencimiento de que creando valor fuera e impacto social en la sociedad donde ejerces tu labor generas también un retorno visible para la compañía. Es decir, que no es solo voy a dar allí; es que voy a dar pero voy a recibir. Que es tanto como saber que lo más rentable que hay en la vida es la generosidad. Claro, el retorno puede ser muchas veces en términos reputacionales, de apertura de nuevas líneas de negocio, en fidelización de tus propios empleados o en el aumento del orgullo de pertenencia, en fidelización de clientela... Todo eso tiene en última instancia un valor económico y así debe ser. Pero lo importante es que aborde problemas reales que tengan un impacto y que genere un retorno para la empresa.

¿El objetivo último es la transformación de la sociedad?

Todo esto tiene que ver con la transformación de la sociedad. La sociedad es obvio que está siempre en transformación. Las empresas son siempre unos agentes del cambio muy importantes, porque son los que actúan sobre todos los bienes y servicios, con todos los consumidores, y son los que por propia naturaleza antes se adaptan a los cambios y de alguna manera más rápidamente se mueven hacia el futuro. No son los únicos. Pero es verdad que las empresas tienen esa capacidad de transformación y lo que buscamos es una sociedad más justa, una sociedad más fuerte, con unas empresas más sanas.

Los ejes de Compartiendo son educación, empleo, inclusión e inversión responsable. ¿Es el empleo el que tiene mayor peso?

Las empresas, lo primero que tienen que hacer muy bien es aquello que es su cometido. Los bienes y servicios que producen y de cara a sus clientes. En su actividad generan empleo y de hecho el gran empleo lo crean las empresas, como es natural. Lo que es importante es que el negocio sea sostenible porque esa es la mejor garantía de la salud de la empresa y consecuentemente para la salud del propio empleo generado. Y por abrir otro eje, lo que vamos viendo con el tiempo es que las empresas cada vez prestan más atención a la diversidad en el empleo. ¿Por qué? Porque la diversidad es fuente de riqueza para la compañía y le ayuda a comprender mejor el mundo, a dirigirse mejor hacia sus clientes, porque tiene un abanico más grande, pero en paralelo lo que hace es que también ayuda a resolver problemas. Problemas que se llaman búsqueda de igualdad de oportunidades y ya sea por personas que puedan tener alguna discapacidad, distinta formación, distinto origen, con distinta orientación sexual… Por eso, no es solo la creación y mantenimiento de empleo. Es algo más: el aumento de la diversidad en el empleo, lo que es también una fuente de riqueza social.

Se acaba de formar el jurado de la octava edición de los Premios Seres. ¿Cuál es el propósito de estos galardones?

En Seres estamos convencidos del efecto transformador de la labor de las empresas, de la importancia del valor compartido y todo eso lo vemos en la vida práctica, en el día a día. Los premios son una manera de reconocer proyectos que de verdad abordan problemas reales por compañías que están en el ámbito de Seres, perteneciendo o no a Seres. Y el reconocimiento es la valoración por los demás de algo que tiene impacto. Los elementos para juzgar el valor del proyecto son: innovación, impacto social, impacto en la propia empresa... todos los ejes de nuestra actuación. Tenemos un jurado que reúne a todos los agentes que pueden opinar sobre esto, muy amplio. Es un proceso muy profesional y es una discusión muy honesta y comprometida de los propios miembros del jurado. La decisión del jurado es soberana. Las personas que estamos vinculadas a Seres tenemos algo de voz pero nada de voto.

¿Es posible todavía la innovación social?

Es fundamental hacer innovación social. Nuevos modos de contribuir en la sociedad. Nuevas maneras de tener impacto. Puede ser nuevo por utilización de tecnología, pero puede ser nuevo por cooperación, como hemos visto en #CompartiendoAlianzas, porque distintos agentes se unen para, aportando habilidades distintas, conseguir entre todos algo que, si no, no sería posible. Puede ser nuevo porque es un campo completamente inexplorado. Lo nuevo por definición es desconocido. Por eso parte de la misión de Seres es explorar qué se puede hacer, ya sea porque se está haciendo en otro sitio, ya sea porque lo experimentamos, ya sea porque alguien habla de ello, e importarlo.

Normas