referendum cataluña
Imagen de la Diada de 2015. AFP

DBRS cree que el secesionismo catalán perderá apoyo por la mejora económica

La agencia de calificación de riesgos asume que España mantendrá la unidad

400.000 personas se inscriben en la manifestación independentista de la Diada

Cataluña celebra este lunes la Diada y el número de inscritos en la manifestación independentista de la Asamblea Nacional Catalana (ANC) roza los 400.000, según informó este domingo la organización soberanista. Los analistas de la agencia de calificación de riesgos DBRS consideran, sin embargo, que el apoyo de los catalanes a la secesión está retrocediendo en paralelo a la mejora de la situación económica y ven improbable una división de España.

La agencia mantiene la clasificación de España estable (en un A, bajo) y espera que “España mantenga su unidad a medio plazo” habida cuenta la decisión del Gobierno central de mantener los “obstáculos legales e institucionales que impedirían la planes de secesión del gobierno regional”.

“Además de estos impedimentos, DBRS considera que el fuerte crecimiento económico y la rápida reducción del desempleo, tanto en España como en Cataluña, probablemente reduzcan el apoyo a la independencia”, reza su último informe sobre la materia.

DBRS asume que la buena tendencia macroeconómica ya está teniendo efectos puesto que las encuestas más recientes que maneja indican que a finales de junio solo un 41,3% de los catalanes apoyaba la independencia frente al 47,7% de un año antes, mientras que se oponen al proceso soberanista un 49,4% frente al 42,4% de junio de 2016.

Más allá, la firma considera que el nuevo modelo español de financiación regional ayudará a aliviar las tensiones y a reducir el apoyo a las iniciativas soberanistas en el futuro.

Aunque asume que, de llegar a celebrarse, el resultado del referéndum convocado para el 1 de octubre –suspendido por el Tribunal Constitucional la pasada semana- podría ser mayoritariamente favorable a la independencia, debido entre otras cosas a un importante nivel de abstenciones, DBRS cree que “la opinión pública podría estar cambiando lentamente a favor de mantener la unidad” de España.

El informe de la agencia de calificación de riesgos canadiense va en línea con el emitido el pasado viernes por la estadounidense Fitch, que ve poco verosímil que Cataluña vaya a ser independiente.

Normas
Entra en EL PAÍS