El secretario general de CC OO, Unai Sordo.
El secretario general de CC OO, Unai Sordo.

CC OO exige al Gobierno 23.000 millones para educación y sanidad hasta 2020

Inicia movilizaciones en el sector público de cara a la negociación de los presupuestos del Estado

Insta al Ejecutivo a recuperar los puestos de trabajo destruidos durante la crisis

El sindicato Comisiones Obreras (CC OO) ha exigido este jueves al Gobierno que invierta unos 23.000 millones de euros en educación y sanidad en esta legislatura. También ha pedido que se recuperen los empleos destruidos durante la crisis y afianzar los servicios públicos. 

Esta cantidad que CC OO solicita al Estado hasta 2020 es la necesaria para que la inversión en ambos sectores alcance los niveles de inversión previos a la crisis. En 2009 se destinó el 5,09% del PIB a educación, cifra que en la actualidad se sitúa en el 4,1%, lo que se traduce en alrededor de 10.000 millones de euros menos, aproximadamente. En el caso de la sanidad, hoy se invierte el 5,9% del PIB frente al 7,2% previo a la crisis: un tijeretazo de más de 13.000 millones de euros. 

Ante esta demanda, que se enmarca en las próximas negociaciones para diseñar los Presupuestos Generales del Estado de 2018, el sindicato ha anunciado una campaña de movilizaciones para que el Ejecutivo tenga en cuenta sus demandas y no descarta "actuaciones más contundentes" durante la negociación de las cuentas públicas.

Bajo el lema Vamos a recuperar lo arrebatado, CC OO ha instado al ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, a que la "recuperación económica" de la que hace gala el Gobierno se deje notar en el sector público y llegue a la ciudadanía. El sindicato centra su campaña en los derechos laborales, el empleo público, la inversión en el sector y la recuperación del poder adquisitivo que los funcionarios han perdido desde el inicio de la crisis.

Es más, los responsables de los sectores de la sanidad y la educación de CC OO han asegurado que no descartan una huelga general en el sector público si no se tienen en cuenta sus peticiones, pero para ello tendrían que contar con el apoyo de las otras fuerzas sindicales.

Por su parte el sindicato de funcionarios CSIF, solicita fundamentalmente que el colectivo recupere el poder adquisitivo perdido y la vuelta a las 35 horas laborales en toda la Administración, además de la recuperación de más de 230.000 empleos públicos perdidos desde 2011. Esta central y UGT coinciden con CC OO en que si Montoro no tiene en cuenta sus reivindicaciones, habrá más movilizaciones.

En lo referente al empleo, el sindicato que dirige Unai Sordo desde junio pasado, pide que universalicen las ofertas a todos los servicios y que se recuperen los puestos de trabajo destruidos en los últimos años, alrededor de 300.000, según Pepe Fernández, secretario general de la Federación de Servicios a la Ciudadanía de CC OO.

Alrededor de 36.500 personas perdieron su empleo en la educación pública desde 2009, de los que 22.000 eran profesores de educación obligatoria, 4.500 de enseñanza universitaria y 10.000 personal administrativo y de servicios. En la sanidad española fueron cerca de 28.000. Para lograr esa recuperación, los responsables sindicales consideran "indispensable" la supresión de la tasa de reposición, el ratio que determina el número de nuevos funcionarios que pueden incorporarse a la administración pública en función de las bajas del año anterior. 

También exigen una subida salarial "por encima del IPC", como mínimo, y recuperar el 5% perdido en pagas extraordinarias y otros conceptos económicos.

"El sector público ha sido el colectivo sometido a una precariedad más dura por parte del Gobierno desde 2010", ha asegurado Mercedes González, secretaria confederal de Acción Sindical de CC OO, que añadió que los funcionarios deben recuperar el poder adquisitivo del que disfrutaban antes de la crisis, cifrado entre el 12% y el 21%, dependiendo del sector. 

En la línea de los derechos laborales, CC OO destaca que la negociación colectiva es otro de los puntos centrales de la campaña, junto con la recuperación y extensión de las 35 horas laborales y que los trabajadores con incapacidad temporal reciban el 100% de la prestación. 

En la tarde de este jueves, representantes de los tres grandes sindicatos de funcionarios (UGT, CC OO y CSIF) han mantenido una primera toma de contacto con el ministro Montoro en la que expusieron todas estas premisas. Fuentes sindicales han destacado que el titular de Hacienda se ha mostrado receptivo y se ha comprometido a estudiar las propuestas que los sindicatos le han puesto sobre la mesa. 

Normas
Entra en EL PAÍS