Quién es quién en la calle Preciados pulsa en la foto

Las grandes marcas toman posiciones en la calle Preciados

Cinco inmuebles se encuentran a la espera de reabrir, con Mango y Pull & Bear en dos de ellos

Las rentas por alquiler han subido un 34% desde 2013 en la calle más comercial de la ciudad

La calle Preciados es la más deseada por la capital para el comercio, pero en los últimos años se ha caracterizado por la escasa disponibilidad para la entrada de nuevos operadores. Ahora, con el repliegue de algunos grupos como El Corte Inglés o Cortefiel, se abre una nueva vida para esta arteria comercial.

En la actualidad, son hasta cuatro los edificios que se encuentran a la espera de nuevos inquilinos que instalen sus nuevas flagship store. El lugar es el idóneo para este tipo de establecimientos de gran tamaño por los que está apostando la moda: gran afluencia de público y ubicación emblemática.

De los cinco espacios vacíos, en dos de ellos ya se conocen los operadores. En el número 9, Pull & Bear, del grupo Inditex, abrirá la que será su tienda más grande, con más de 2.000 metros cuadrados. Este inmueble ha protagonizado dos operaciones en los últimos años. IBA Capital adquirió en 2013 el inmueble y este año se lo han vendido a Generali. El inmueble estaba ocupado hasta hace unos meses por El Corte Inglés, que le dio distintos usos como zapatería deportiva o juguetería, y por el Danubio Azul.

Un poco más abajo, hacia la Puerta del Sol, en la calle se encuentra una de las grandes apuestas de Mango por la capital. La compañía, que acaba de anunciar sus resultados del año pasado en el que entró en pérdidas, duplicará el tamaño de su actual tienda en la calle, anexionándose el edificio contiguo. El local, cuya apertura está prevista para inicios del año que viene, completará junto al de la calle Orense, Goya y, este mismo año, Serrano, la apuesta de la compañía por la capital. “Teníamos una asignatura pendiente en la capital porque no teníamos tiendas insignia”, llegó a apuntar Daniel López, vicepresidente de la compañía textil.

Los otros dos inmuebles se encuentran a la espera de inquilino. El primero, en el número 13 corresponde al antiguo local de Springfield, del grupo Cortefiel, cerrado en la reestructuración de la compañía. El edificio, que incluye un hotel que da a la calle Maestro Victoria, fue adquirido por Trinitario Casanova e inmediatamente vendido al fondo Hines. Baraka, el grupo del empresario murciano, se sigue encargando de la rehabilitación del inmueble para la reapertura como flagship, sin desvelar la marca que lo ocupará.

El cuarto edificio corresponde a la antigua librería de El Corte Inglés, con entrada también por la Puerta del Sol. Pertenece a Thor Equities, un fondo estadounidense que ha estado especialmente activo en compras de edificios en zonas comerciales como la aledaña Puerta del Sol (la tienda de Apple) y en la también muy comercial calle de Fuencarral.

Por último, en el número 17, la consultora Cushman & Wakefield busca inquilino para un inmueble en obras.

La existencia de dos grandes locales sin inquilino abre la puerta a grandes operadores que no están presentes. “Al tratarse de un área más turística, acoge especialmente a las marcas mass market dirigidas al gran público. Es una zona en la que se consigue gran visibilidad y ya hay propietarios que están apostando por diseñar locales distintivos, que serían idóneos para flagship”, defiende Sergio Fernandes, director de retail de la consultora JLL. Se conoce que marcas internacionales como Uniqlo, Under Armour, Top Shop o Superdry han buscado por la zona ubicaciones para sus establecimientos.

Aunque Gran Vía ha acaparado los flashes en los últimos años en Madrid desde el desembarco de Primark con la tienda de ropa más grande de España, Preciados se mantiene como la calle más cara de la capital. Según la consultora Cushman & Wakefield, las rentas se sitúan en torno a los 3.060 euros por metro cuadrado al año de media. Solo le supera la barcelonesa Portal del Ángel, con 3.300 euros el metro cuadrado.

La alta demanda y la escasa oferta ha provocado que en apenas cuatro años se hayan disparado las rentas por alquiler un 34%, tal y como muestran los datos de JLL. “Es un área de una afluencia turística sin comparación, lo que convierte a Preciados, en un punto de gran interés a nivel comercial”, añade Fernandes. La consultora todavía prevé recorrido al alza de las rentas y estima que subirán otro 11% hasta finales de 2020.

Esta renovación en las tiendas coincide en el tiempo con el apetito inversor de fondos internacionales, como Hines, Generali o Thor, por comprar estos inmuebles comerciales. “Antes éste era un sector en el que los privados nacionales predominaban”, se señala en el último informe sobre retail de Cushman & Wakefield. “Hoy día, varios fondos institucionales buscan activamente producto de high street (calle comercial), apostando por operaciones de desarrollo de producto”, se añade.

Los cambios en los otros ejes de la capital

Puerta del Sol. El cierre de locales de Cortefiel también ha afectado a la céntrica plaza y su tienda ha sido sustituida por Sephora. Thor Equities protagoniza dos de las vacantes en la plaza. Además de la librería de El Corte Inglés, es propietaria de la antigua zapatería Nuevos Guerrilleros, hoy sin inquilino. El número 9, junto a la tienda de deportes de El Corte Inglés, tiene un proyecto de galería comercial desarrollado por Renta Corporación y Kennedy Wilson.

Gran Vía. Todas las grandes marcas buscan estar en el tramo central de la Gran Vía, pero la saturación hace que en el último año no haya habido grandes cambios. Las rentas por alquiler en esta arteria se encuentran al alza y JLL prevé que se aproximen a las de Preciados. Aunque hay diferencias, ya que los otros dos tramos (de Callao a Plaza de España y de Montera a Alcalá) están menos demandados. Aquí, los cambios están llegando por operadores de restauración, como ha anunciado Carl’s Jr. El mayor local disponible es el de Gran Vía, 48, donde estaba C&A y que, un año después, sigue sin inquilino.

Fuencarral. De los 557 locales comerciales que suman Preciados, Gran Vía, Sol y la calle Fuencarral, según Cushman & Wakefield, la mitad están en esta última calle. Con mayor rotación que las otras vías, los principales cambios han llegado por parte de Decathlon, que ocupará el Mercado de Fuencarral, y H&M, que abrirá una flagship de su enseña COS.

Normas
Entra en EL PAÍS