Mercado inmobiliario

Operación relámpago de Trinitario Casanova en la calle Preciados

El empresario murciano compra un edificio en la vía madrileña y lo traspasa de inmediato al fondo Hines, que lo destinará a una gran 'flagship store'

Operación relámpago de Trinitario Casanova en la calle Preciados

Segunda operación relámpago Trinitario Casanova. Y con los mismos protagonistas. El empresario murciano formalizó ayer la compra de un edificio en la calle Preciados de Madrid, la más cara para ubicar un comercio en la ciudad, e inmediatamente se lo vendió al fondo texano Hines.

El inmueble adquirido en Preciados por el dueño del Grupo Baraka cuenta con cerca de 1.700 metros cuadrados, repartidos en sótano, planta baja y cuatro plantas sobre rasante. La idea es que el edificio se adapte íntegramente para uso comercial y convertirlo en un flagship para una gran marca.

Se trata de la misma operativa que Casanova utilizó en la compra de una sucursal de Bankia en Gran Vía de Madrid el pasado año, una transacción en la que también el vendedor final fue Hines, y que se cerró cuando se confirmó que la hamburguesería Five Guys ocuparía ese espacio. A cambio obtuvo una rápida plusvalía.

Se asemeja también a su gran operación en Madrid, la compra del Edificio España al grupo chino Dalian Wanda, una transacción por 272 millones que todavía no ha cerrado y que ya cuenta con la hotelera Riu como socio inversor y enseña que gestionará el futuro hotel. Aún así, en septiembre, el empresario murciano ya admitía que necesitaba 200 millones para abordar la reforma, por lo que el puzzle para acometer la adquisición y obras no ha acabado.

De hecho, desde el mercado no se descarta que también opere de la misma forma: con un socio financiero al que traspasar la operación una vez que ya se conoce quién gestionará el hotel.

En el caso del número 13 de la calle Preciados, Casanova ha comprado el inmueble a varias familias, en una operación asesorada por Pérez-Llorca y Cushman & Wakefield. Los protagonistas no han comunicado el precio de la operación.

En ese edificio, Cortefiel decidió cerrar la tienda de su marca Springfield. También allí se ubica actualmente una firma local de moda llamada Símbolo.

Normas