El tirón del empleo se concentra en asalariados de la industria y los servicios a tiempo completo pulsa en la foto

El tirón del empleo se concentra en asalariados de la industria y los servicios a tiempo completo

La ocupación avanza 512.000 personas en el año, con 375.000 en el segundo trimestre

El empleo sigue creciendo como si no hubiera mañana. En el segundo trimestre del año avanzó en 375.000 personas (4.166 ocupados adicionales cada día) y en los últimos doce meses acumula un incremento de 512.300 (1.403 cada día), según los datos revelados este jueves por la Encuesta de Población Activa (EPA). En términos relativos, el avance anual es del 2,8%, prácticamente una tasa similar al avance del producto interior bruto, y coloca ya el nivel de ocupación en los 18,813 millones: 1,8 millones por encima del mínimo del primer trimestre de 2014 en el que lo dejó la crisis, y a 1,8 millones del máximo que marcó en 2008. Este ritmo de avance es incluso superior al previsto por las autoridades económicas y los expertos, que cifraban el avance del empleo para este año ligeramente por debajo del medio millón de puestos de trabajo. El alza en el segundo trimestre es del 2,03%, y del 0,9% en tasa desestacionalizada.

Con este comportamiento de la ocupación, el desempleo ha reaccionado en consecuencia, con un desempeño incluso más abultado. En los últimos doce meses el descenso es de 660.400 personas, un 14,4%, y deja el número de parados en los 3,914 millones, por debajo del umbral de los cuatro millones por vez primera desde el año 2009. En los tres meses de la primavera el descenso ha sido de 340.700 parados, nada menos que 3.785 cada día.

Con este ajuste, la tasa de paro (número de desempleados respecto al total de activos que trabajan o buscan empleo) ha descendido hasta el 17,22%, que es la media histórica de desempleo en España. Pero para calibrar correctamente este descenso hay que compararla con el 26,94% de tasa de desempleo que registró España en el primer trimestre de 2014, cuando más arreciaba la recesión.

El descenso de la tasa de desempleo en el último año ha sido de casi tres puntos, y cierra el semestre entre los hombres con un paro del 15,64% y entre las mujeres con una tasa del 19,04%. Si analizamos el colectivo de españoles y extranjeros con doble nacionalidad, la tasa de desempleo queda en el 16,35%, y la de los extranjeros no nacionalizados en el 23,65%.

El segundo trimestre tiene un componente muy estacional en la economía, con un repunte notable en el turismo. Por ello, una muy buena parte del empleo generado en los tres meses de la primavera tiene carácter temporal: nada menos que tres de cada cuatro. Pero tomando el año completo, los últimos doce meses, el empleo temporal supone solo tres de cada cinco empleos, mientras que dos son fijos.

El tirón del empleo se ha concentrado, además, entres los asalariados (502.000 de los 512.000 nuevos ocupados), y lo ha hecho en actividades como la industria (139.500 empleados más) o en los servicios (244.100), prácticamente todos ellos en el sector privado, y muy mayoritariamente empleados a tiempo completo.

De hecho, el empleo a tiempo parcial retrocede en el último año, según los datos de Estadística. Por tanto, la ocupación muestra elevada solidez y un nivel de calidad relativamente alto, únicamente ensombrecido por el avance de la temporalidad en los tres últimos meses. Los asalariados avanzan a tasas del 3,3%, muy superior al 2,8% que aumenta el empleo agregado, mientras que los trabajadores por cuenta propia crecen solo un 0,3%, con mejor comportamiento de los empleadores que los autónomos sin empleados.

El crecimiento de los puestos de trabajo en la industria en los últimos doce meses llega al 5,6%, mientras que en los servicios lo hace al 1,7%. Esta diferencia tiene su explicación en la madurez que ha alcanzado ya el sector de los servicios, con niveles de ocupación superiores a sus máximos cíclicos anteriores, y al trasvase de actividad desde la construcción a las manufacturas exportables.

No obstante, en la construcción en el último año la mejora de la ocupación no es despreciable, pues supera el 5%, aunque en términos absolutos es todavía muy modesto.

El comportamiento del empleo ha sido homogéneo por colectivos de edad en los tres últimos meses, mientras que en el año los grupos de 30 a 39 años han perdido ocupación. Por sexo, el desempleo ha sido muy similar tanto en la primavera como en los últimos doce meses.

En términos geográficos la ocupación se comportó con bastante homogeneidad. Se incrementó en todas las comunidades autónomas, con la única excepción de Castilla La Mancha, donde registró un descenso. Los avances más voluminosos se concentraron en Cataluña, Baleares y Andalucía, tres comunidades con fuerte presencia de la actividad turística.

El 13% de los padres y el 30% de los hijos

Situación familiar. La tasa de paro de las personas que son cabeza de familia en su hogar descendió en el último año desde el 16% al 13,8%, mientras que la tasa de paro de sus hijos continuó en el 30,6%; no obstante, descendió cinco puntos en el año.

Hogares. De los 18,5 millones de hogares, hay 13,38 millones en los que reside al menos un activo, y 10,1 millones con pleno empleo, 440.000 más que hace un año. Con paro pleno existen 1,27 millones hogares, 216.000 menos.

Normas
Entra en EL PAÍS