Ibex: las Bolsas europeas zanjan una sesión insípida

El selectivo español corrige un 0,35%

El crudo toma distancia de los mínimos de noviembre

Ibex 35
Un hombre pasea por un panel de cotizaciones en Tokio AFP

La festividad en Wall Street dejó huérfanas a las Bolsas europeas. El Ibex se anotó una caída del 0,35%, hasta los 10.611,4 puntos, con la ampliación de Santander como única referencia. El banco ampliará capital por 7.072 millones para hacer frente a la integración de Popular a un precio de 4,85 euros. Sus títulos cayeron un 0,78%, hasta los 5,95 euros.

IBEX 35 9.493,60 -0,20%
SANTANDER 4,48 -0,06%

Técnicas Reunidas y Bankia lideraron las alzas, con un 1,77% y un 1,58%, respectivamente. Tras ellas Acerinox sumó un 1,02%%. Acciona y Dia fueron los valores más castigados, con caídas del 1,69% y un 1,66%.

La rentabilidad del bono español a diez años bajó hasta el 1,52% y la prima de riesgo descendió hasta los 104,5 puntos básicos.

Ante la falta de estímulos y referencias de calado los inversores dirigen su mira al mercado del crudo. El petróleo se aleja de los mínimos del año. El barril de Brent acumula nueve sesiones consecutivas al alza. Una racha con la que el crudo logra alejarse de los mínimos de noviembre –previos a la firma del acuerdo de recorte de la producción en 1,2 millones diarios– que alcanzó el pasado 22 de junio.

Una revalorización que coincide con el anuncio de que la Organización de Países Productores de Petróleo (OPEP) elevó en junio sus exportaciones a 25,92 millones de barriles al día, lo que supuso un incremento de 1,9 millones. Alzas que se suman también a las registradas por otros países productores como Libia y Nigeria y que el mercado entiende como una señal de que recuperación de la cuota de mercado del cártel petrolífero frente a otros países productores, como Estados Unidos, seguido por Brasil y Canadá.

En el caso de EE UU, el país ha impulsado en los últimos tiempos ha impulsado el fracking para lograr la independencia energética, aún cuando el crudo se sitúa por debajo de los 60 dólares. Si bien, los analistas apuntan que el incremento de la producción de petróleo en EE UU podría haber tocado techo y estar ralentizándose.

Una circunstancia que beneficiaría a la OPEP y sus intentos por controlar el precio del petróleo, que han llevado a la organización de países productores a mantener los recortes de la producción nueve meses más para intentar frenar la caída de la cotización. “El esperado reequilibrio entre la oferta y la demanda está tardando más de lo que pensábamos”, afirma Richard Turnill, director mundial de estrategia de Inversión en BlackRock.

Los analistas de BMI Research apuntan a Reuters que “ven la recuperación de los precios del petróleo en el segundo semestre del año desde los actuales niveles, con los recortes de la producción de la OPEP y una desaceleración del crecimiento mundial de la demanda”. Así sitúan al Brent en los 54 dólares en el segundo semestre del año y en una media de 55 dólares para el próximo ejercicio.

Desde Julius Baer, el responsable de análisis de macro y materias primas, Norbert Rücker, afirma que el mercado de petróleo se “está tomando un respiro mientras los precios se recuperan de los mínimos”. En su opinión, es demasiado pronto para predecir si la producción de fracking se enfriará en respuesta de los recientes mínimos.

La subida registrada en el petróleo tuvo también su continuidad en el precio del gas natural, que se anotó una subida del 1%, en una jornada festiva en EE UU que habría impulsado el cierre de posiciones entre los operadores.

Catar dio a conocer además ayer sus planes para elevar un 33% su producción de gas natural licuado hasta 2024 gracias a un nuevo descubrimiento en un yacimiento que comparte con Irán en medio de la presión económica de los países vecinos del Golfo Pérsico que le acusan de apoyar el terrorismo. De esta forma, la producción de gas natural licuado de Catar pasará de los 77 a los 100 millones de toneladas anuales, consolidándose como el mayor productor mundial de gas natural licuado. De acuerdo a datos de Shell, la producción global de GNL se situó en 2016 en los 265 millones de toneladas.

Normas