Santander amplía capital en 7.000 millones con un descuento del 18%

Los accionistas recibirán derechos de suscripción en una proporción de 10 por uno

La operación arranca el jueves; el precio de venta es de 4,85 euros

Banco Santander
Ana Botín, presidenta de Banco Santander.

Banco Santander ampliará capital por 7.072 millones de euros para hacer frente a la integración de Popular, según comunicó anoche a la CNMV. La operación arrancará el próximo jueves y los accionistas tendrán derecho a adquirir una acción nueva por cada 10 actuales.

La emisión de las nuevas acciones se ha cerrado a 4,85 euros por título: un nominal de 0,50 euros más una prima de emisión de 4,35 euros. Este precio supone un descuento del 19% respecto al cierre de cotización del lunes, 6 euros por acción, y del 17,75% respecto al cierre del precio teórico sin derecho de suscripción. El periodo de cotización de los derechos de suscripción preferente se extenderá entre el 6 y el 20 de julio.

La operación ya está asegurada por un sindicato de bancos, con lo que el desembolso necesario para la recapitalización de la entidad está cubierto antes de que los inversores hagan su desembolso. Tanto la ampliación de capital como su volumen, 7.000 millones de euros, habían sido adelantados por el Santander poco después de cerrar la compra de Popular.

La entidad presidida por Ana Botín ha contratado a Citi y UBS como coordinadores. La operación, según fuentes del mercado, “será fácil de cubrir”. La anterior ampliación –realizada en 2015 y de similar volumen– estuvo dirigida a institucionales, no tuvo derecho de suscripción preferente y se cubrió en una sesión.

En esta ocasión, sí contará con derecho de suscripción preferente para todos aquellos que estén interesados en mantener su participación. Está pendiente de ver la acogida de la ampliación de capital entre los inversores, pero desde el día del anuncio de la compra de Banco Popular se anota una subida del 3,44% en Bolsa. El lunes cerró en los 6 euros por título tras anotarse una subida del 3,63% en la sesión. Santander amplió capital por última vez en enero de 2015. La entidad presidida por Ana Botín captó 7.500 millones con un descuento del 6,9%.

Con los fondos obtenidos el banco debe realizar un notable esfuerzo de saneamiento en el Banco Popular. Aunque la entidad ha sido traspasada al Santander por un euro y tanto sus accionistas como sus inversores en deuda subordinada asumieron unos 8.000 millones de pérdidas, el Santander aún debe provisionar activos tóxicos en Banco Popular: 7.200 millones de euros para que la cobertura de créditos inmobiliarios e inmuebles esté en línea con el sector. En paralelo, el mayor volumen de activos obliga al banco a elevar sus fondos propios.

Queda por ver en qué medida va a compensar Banco Santander a los accionistas de Popular que perdieron toda su inversión, en especial a los que acudieron a la ampliación de junio de 2016 por 2.500 millones de euros. Los servicios jurídicos de la entidad están analizando las distintas opciones para compensar a los inversores –el 75% de sus empleados acudieron a dicha ampliación–, 300.000 pequeños inversores en total, para lo que está negociando con Bruselas y el BCE, dado que Popular ha sido el primer banco intervenido por el nuevo sistema MUR.

Adicionalmente, Santander ha anunciado que pagará 0,06 euros el próximo 4 de agosto en su primer dividendo a cuenta del beneficio de 2017. El cupón de este año supone un incremento del 9% respecto al abonado en el mismo periodo del año anterior, 0,055 euros por título.

Normas