Banca

Parte de los 25.000 accionistas hacen caja en Liberbank que se hunde un 14% en Bolsa

El 'hedge fund' Oceanwood ha comprado un 1,5% del capital adicional

Los expertos consultados aseguran que no es un nuevo ataque, sino una recogida de beneficios

Parte de los 25.000 accionistas hacen caja en Liberbank que se hunde un 14% en Bolsa

Los nuevos bajistas han sido vetados por los poderes de la CNMV en Liberbank. Al menos, los nuevos. El supervisor invocó el reglamento europeo sobre posiciones cortas de marzo de 2012 para evitar una espiral bajista con movimientos desordenados y una potencial amenaza a la estabilidad financiera. El coordinador de las comisiones europeas de valores, ESMA, ha dado su bendición a esta prohibición, que será revocada en un mes.

La CNMV blindó el valor al prohibir ayer las apuestas bajistas contra el banco. La misión: evitar las caídas con movimientos extremos y desordenados. La resurrección fue instantánea. El gesto del supervisor presidido por Sebastián Albella surtió efecto de inmediato. “Los inversores que apuestan contra el valor saben que tienen enfrente al supervisor y al Gobierno; es lógico que huyeran”, señala un operador. 

Pero el blindaje es limitado, pues obviamente no impide vender a los dueños de las acciones, aunque esté censurada la apertura de nuevas posiciones cortas. Liberbank cuenta con alrededor de 25.000 pequeños accionistas que si entraron en los peores momentos del valor acumulan cuantiosas plusvalías.

El viernes 9 de junio, la entidad llegó a caer alrededor de un 40% en el momento en el que se acumularon más órdenes de venta en su particular viernes negro. Así cotizó en el momento de más presión bajista a 0,52 euros por título. Las ganancias superan el 80% para los que entraron en torno a ese precio respecto al cierre de ayer de 0,96 euros por acción. 

LIBERBANK 0,50 1,23%

Es lógico que una parte de los accionistas haga caja. Pero los movimientos de ayer y el de hoy añaden presión y exacerban los movimientos desordenados que la CNMV trata de evitar a toda costa.

El valor es de pequeño tamaño con una capitalización de menos de 800 millones de euros –767 millones a cierre de hoy y años luz de los más de 2.000 millones que llegó a alcanzar en mayo de 2014 cuando sus acciones se pagaban a más de 2,3 euros–, y el capital que cotiza libremente en Bolsa también es inferior al 50%, con un 41,8%. Los accionistas de Liberbank son las fundaciones de las antiguas cajas de ahorros de Asturias, Cantabria y Extremadura (45,5%). También están la familia Masaveu (5,1%) y el hedge fund Oceanwood Opportunities (12,08%).

El fondo con sede en Londres Oceanwood, que participa en Liberbank a través de dos carteras –Opportunities e Invesment II– comunicó con fecha de ayer a la CNMV un aumento de su participación en el banco surgido de la unión de los negocios de Cajastur, Caja Cantabria y Caja de Extremadura de 1,488 puntos porcentuales del capital, equivalentes a 13,8 millones de acciones, valoradas en unos 11,3 millones de euros.

La entidad salió a Bolsa en mayo de 2013 a través de un listing (sin una colocación expresa de acciones, ni nuevas ni antiguas) en mayo de 2013 con un precio de referencia de 0,4 euros por acción. Y marcó un mínimo histórico de 0,594 euros el 30 de junio de 2016.

La entidad cerró el pasado 9 de junio con posiciones cortas sobre el 1,39% del capital. Exactamente el mismo porcentaje que el 26 de mayo, pese a que fuentes del supervisor que preside Sebastián Albella aseguran que el pasado viernes, cuando la acción llegó a desplomarse cerca de un 40%, comenzó a detectarse un aumento de las apuestas bajistas.

Normas