Investigación judicial

El juez imputa a la cúpula del HSBC en 2006 y 2007 por la lista Falciani

Cita como investigados a siete directivos por blanqueo y organización criminal

El auto se conoce un día después de la imputación de 10 directivos de Santander y BNP

Edificio de HSBC en Londres.
Edificio de HSBC en Londres. REUTERS

El juez de la Audiencia Nacional José de la Mata ha emitido un auto ordenando la citación como investigados –nueva denominación para los imputados- para los miembros de la cúpula de HSBC Private Bank Suisse en los años 2006 2007 al entender que pudieron ayudar a fortunas españolas a ocultar patrimonio a la Hacienda pública, y blanquearlo.

Las actuaciones se basa en la investigación abierta a partir de la llamada lista Falciani, un listado que detalla las cuentas de clientes de HSBC ocultos tras supuestas cuentas globales, u ómnibus, que un extrabajador de la filial helvética -Hervé Falciani- ha entregado a las autoridades.

La decisión del juez se conoce un día después de que se supiera de otro auto del magistrado en el que cita como investigados a siete directivos de Banco Santander, y a tres de BNP Paribas, responsables de la prevención de blanqueo en estas entidades que no habrían evitado cientos de operaciones irregulares con el HSBC.

El auto conocido este jueves imputa por delitos continuados de blanqueo de capitales y organización criminal a Peter Widmer, expresidente del consejo de administración de HSBC Private Bank Suisse; Christopher Meares, que fue consejero delegado en 2007; Clive Bannister, consejero delegado un año antes; Beatriz Sánchez, exmiembro del comité de mercados; Pierre-Alain, que participaba en la dirección general del grupo Aedir; María Sánchez, que estaba adscrita al grupo Iberia y Didier Péclard, exresponsable del servicio jurídico y de cumplimiento normativo. "Ninguno de los investigados trabaja ya en la entidad y el juez no ha detectado ningún indicio de que la sucursal en España de HSBC participara en los movimientos de fondos de los clientes españoles", recuerda la portavoz del banco en el país. 

El escrito del juez recuerda que “los hechos que están siendo objeto de la investigación en este procedimiento, que fueron calificados como delitos contra la Hacienda Pública y continuados de blanqueo de capitales, aparecían caracterizados por la utilización” de “estructura bancarias aportadas por HSBC, que canalizaba el ocultamiento de fondos y patrimonios de personas físicas y jurídicas con obligación de contribuir en España”.

“La repatriación de las cantidades generadas por los fraudes fiscales objeto de la presente instrucción, según los indicios apuntados, se ocultó en España a los organismos supervisores de las transacciones exteriores y a la propia Hacienda Pública”, explica el auto, que detalla que, aparentemente, Santander y BNP ayudaron a HSBC en dicha operativa.

Este presunto entramado permitió, por ejemplo, que el expresidente de Banco Santander Emilio Botín, ya fallecido, y su hermano Jaime, ocultaran la propiedad de un 8% del capital de Bankinter, sin que el resto de accionistas lo supieran.

El juez destaca que los datos facilitados por Falciani permiten seguir esta operativa entre los años 2005 y 2008, si bien asume que el sistema “podría continuar en los años posteriores” como se deduce de la documentación requerida a las distintas entidades.

De Andorra a sociedades pantalla

La investigación revela que la mayoría de las operaciones irregulares se realizaron mediante transferencias opacas si bien en algún caso documentado “el gestor advierte al cliente de los riesgos de cruzar la frontera con importantes sumas de efectivo”. De hecho, apunta el auto, “hay casos donde la repatriación se canaliza vía transferencias a Andorra”,

“Los peritos concluyeron que el funcionamiento del banco HSBC está preparado para la ocultación del patrimonio y datos sensible de sus clientes”, expone el auto, que detalla que los informes “reflejan la oferta de servicios del banco entre ellos la creación de sociedades pantalla” para eludir la regulación.

Normas