Laboral

Así vende la CEOE la labor que realiza para las empresas

Defiende que la negociación colectiva aborde más asuntos que los salarios

Así vende la CEOE la labor que realiza para las empresas

La llegada de Ana Plaza a la Secretaría General de CEOE no fue fácil. Ligada siempre al mundo de la empresa, la imagen que ella había tenido hasta entonces de la patronal era precisamente la que le encargaron que debía transformar. Así lo relató ella misma recientemente durante su participación en la serie de almuerzos que organiza Deusto Business School con las personalidades más destacadas del mundo económico y empresarial.

De esta forma, esta experta en el ámbito financiero, con más de 20 años de experiencia en empresas como PricewaterhouseCoopers, Abengoa, Telvent, su filial tecnológica; y Microsoft tuvo a partir de finales de 2012, cuando desembarca en la patronal, que hacer lo indecible para modernizar por dentro la CEOE y cambiar la imagen que para buena parte del tejido empresarial español seguía teniendo esta organización. “A la CEOE se la conocía sobre todo por su posición en los grandes temas del país y por sus declaraciones públicas relativas a la negociación colectiva, pero detrás existe mucho más trabajo que no llega a las compañías”, admitió Plaza. Lo primero que tuvo que abordar fue un ajuste de plantilla dolorosísimo, según sus palabras, y un cambio radical en algunas formas de trabajar. “Había gente que llevaba muchos años haciendo lo mismo y, por lo tanto, habían adquirido ciertas inercias”, aseguró.

Hoy por hoy dicho ajuste ha concluido y esta organización ha logrado financiarse al 100% y en exclusiva con las cuotas que pagan sus asociados, “un dato que tampoco conoce la opinión pública, no recibimos ni un euro de subvenciones públicas”, apostilló.

Una vez superada la reestructuración interna, la CEOE quiere que se sepa que produce más de 1.000 documentos al año, a los que se puede acceder de forma completamente gratuita a través de su página web, si bien algunos de esos informes también se editan en papel. Muchos de sus estudios son remitidos al Gobierno porque contemplan medidas para implementar en distintos sectores, como el Plan Digital 2020 recientemente enviado al ministro Álvaro Nadal. Especialmente orgullosa se mostró Ana Plaza del análisis que cada año realiza la patronal de la cantidad de leyes que se producen en todos los niveles de la Administración, muchas de las cuales no se aplican, son contradictorias con otras normas o, simplemente, “no sirven para nada”.

En este sentido, puso como ejemplo que en 2016, año en el que la mayor parte transcurrió con un Gobierno en funciones, contabilizaron más de un millón de páginas en el BOE de nueva producción normativa. Con un parlamento mucho más fragmentado, la secretaria general de la CEOE espera que las nuevas leyes que se aprueben, además de menos numerosas, al menos sean mejores en cuanto a su calidad y más estables en el tiempo.

En este asunto, trabajan con el Gobierno en medidas concretas para reducir la producción normativa y eliminar las múltiples trabas burocráticas que aún existen a la actividad empresarial.

Principales retos de futuro

Digitalización. La secretaria general de la CEOE hizo especial énfasis al referirse a la digitalización que está emprendiendo la economía en general y las empresas en particular. “Puede ser la diferencia, lo que marque la distancia entre unos países y otros. Si España logra ponerse por delante, el PIBpodría crecer hasta un 40%. Además, creo firmemente que frente a la opinión general, la digitalización no tiene por qué destruir empleos, sino que los creará, es urgente actuar”.

Negociación colectiva. Y aunque reacia a desvelar las entrañas del pacto que negocian con los sindicatos, Plaza lanzó un alegato para que las empresas aborden la negociación colectiva debatiendo de más asuntos que los sueldos. “Debemos ganar más competitividad hablando de formación, absentismo o igualdad”, dijo.

Normas