Convenio salomónico en el seguro: dependerá del PIB y de la inflación

Unespa y sindicatos firman un nuevo convenio colectivo

Si los precios suben más del 2%, se revisarán al alza las remuneraciones

Un ciclista pasa frente a una sucursal de Mapfre, en Madrid.
Un ciclista pasa frente a una sucursal de Mapfre, en Madrid.

Los 70.000 empleados del sector de las aseguradoras, las mutuas colaboradoras de la Seguridad Social y las corrredurías de seguros van a volverse bizcos mirando a dos indicadores económicos simultáneamente: el PIB y el IPC.

Incrementos salariales pactados en el sector asegurador.
Incrementos salariales pactados en el sector asegurador.

De acuerdo con el nuevo convenio colectivo firmado por la patronal (Unespa) y los principales sindicatos (CC OO y UGT), la revalorización salarial dependerá de estos dos factores. En primer lugar se tendrá en cuenta la evolución de la economía española, pero después se aplicará un factor corrector en función de cómo se han comportado los precios.


Ejemplo

Por ejemplo, si el PIB español avanza este año un 3% (como espera el Gobierno), se aplicará un incremento salarial a estos 70.000 trabajadores del 2%. Con una salvedad: si los precios se disparan (más del 2%), el incremento sería del 2,4% y, en cambio, si los precios se moderan mucho (IPC inferior al 1%), los sueldos solo subirían un 1,6%.

Los representantes de las empresas (también incluyen a la patronal de las mutuas, AMAT, y de las corredurías, Asecore) y los de los trabajadores han buscado esta forma salomónica para tratar de solventar un dilema al que se enfrenta la negociación colectiva desde hace varios años.

La ley de desindexación de la economía española, aprobada en 2015, ha tratado de desvincular la evolución de los salarios, las pensiones y otros indicadores económicos a la simple evolución del IPC. La pretensión del Gobierno y de los empresarios es que los salarios se muevan en pararlelo a la evolución de la productividad, y en los convenios de los útlimos años se ha introducido como factor de revisión salarial la evolución del PIB. Es el caso del anterior convenio de seguros.

La crítica realizada por los sindicatos es que, en caso de que se dispare la inflación, aunque haya crecimiento económico los trabjadores pierden poder adquisitivo. Este escenario teórico se ha empezado a vislumbrar desde finales de 2016, cuando a pesar de que el PIB español crece a ritmos cercanos al 3%, los precios se dispararon en tasa interanual por encima del 3%. 


Convenio 2016-2019

Para 2016, el sector asegurador ha pactado un incremento del 1,5% sobre las tablas salariales de 2015. Entre tanto, de cara a los ejercicios 2017, 2018 y 2019, las retribuciones se revisarán con este nuevo formato salomónico.

Otro elemento destacable del nuevo convenio se sitúa en el capítulo de previsión social complementaria, donde se sustituye el actual premio de jubilación por un seguro de aportación definida. "Este instrumento se ha configurado de tal forma que continúe siendo un incentivo para que el empleado solicite su jubilación a la edad ordinaria. El nuevo sistema de previsión social complementaria será de aplicación a todas las empresas, salvo aquellas que ya tuvieran esquemas propios de este tipo", explican desde Unespa.

Normas