Productos

BME ataca a la gran banca en la venta de fondos de inversión

El supermercado de fondos de BME será bueno para el inversor porque los gastos bajarán

El gestor de los mercados lanzará la plataforma el próximo 27 de junio

BME ataca a la gran banca en la venta de fondos de inversión Ampliar foto

Hemos aprovechado las piezas que teníamos en el garaje. Es un buen producto que tiene sentido”. Con estas las palabras, Jorge Yzaguirre, director de renta Variable, derivados y renta fija de Bolsas y Mercados Españoles (BME), se refiere a la creación de BME Fondos, la plataforma dedicada a la suscripción, reembolso y traspaso de fondos de inversión que el gestor de los mercados españoles pondrá en marcha el próximo 27 de junio.

Desde ese día, el supermercado de fondos de BME competirá con las plataformas que ya existen en el mercado como la de Inversis, Self Bank o la propia Allfunds, vendida por Santander, Intesa Sanpaolo y los fondos General Atlantic y Warburg Pincus el mes pasado por 1.800 millones de euros. El nuevo segmento de BME estará abierto a todo tipo de fondos de inversión, tanto nacionales como internacionales, siempre que estén registrados en la CNMV.

La gran ventaja de la plataforma, para las gestoras, será que BME no se llevará ningún tipo de incentivo por la comercialización de los fondos. Ahora, las firmas entregan una parte muy importante de las comisiones de gestión a quienes se encargan de vender sus fondos. Esencialmente, las oficinas de su grupo financiero, si pertenecen a uno de ellos.

Los ingresos por comisiones de gestión de las 101 gestoras registradas en la CNMV sumaron 2.238 millones de euros el año pasado, y de este importe los distribuidores se llevaron unos incentivos (retrocesiones, en la jerga) de 1.432 millones de euros, equivalentes al 64% del total. Es decir, 6,4 euros de cada 10 que ingresan las gestoras por comisiones van a parar al vendedor del fondo.

Metamorfosis

Ya existen otras plataformas de similares características en mercados como Italia y Euronext.

Entidades financieras. El 90% de los fondos de inversión que se distribuyen en España son vendidos por grandes grupos bancarios. La plataforma supondrá una ruptura de este modelo.

Traspasos. Este gran problema está resuelto. BME explica que “la plataforma permite la realización de traspasos entre fondos”, que se podrán realizar a través de una orden específica; el inversor realizará el reembolso de un fondo de inversión, y con el dinero que obtenga se realizará una suscripción de participaciones de otro fondo. Los traspasos se podrán realizar aunque uno de los fondos no esté en la plataforma. 

Horario. La plataforma estará operativa entre las nueve de la mañana y las cuatro de la tarde, teniendo en cuenta la hora de corte de cada fondo. Una vez introducidas, las órdenes quedarán a la espera de que la gestora informe del valor liquidativo; será en ese momento cuando se crucen las operaciones.

Fuentes conocedoras de la plataforma para la venta de fondos de inversión de BME señalan que las comisiones para el inversor final serán más competitivas que en el modelo actual, porque no habrá costes de distribución ni de comercialización. Las gestoras, eso sí, deberán crear una clase específica de para cada uno de los fondos para que deseen comercializarse en el supermercado.

Si las gestoras deciden trasladar todos los ahorros que conseguirán, las comisiones de gestión bajaran considerablemente, alrededor de un 60%. La comisión de gestión media ponderada de los fondos de inversión se situó en el 1%, según los datos de 2015 de Inverco, la asociación del sector. Las carteras que invierten en Bolsa de la zona euro son las más caras, con un 1,78%, mientras que las más baratas son las de renta fija y las de gestión pasiva con un 0,65% en ambos casos. Fuentes del sector señalan que, previsiblemente, solo las gestoras más pequeñas y con menos fuerza comercial comenzarán a usar la plataforma.

Beatriz Alonso, directora de renta variable de BME, explica que hay un número importante de gestoras interesadas en participar en este proyecto. Pero hasta semanas antes de que empiece a funcionar el supermercado de fondos no se conocerán los nombres de las mismas. El horario será de la plataforma irá de las nueve de la mañana a cuatro de la tarde

“BME desatará una guerra de precios en los fondos con esta iniciativa. Y a ello se une que la segunda edición de la directiva europea para que los mercados funcionen mejor, Mifid 2, restringirá el pago de incentivos a los distribuidores. El vendedor solo podrá cobrarlos si aporta un valor añadido para el cliente. Por ejemplo, que le ofrezcan productos de terceros o que realice un seguimiento de la conveniencia para él del fondo que le ha vendido. La norma europea entrará en vigor en enero de 2018.

El supermercado de BME repercutirá los gastos de los servicios de registro en Iberclear y cobrará a las gestoras por tener listados sus fondos, mientras que los clientes deberán utilizar un intermediario –banco, sociedad o agencia de valores–, al que pagarán por ejecutar la operación. BME cobrará también el canon de Bolsa, que ahora va de los 1,10 euros a los 13,4 euros por operación.

Normas