Alimentación

Central Lechera Asturiana elimina los aditivos

El grupo lácteo centra su nueva estrategia en la producción 100% natural

Central Lechera Asturiana
José Armando Tellado, director general de Central Lechera Asturiana, y Juan Povedano, responsable de marketing.

La industria de la alimentación es cada vez más consciente de la creciente demanda por productos más sanos y naturales. A ello se han añadido también presiones gubernamentales sobre el azúcar o la sal. Así, las marcas comienzan a adaptarse a la nueva realidad. La última en hacerlo fue ayer Central Lechera Asturiana.

La compañía alimentaria, propiedad de Corporación Alimentaria Peñasanta (Capsa), anunció ayer su nuevo plan estratégico de Responsabilidad Social Corporativa (RSC) con el que se avanzaron las principales líneas en las que se moverá el negocio de la cooperativa láctea, centrándose en una producción más natural.

Esta fue la palabra más utilizada ayer por José Armando Tellado, director general de la compañía en la presentación de esta iniciativa, que se integra dentro del plan estratégico del grupo que va desde 2015 a 2019. El objetivo de la empresa asturiana pasa por poner en el mercado productos 100% naturales, dejando fuera los ingredientes artificiales o los añadidos como los colorantes, los conservantes o los potenciadores del sabor.

La iniciativa se mueve a medio camino entre la RSC y el negocio, ya que afecta también a su estrategia de producto y de empaquetado. “Queremos reforzar nuestros valores, enfocándonos en lo natural”, señaló el directivo en la presentación. Bajo la etiqueta de Producto Esencia, la compañía asturiana producirá leche (con y sin lactosa, batidos, nata, y otras referencias sin aditivos.

“El 98% de nuestros productos no tendrán aditivos artificiales, ni conservantes artificiales ni estabilizantes, y estamos trabajando en alternativas para el resto”, aseguró Juan Povedano, director de marketing de la compañía asturiana. “Somos la única marca láctea con esta oferta de productos 100% naturales”, defendió. El director general defendió que en caso de no lograr producir ese 2% de productos sin ingredientes artificiales, se dejarán de producir.

En este sentido, y con esta profundización en “lo natural”, Tellado aseguróque respetar los valores y la “esencia” de la compañía, también conlleva “renuncias” a determinadas cuestiones, como la de ganar más dinero. Pese a ello, defendió que esta apuesta por los ingredientes naturales supondrá “crear valor” para la compañía, “compartido con el sector, los accionistas y los clientes”. “Esta apuesta no tiene marcha atrás”, argumentó el directivo.

Un nuevo empaquetado

El cambio en la estrategia de producto del grupo se traduce también en un cambio de empaquetado, que comenzará a comercializarse a partir de mañana. El principal cambio se produce en el etiquetado de sus referencias. “Queremos que sean más limpias y claras”, señaló Tellado, de tal forma que el consumidor pueda informarse con más claridad.

Ambos directivos señalaron en la presentación que el desarrollo de productos que no necesitasen ingredientes artificiales se ha prolongado durante varios años, en los que ha habido “un esfuerzo inversor” por parte de la compañía asturiana. Pese a ello, subrayaron que no acometerán una subida de precios en sus referencias.

Capsa afronta esta nueva apuesta estratégica tras encadenar siete años consecutivos de caída de ventas, a falta de conocerse las cuentas de la compañía asturiana del pasado ejercicio. Entre 2008 y 2015 la empresa redujo en un 22% sus ingresos, hasta situarlos en los 667,5 millones de euros, según las cuentas de la empresa recogidas por Insight View. Por contra, desde que la compañía entrara en pérdidas en 2012, el beneficio no dejó de crecer en los siguientes tres años, hasta los 10 millones que tuvo en 2015.

Normas