Entrevista

Marilyn Watson: "Draghi concluirá su mandato sin haber subido los tipos"

La experta señala que el riesgo político en Europa y la elevada sensibilidad a los repuntes del precio del dinero son la gran amenaza para invertir en bonos en los próximos meses

Marilyn Watson, responsable del equipo global de renta fija de BlackRock
Marilyn Watson, responsable del equipo global de renta fija de BlackRock

A un mes de que Mario Draghi reduzca su programa de compra de activos a 60.000 millones de euros, Marilyn Watson, responsable del equipo global de estrategia de inversión en renta fija basada en fundamentales de BlackRock, expone las previsiones de la firma en materia de política monetaria para la zona euro y EE UU. La analista desentraña las estrategias claves para poder obtener retornos atractivos en el mercado de deuda ahora que los tipos se encuentran en zona de mínimos y las expectativas de alza de las rentabilidades aumentan día a día.

Los últimos datos muestran que la inflación en la zona euro está repuntando. ¿Cuándo subirá los tipos el BCE? ¿Convencerá el Bundesbank a Draghi para que actúe con mayor celeridad?

Aunque prevemos que a finales de año vuelvan a minorase las compras de activos, para que el BCE baraje una subida de los tipos deben existir avances duraderos, generalizados y sostenibles hacia el objetivo de inflación. Si bien algunos miembros del Consejo de Gobierno, como el representante alemán, formulan observaciones más proclives a una política monetaria más restrictiva, consideramos que Draghi será más cauto que su predecesor (Jean-Claude Trichet) y pensamos que podría concluir sus ocho años al frente de la institución (en 2019) sin haber incrementado los tipos.

Este año se celebran elecciones en Francia,Alemania y Países Bajos. ¿Cómo afectará al mercado de deuda?

Apuesta por emergentes y titulizaciones

Obtener retornos atractivos en renta fija se ha convertido en misión imposible ahora que los tipos están zona de mínimos y existe el riesgo de repunte de las rentabilidad. Sin embargo, Marilyn Watson, de BlackRock, cree que “existen numerosas oportunidades por descubrir” en la que “constituye una de las clases de activos de mayores dimensiones del mundo”, con el permiso del mercado de divisas. Watson considera que para los inversores con posibilidad de destinar capital a la renta fija global “los mercados emergentes, la deuda corporativa y las titulizaciones” así como “las estrategias de valor relativo y gestión activa de duración y riesgo” pueden ser una buena opción para obtener una “rentabilidad ajustada al riesgo atractiva”.

Dentro del universo de deuda corporativa “las emisiones del sector financiero son una inversión interesante”, defiende. “También elegimos minuciosamente el segmento de la estructura de capital de cada bono corporativo”, apunta la experta. “Unas rentas mayores pueden suponer un mecanismo de protección frente al aumento de los tipos de interés, mientras que el positivo dinamismo del crecimiento y la estabilidad de los fundamentales pueden seguir reduciendo las primas de riesgo”, afirma. Con independencia de todo la anterior, Watson resalta que “la selección de valores será la clave y auguramos meses de interesantes oportunidades relativas a la financiación de fusiones y adquisiciones”.

El gran número de citas electorales es uno de los principales riesgos de caída de los bonos en 2017 y, aunque algunos mercados como el francés ya han empezado a descontar el riesgo político, las valoraciones de numerosos mercados siguen siendo muy elevadas. Estamos posicionados de forma cauta en Europa.Es decir, infraponderamos o mantenemos posiciones cortas en la deuda pública los países core y posición neutral en deuda soberana de los países periféricos.

¿Qué repercusiones tendría la victoria de la candidata de ultraderecha Marine Le Pen? ¿Se verá obligado Mario Draghi a tomar medidas adicionales?

Aunque el ruido político puede incidir positiva o negativamente en los mercados de capitales a corto plazo, lo consideramos menos sostenible que las tendencias fundamentales subyacentes. Salvo que se observe una clara repercusión en los datos clave, no prevemos que se vaya a modificar la política del BCE en respuesta a una cita con las urnas en cualquiera de los países miembros.

Además del político, ¿a qué otros riesgos se enfrenta el mercado de deuda europeo?

Si dejamos de lado la política, otro riesgo clave al que se enfrentan los inversores es la elevada sensibilidad a los tipos de interés, asociada habitualmente a rendimientos globales bajos. Esto implica que los inversores a menudo disponen de una protección menor de la que creen frente al alza del precio del dinero. Una pequeña subida de tipos puede arrasar toda la revalorización anual del bono. Lo que lleva a pensar que los inversores deberían adoptar un enfoque de inversión global ya que resulta complicado encontrar valor en una única clase activos o en una sola región.

Y en EE UU, ¿Cuántas subidas de tipos esperan para este año?

Las previsiones que maneja la firma de análisis otorgan una probabilidad de subida de tipos en marzo próxima al 50%. Aunque nuestra hipótesis se base es que la Reserva Federal no tocará los tipos en la cita de este mes, sigue siendo muy posible que finalmente los suba. Si la economía estadounidense sigue repuntando este año a medida que se consolide la reactivación económica, estimamos entre dos o tres subidas de los tipos para este ejercicio.Las actas de la pasada reunión ponen de manifiesto que la Fed tiene la intención de proceder a la normalización monetaria siempre y cuando las previsiones de crecimiento, empleo e inflación evolucionen según las expectativas.

¿Cómo afectará la política fiscal de Donald Trump a las decisiones de la Fed?

Los planes de Trump pueden potencialmente incidir en las expectativas de bajo crecimiento, baja inflación y bajos tipos de interés del periodo posterior a la crisis. El hecho de que el Partido Republicano controle el Congreso implica que las posibilidades de que se apruebe una reforma fiscal de calado son las más elevadas en décadas. Esta reforma podría impulsar estructuralmente el potencial de crecimiento económico y la trayectoria de la inflación a largo plazo en E EUU.

¿Piensa que el mercado ha sido demasiado optimista con las promesas de Trump?

El ajuste de las rentabilidades de los bonos del Tesoro no solo responde al devenir político y podría seguir aumentando a medida que la reactivación económica se traslade a Europa. Sin embargo, existe un claro riesgo de ejecución relacionado con dichos cambios estructurales de calado, y el debilitamiento del dólar al inicio del año ilustra algunas de estas dificultades.

¿Cuándo se producirá la igualdad entre el euro y el dólar?

No consideramos tan probable que vaya a producirse la paridad entre el euro y el dólar y atribuimos buena parte de la debilidad reciente del euro al ruido político. De hecho, consideramos que el euro se encuentra actualmente por debajo de su valor razonable con respecto a la divisa estadounidense.

Normas