Banqueros en el banquillo

Claves de las tarjetas ‘black’: quién, cuándo y cuánto gastaban

En qué consistían las tarjetas black, quiénes las usaban, en qué gastaron... Estas son algunas claves del sistema de pagos opacos a consejeros de Caja Madrid.

Atlas

P. ¿Quiénes han sido condenados?

La Audiencia Nacional ha condenado a seis años de prisión al expresidente de Caja Madrid Miguel Blesa y a cuatro años y medio a su sucesor y presidente de Bankia Rodrigo Rato. Además, la Sala condena  al ex director general de Medios Iledlfonso Sánchez Barcoj (dos años y seis meses) y también impone condenas inferiores a los otros 62 ex altos cargos y directivos en calidad de colaboradores.    

P. ¿Cómo salió a la luz el escándalo de las tarjetas de Caja Madrid? ¿Quiénes y cuándo recibieron las tarjetas?

R. José Ignacio Goirigolzarri, presidente de Bankia desde mayo de 2012 en sustitución de Rodrigo Rato, encargó a su llegada una auditoría de la entidad tras la intervención y rescate de ésta que ha supuesto una inyección de más de 22.000 millones por parte del Estado. La auditoría encargada por Bankia puso de manifiesto el uso de tarjetas de créditos entregadas a los directivos de Caja Madrid entre 2003 y 2012 “fuera de los circuitos ordinarios”.

Según la sentencia, la auditoría interna de Bankia  comprobó que había "unas tarjetas en las que se habían producido gastos incompatibles con toda norma, acuerdo de órgano de gobierno o contrato que los avalara".

Además, el informe reveló que estas tarjetas se crearon en 1994 y constató movimientos desde 1999, si bien el informe solo detallaba su entrega a 65 consejeros y una veintena de directivos entre 2003 y 2012. En total, 86 altos cargos recibieron las tarjetas entre 2003 y 2010. Este es el listado completo de beneficiarios y sus gastos totales.

P ¿Por qué no eran tarjetas de representación?

En su relato, la Audiencia Nacional se remonta a 1988, para explicar que durante la presidencia ejecutiva de Jaime Terceiro al frente de Caja Madrid se acordó “dignificar” las retribuciones de los consejeros a través de una tarjeta que vendría a complementar las dietas que recibían. Con esa visa se habilitaba disponer, dentro de un límite de dinero, como compensación de los esfuerzos y dedicación de la entidad; Una vez que Blesa llegó a la presidencia se “propició” que a los consejeros e integrantes de la comisión de control se les facilitase una tarjeta sin justificar el gasto.

De este modo, “viabilizó una percepción dineraria que acrecentaba a la dieta”, que llegó a ser ampliada en plenos periodos de “fiestas o vacaciones”, lo que demuestra el “uso particular” contra el patrimonio de la caja.

P. ¿Eran conscientes sus usuarios de la irregularidad?

R. La Audiencia Nacional considera probado que tanto Blesa como Rato dirigieron una operativa ejecutada por Sánchez Barcoj, quien comunicaba los nombres de los usuarios, los límites operativos mensuales y anuales y autorizaba las ampliaciones.

Según el fallo, los condenados integrantes del consejo de administración "les dieron el uso particular que tuvieron por conveniente contra el caudal de Caja Madrid". Así contribuyeron "a  la merma del mismo [caudal] propiciada por el acusado Miguel Blesa".

En cuanto a los empleados,  "las condiciones contractuales les constaba que no se incluía el importe dinerario representado por la tarjeta corporativa".

P. ¿En qué se gastaban el dinero los titulares de las tarjetas opacas de Caja Madrid?

R. El detalle completo de los gastos de las tarjetas da una idea de los gastos que se realizaban con ellas. Desde viajes de ocio, restaurantes, boutiques de lujo, clubs y discotecas, marisquerías, tallas religiosas, librerías... hasta gastos menores como llamadas desde cabinas telefónicas o billetes de metro. También se registran numerosas retiradas de efectivo de cajeros automáticos.

P. ¿Durante cuánto tiempo tenían la tarjeta?

Según la sentencia "si bien cuando se cesaba en alguno de los dos órganos de gobierno de  Caja Madrid, se procedía a dar de baja a la tarjeta", en varios casos "se mantuvo activa durante varios meses más tarde, siendo empleada por sus usuarios". En esa situación figuran José Acosta Cubero, José Maria Arteta Vico, Alejandro Couceiro Ojeda, Ricardo Romero de Tejada, Ramón Espinar, Ángel Eugenio Gómez del Pulgar y Perales, Francisco Moure Bourio, Antonio Romero Lázaro, Rodolfo Benito Valenciano, Alberto Recarte García Andrade, Gonzalo Martín Pascual, Darío Fernández Yruegas Moro, Francisco José Pérez Fernández y Rafael Eduardo Torres Posada, relata el fallo.

P. ¿Cómo era la operativa de la tarjeta?

La tarjeta era corporativa y "por ende titularidad de Caja  Madrid" señala la sentencia. Los gastos derivados del uso se cargaban contra una cuenta de la  entidad, con lo que los usuarios de dicha tarjeta de empresa no tenían conocimiento del extracto de los cargos. Los acusados llevaban "su  propia contabilidad manual, a fin de no sobrepasar el límite operativo asignado".

Si no agotaban el límite operativo mensual, el saldo que restase  "no acrecentaba para el siguiente mes". Sin emabrgo, a veces, se solicitaba por algunos acusados, "el aumento de la operativa mensual, que se autorizaba, lo que no alteraba el importe anual".

P. ¿Cuál es la factura final?

R. No se conoce con exactitud, pero puede superar los 15,5 millones de euros en el periodo analizado, desde 2003 hasta 2010.

P. ¿Cuándo se puso fin a ese privilegio de los altos cargos?

R. El actual presidente de la entidad rescatada, que ha recibido ayudas públicas por 22.200 millones para evitar la quiebra, eliminó la retribución con esas tarjetas en cuanto tuvo conocimiento de ella y entregó la auditoría al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), el máximo accionista de Bankia. Una vez que el FROB recibió el informe de auditoría, se lo envió a la Fiscalía Anticorrupción.

P. ¿Hubo quien no usó su tarjeta?

R. Sí. El informe encargado por Bankia mostraba que cuatro beneficiarios no utilizaron la tarjeta en ningún momento: Félix Manuel Sánchez (de UGT), Íñigo María Aldaz Barrera (directivo de Caja Madrid), Esteban Tejera Montalvo (presidente de Caja Madrid Seguros Generales) y Francisco Verdú (consejero delegado de Bankia en la etapa de Rodrigo Rato). "Ofrecida la tarjeta de esas mismas características al también consejero  ejecutivo Don Francisco Servando Verdú Pons, la rechazó por no venir contemplada en su paquete remuneratorio", recoge la sentencia.

P. ¿Alguno de los beneficiarios ha devuelto ya el dinero que gastó con estas tarjetas?

R. Bankia requirió a los beneficiarios la devolución de los importes. 31 de los 65 procesados han reintegrando a Bankia lo gastado; lo han ingresado en una cuenta del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB); lo han consignado ante un juzgado; o lo han depositado ante notario o un fedatario público

Normas