Tribuna

¿Un cambio de ciclo en Europa?

Hay que apostar en la eurozona por una política monetaria más restrictiva y en Europa, por políticas presupuestarias y fiscales más expansivas

La austeridad fue necesaria entre 2009 y 2013 no solamente para evitar la salida de la eurozona de Grecia, Portugal, Irlanda y Chipre, sino para salvar a la propia Unión Económica y Monetaria. En España fueron imprescindibles los recortes para reducir el déficit público del 8,9% a finales de 2011 al 4,6% actual, así como las reformas estructurales acrecentaron nuestra competitividad y generan empleo.

Pero en 2017 el escenario es muy distinto. España ha crecido más del 3% en los dos últimos años, el único país desarrollado que ha logrado dicho hito. El paro oficial ha descendido al 18% y el real es muy inferior debido a la economía sumergida. Las exportaciones, inversión, consumo y turismo siguen aumentando a tasas muy notables. El descenso del desempleo continuará si se mantienen las políticas actuales y el entorno internacional no empeora. Sobre la segunda variable no tenemos control, pero sí podemos modificar nuestra respuesta a acontecimientos externos. La ortodoxia económica recomienda que el esfuerzo de reducción del déficit se mantenga en 2017.

Después del brexit, partidos antieuropeístas obtendrán buenos resultados en las elecciones generales de los Países Bajos, Francia y Alemania. Italia acudirá a las urnas en cuanto se reforme su ley electoral. El FMI y los acreedores europeos de Grecia discrepan sobre la gestión del tercer rescate del país heleno. La institución que dirige Christine Lagarde considera poco realista exigir aún más austeridad a un país cuyo PIB se ha desplomado un 25% desde 2008 y donde una tercera parte de los niños vive en o cerca de la pobreza. El FMI presiona a la eurozona para que apruebe una quita de la deuda griega después de finalizar el actual rescate. Alemania y los Países Bajos quieren involucrar al FMI porque no se fían que la Comisión haga cumplir los objetivos pactados al Gobierno encabezado por Alexis Tsipras, pero rechazan perdonar nuevamente parte de la deuda.

Hay incertidumbre por las medidas proteccionistas que pueda adoptar la Administración Trump. El repunte de los precios energéticos y la desaceleración aparente del consumo interno en España también aconsejan prudencia. Pero hay motivos sobrados para pensar lo contrario, y por consiguiente que los Gobiernos europeos de países saneados aumenten sustancialmente las inversiones en infraestructuras de transporte y energéticas, I+D+i, educación y formación. Dicha audacia puede costar a algún país otra advertencia de la Comisión por incumplimiento de déficit, pero nunca se ha aplicado una sanción real desde la adopción del Pacto de Estabilidad. La Comisión estará atareada negociando el brexit y la gestión del tercer rescate de Grecia.

"Los Gobiernos europeos de países saneados deben aumentar las inversiones en infraestructuras de transporte y energéticas, I+D+i, educación y formación"

Los mercados financieros tampoco se asustan. La prima de riesgo española se sitúa en 128 puntos, cerca de sus mínimos históricos. Geert Wilders puede ganar las elecciones con algo mas del 20% de los sufragios, pero los mercados saben que todos los partidos que conformarán el arco parlamentario holandés rechazan formar Gobierno con un mal llamado Partido de la Libertad. Los inversores también apuestan que Marine Le Pen no ganará las elecciones presidenciales. En la segunda vuelta de las legislativas de 2012, el Frente Nacional obtuvo dos actas de diputado. El sistema electoral francés y la llamada al voto útil en las segundas vueltas limitarán el incremento de diputados del FN y convertirán probablemente al europeísta y reformista Emmanuel Macron en el nuevo inquilino del Elíseo.

Hay otro motivo para confiar en que la deuda de los países de la eurozona seguirá atrayendo a los inversores sin tener que pagar una prima. Debido a las obligaciones que imponen los reguladores y a su necesidades de liquidez, los bancos, fondos de pensiones y aseguradoras deben tener en sus carteras activos seguros como bonos del Estado. La Reserva Federal aumentará los tipos de interés en 2017 por lo menos dos veces. Mario Draghi ha anunciado una disminución en la compra de bonos soberanos en el mercado secundario.

Hemos superado el periodo de ajustes, estancamiento y deflación. Hay que apostar ahora en la eurozona por una política monetaria más restrictiva y en Europa y España, por políticas presupuestarias y fiscales más expansivas para superar nuevamente las previsiones de crecimiento. Obama optó por dichos estímulos y Trump los redoblará. Europa no puede ir a la zaga.

Alexandre Muns Rubiol es profesor de OBS Business School.

Alexandre Muns Rubiol
Profesor de OBS Business School

Normas