Entrevista con el fundador de Trendy

Juan Cruz: “El ‘big data’ tiene que llegar a las pymes”

El fundador de Trendy está buscando una segunda ronda de financiación

Juan Cruz, fundador de Trendy
Juan Cruz, fundador de Trendy

Vino a España a estudiar un máster digital en Barcelona, y cuando tomó el avión sabía que nunca regresaría a su país de origen, Argentina. Juan Cruz, licenciado en marketing, nacido en Córdoba hace 39 años, tenía claro que su futuro profesional pasaba por emprender una carrera fuera de su tierra y especializarse en un área digital, un campo abierto a numerosas posibilidades.

 

Pregunta. ¿Por qué decidió ir por este camino?

Respuesta. Por lo novedoso que es, aunque el marketing de antes tenía más arte, ahora se analiza todo de forma más repetida para entender los porqués. Es el empirismo de los datos.

P. Lo que estudia ahora mismo el big data.

R. El big data recién comienza. Hace 15 años no hablábamos de esto, es importante que exista una herramienta que facilite el acceso a los datos, con el fin de sacar conclusiones y sobre todo que sea una herramienta que puedan utilizar todos. El big data tiene que llegar a las pymes. En estos momentos es accesible solo para unas pocas empresas, y es necesario bajarlo al nivel de las pequeñas y las medianas organizaciones.

P. ¿Por qué decide trabajar por cuenta ajena y montar su propia empresa?

R. Porque vi que había una oportunidad. Fue un paso importante. Los perfiles de marketing digitales no sobran, y yo estaba en una zona de confort. Empecé trabajando en agencias digitales, para empresas como Mango o Camper, luego para Emagister, para una cadena hotelera, para TripAdvisor... Decidí cambiar para empujar una idea y volver a emprender, algo que ya había hecho con 20 años, con un negocio de discoteca y restaurante con el que fracasé. No me fue bien y me acobardé. Pero después de estudiar el máster me volví a sentir fuerte.

P. ¿Un emprendedor siempre lo sigue siendo?

R. Si tienes una idea clara de cómo llevar una empresa y no estás de acuerdo en cómo se está haciendo, lo que acabas siendo es un emprendedor reprimido. Creía que la gente en el mundo digital era diferente, que tenía otra forma de pensar, por eso decidí embarcarme en mi propio proyecto, experimentarlo. A la gente le cuesta adaptarse a los cambios, y poder hacerlo bien dependerá de cómo se rodee uno y cómo absorba esos nuevos conocimientos y la manera de entender el negocio digital. Aprendí a ser empresario, a gestionar equipos, a tratar con inversores, a dar respuesta ante una situación de crisis, a saber dar un golpe de timón. De todas las empresas en las que trabajé he aprendido mucho. Me gusta aprender.

P. Y vio que en el mundo de la moda había un nicho de mercado.

r. Había una convergencia de tendencias y de necesidades. En Instagram se comparten instantes fotográficos, es una vitrina de influencers de moda, pero con la dificultad de no saber de qué marca se trata, de cuánto cuesta, de no poder comprar... Existe una tendencia de consumo creciente y a la vez diseñadores independientes, con métodos tecnológicos. Los usuarios buscan algo que les diferencie, todos son muy de Zara o de H&M, pero también ahí buscan algo único, una camiseta o un bolso para diferenciarse.

P. Y esa es la respuesta que ofrece Trendy.

R. Pretende dar soluciones. Es una tienda online, trabajamos con una red de diseñadores, en la que se sube un producto, con el precio, en seis idiomas, al que también se le ofrece logística, nos ocupamos de todo. Tenemos 150 tiendas adheridas y todo lo que está etiquetado puedes comprarlo online. Se trata de una plataforma social pero también comercial, ya que admite transacciones. En Trendy no solo descubres tendencias, sino que puedes comprar con total transparencia productos.

P. Empezaron esta primavera y están en la segunda fase de financiación, ¿cómo encontraron la vía para sacar adelante en proyecto?

R. La primera ronda fue a través del business angel y levantamos 225.000 euros, a los que se añadieron 125.000 euros que nos concedió Enisa (entidad que depende del Ministerio de Economía y que concede ayudas a las empresas). Y ahora necesitamos 300.000 euros antes de finales de enero. La plataforma lleva ocho meses activa y, de momento, tenemos una facturación en ventas de 15.000 euros. Estimamos que en 2019-2020 sea rentable.

Una valoración de 20 millones de euros

Trendy comenzó a funcionar el pasado mes de abril y ya tiene 150 tiendas adheridas a la plataforma. Y el objetivo en cuanto a usuarios es finalizar el ejercicio con más de 100.000 personas. Para 2020, Juan Cruz confía en haber suscrito un capital de tres millones de euros ya que la valoración que hace el mercado de la compañía es de 20 millones de euros. Este emprendedor asegura que si alguien ofrece una buena cantidad por la empresa, está dispuesto a venderla. Es la ley del mercado. “Es una forma de hacer negocios. Si alguien nos compra es porque sabe que va a obtener beneficios con nosotros”, explica Cruz.

Añade que “aunque el objetivo final sea vender la empresa, siempre se genera un apego de forma natural”. En su opinión, no existe una receta para convencer al inversor, “eso es algo intuitivo, más emocional que de análisis financiero”.

Normas