Extra Renovables | Entrevista

José María González: “En España hay una fiscalidad seudoambiental”

El director general de la Asociación de Empresas de Energías Renovables (APPA) advierte de el país incumplirá los objetivos medioambientales que marca la Unión Europea a 2020.

José María González Moya, director genera de la APPA.
José María González Moya, director genera de la APPA.

Este ingeniero industrial es director general de la Asociación de Empresas de Energías Renovables (APPA).González Moya cuenta con más de 15 años de experiencia en el sector, la mayor parte de ellos dedicados a la industria renovable, en las áreas de gestión técnica y financiera de proyectos.

Pregunta. Hace un mes pidieron, junto con otras organizaciones, el desbloqueo de las energías renovables, ¿no ha habido avances?
Respuesta. El sector está paralizado, pese a que es una industria de futuro, con una expectativa de crecimiento muy alta y la principal llave que tenemos para la lucha contra el cambio climático.

P. ¿Cuál es el balance?

Queremos arreglar la reforma eléctrica actual, no derogarla”

R. Desde 2008, el balance es a la baja por las desavenencias regulatorias. Prácticamente, no se han puesto en marcha instalaciones, únicamente 27 megavatios en 2015, cuando antes registrábamos cifras cercanas a los 2.000 megavatios cada año.

P. ¿Cómo afecta la crisis política?
R. Sobremanera, porque es un sector regulado. Hace que no tengamos política energética, que no se haya retomado el debate, lo que genera cierta incertidumbre.

José María González: “En España hay una fiscalidad seudoambiental”

P. ¿Qué debe abordar con urgencia el próximo Gobierno?
R. Primero, escuchar las demandas del sector. A la hora de legislar, hay que escuchar a los agentes involucrados, y en el mundo de la energía más, por ser estratégico; todos los desarrollos recaen en las empresas. Segundo, que legisle a largo plazo y no improvise. Las renovables son muy intensivas en capital, sobre todo al inicio de la vida de las instalaciones; es fundamental que las regulaciones y políticas sean con esa visión. Si bien, para nosotros, un pacto de Estado no es crucial, nos gustaría que la mayoría de las fuerzas políticas se pusieran de acuerdo en dichas medidas o en qué mix energético debemos tener en el futuro.

P. Pero el sector pedía un pacto de Estado, ¿por qué ahora no es crucial?
R Sí, lo hemos pedido, pero lo vemos complicado de obtener. Si como país no hemos llegado en los últimos años a pactos ni en la educación, sanidad, etc., lo vemos complicado; bastaría con tener el mayor consenso posible.

P. ¿En ese consenso se incluiría la derogación de la reforma eléctrica?
R. No pedimos derogar la reforma, porque significaría volver a cambiarlo todo, ponerlo patas arriba, y no tiene sentido. No nos gusta la reforma que ha hecho el Gobierno, pero creemos que se puede arreglar con determinados parches o ajustes. Hay que devolver la seguridad jurídica, la confianza a los inversores y poner en valor un sector de futuro en un país que ha sido puntero. No queremos volver todo del revés, sino arreglar lo que tenemos.

P. El Ministerio de Industria ha anunciado una subasta de 3.000 megavatios para fin de año, ¿cuáles son las expectativas?
R. Lo hemos conocido en los medios. Hubo reuniones con el IDAE (Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía), no con el ministerio. Sin embargo, esos contactos no han sido motivo de negociación, no nos hablaron de números concretos ni de tecnologías, solo “cuéntenos su opinión”. Creemos que antes de sacar cualquier subasta habría que hacer cambios al marco general. No es el momento, tenemos un Gobierno en funciones. Pero, asumiendo que se va a hacer, no nos gusta el sistema, es casi exclusivamente financiero; todos los requisitos que se pedían era un aval, en vez de experiencia previa y demostración real del desarrollo del proyecto. Insisto, la subasta en el mundo va hacia un lado, donde se oferta venta de energía a largo plazo, y España va hacia otro; sospecho que España se equivoca. Pedimos también un calendario de subastas.

P. ¿Cumplirá España las metas verdes del 20% a 2020 de la UE?
R. Según el propio Gobierno, nos harían falta 8.500 megavatios renovables nuevos. Si en 2015 apenas pusimos en marcha 27, evidentemente no lo vamos a cumplir. Y en 2016 no ha habido cambios.

P. Industria aseguraba en un comunicado que sí se lograría.
R. Vamos en la senda, pero no porque se hayan desarrollado las renovables, sino porque ha bajado el consumo de energía y esto hace que el porcentaje de renovable aumente. Además, el Gobierno contabiliza megavatios que no se han puesto aún en marcha.

P. ¿Qué otras medidas son vitales?
R. Pedimos que la propia Administración dé ejemplo y nos ayude a darlas a conocer, por ejemplo, en proyectos de climatización. Si se quiere descarbonizar la economía, abandonar las fuentes fósiles, todas las energías deben jugar en el mismo terreno y evitar beneficiar a las demás, cosa que se hace, en muchos casos, con las energías tradicionales. Además, establecer el criterio del que contamina paga, una fiscalidad acorde con las emisiones e impactos que produce. En España tenemos una fiscalidad seudoambiental, porque las renovables son las que soportan, en gran parte, esa carga: en algunas autonomías hay un impuesto al viento, el impuesto al sol, que frenan su desarrollo.

P. ¿Cómo ven el impulso inversor de China e India en I+D?
R. Es una amenaza, pero, para nuestra sorpresa, las empresas españolas siguen siendo líderes mundiales y, en patentes, ocupamos la segunda posición en Europa.

Normas