Contante & Sonante

Sí, sí. ‘Blockchain’ es otro acicate para impulsar fusiones bancarias

Se rumorea que Margarita Delgado, directora general adjunta del MUS, podría ser la próxima subgobernadora

La presión tecnológica se ha convertido en otro motivo que puede acelerar los procesos de fusión

Sí, sí. ‘Blockchain’ es otro acicate para impulsar fusiones bancarias

En el mundo de la banca los más débiles, y puede que también los más pequeños, están abocados a desaparecer en los próximos años. En unos casos en dos o tres años, y en otros algo más, una década quizás. La transformación tecnológica que se está produciendo en el sector puede acabar en unos años con la banca que conocemos en la actualidad. Incluso, puede que veamos un sector que pase de la superregulación a su liberalización. Teorías haberlas haylas, como los colores.

Todos los banqueros, tanto nacionales como internacionales, esperan un proceso de fusiones en uno o dos años, aunque estas operaciones serán aún domésticas. Los tipos negativos de interés, que presionan los márgenes, unido al aún débil negocio bancario, como consecuencia de una más lenta reactivación del crédito de lo previsto y la fuerte competencia, van a desembocar irremediablemente en no mucho tiempo en un nuevo proceso de concentración.

A esta presión se unirá la cada vez más sofisticada tecnología bancaria, solo disponible para los más grandes o más avanzados. Me refiero a blockchain, lo que ya se considera la piedra filosofal que transformará el mundo fintech y por lo tanto bancario, según los expertos.

Blockchain es la tecnología que hay detrás de la moneda virtual bitcoinconcebido en 2008 y puesto en práctica por primera vez en 2009–. Ha pasado de ser totalmente desconocida e ignorada hace menos de dos años a erigirse en el prototipo de la innovación en el sector financiero, sobre todo entre los grandes bancos.

Para los reguladores y supervisores, blockchain “puede contribuir a obtener en tiempo real la información sobre los flujos del sistema financiero, al igual que un controlador de tráfico puede seguir los movimientos de transporte en una ciudad”, declaraba el viernes, José Manuel González-Páramo, consejero ejecutivo de BBVA, en una conferencia en el Institute for International Finance (IIF). Esta tecnología terminará con los paraísos fiscales, ya que se podrá seguir el rastro casi en tiempo real de todas las transacciones financieras. Eso sí, aún falta tiempo para que blockchain se materialice en productos comerciales tangibles en el mercado, entre dos y cinco años para algunos expertos y alrededor de diez, para otros.

Y es que blockchain “registra la información en tiempo real, de forma consensuada, es inmutable una vez se registra y es pública para las partes involucradas”, señala González-Páramo.

Santander ya anunció en agosto que se había unido con otros bancos para investigar y promover el uso del dinero digital entre instituciones financieras y bancos centrales. Además de Santander, UBS, BNY Mellon y Deutsche Bank, y el operador de mercado ICAP, además, de la startup Clearmatics desarrollarán el proyecto Utility Settlement Coin. Este sistema, que facilitará pagos y liquidaciones “de forma eficiente, rápida y segura”, según el banco español, ya utiliza la tecnología blockchain. Además de Santander, BBVA, CaixaBank, Bankia o Sabadell están desarrollando proyectos con esta técnica, cuyas aplicaciones bancarias “parecen infinitas”, mantiene un experto de uno de estos bancos.

Este directivo, de hecho, asegura que esta tecnología será otra nueva forma de expulsar del mercado a los bancos más pequeños y débiles que no puedan experimentar e incorporar en su actividad diaria esta tecnología, para la que se necesitan equipos de desarrollo, además de inversiones. Es tajante al afirmar que en dos o tres años la entidad que no haya incorporado blockchain a su operativa diaria será absorbida por otra. “Será otro motivo para el nuevo proceso de fusiones que se espera para los próximos años”, señala este directivo de uno de los principales bancos del país.

Blockchain permitirá competir de tú a tú a la banca como las tecnológicas más potentes si estas últimas deciden entrar de lleno en el negocio financiero, algo que ahora parece más lejano, “dada la fuerte regulación que tendría que soportar Google, Apple, Amazon u otra tecnológica si quieren hacer banca”, coinciden, o por lo menos declaran varios directivos financieros. La presidenta de Banco Santander, Ana Botín, ya advirtió el viernes en IIF esta amenaza. Europa necesita “bancos grandes capaces de invertir y competir con los gigantes tecnológicos”, manifestó.

Dos apuntes para terminar. Los rumores del sector apuntan a que la mujer que podría convertirse en la próxima subgobernadora del Banco de España si se opta por nombrar por seis años al sucesor de Fernando Restoy en vez de por 18 meses (periodo que le quedaría a Restoy en el cargo) es Margarita Delgado, actual directora general adjunta del Mecanismo Único de Supervisión (MUS). “Son rumores que no entran mucho en motivaciones”, señala un destacado directivo bancario.

El segundo apunte. El fenómeno Paramés parece que no tiene límite. El libro que presentó el martes el gestor de fondos Francisco García Paramés ”Invirtiendo a largo plazo”, está sobrepasando todas las expectativas de la editorial, y en solo tres días (la información es del viernes) han tenido que realizar reediciones urgentes por su demanda. Lleva ya 18.000 ejemplares impresos, cifra considerada elevadísima si se tiene en cuenta que es un libro de inversión. Además, están preparando ya una edición en inglés que saldrá en enero.

Normas