Deuda soberana

El cansancio de los bancos centrales llega a los fondos

Draghi
El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi EFE

La inversión en renta fija se está convirtiendo en un terreno plagado de incertidumbre, en el que los gestores asumen un riesgo creciente en su toma de posiciones. Los bancos centrales han sido en gran sostén del rally de los activos de deuda gracias a sus masivos programas de compra de bonos, asegurando que habría quien adquiriera esos activos incluso con rentabilidades negativas. Pero los últimos mensajes del BCE y del Banco de Japón se han convertido en un reconocimiento a sus limitaciones y muestran las primeras señales de que sus políticas de estímulo, que en tiempos parecían ser infinitas, tienen un techo, sin que por otra parte se haya logrado el objetivo, ni en Japón ni en la zona euro, de reactivar con éxito las respectivas economías.

El Banco de Japón anunció la semana pasada que su prioridad será el control de la curva de tipos, con el objetivo de que el rendimiento del bono a diez años se mantenga entorno al nivel actual del cero por ciento. Se trata por tanto de concentrar las compras de bonos en plazos más cortos, dando así un balón de oxígeno a bancos y aseguradoras. Y el BCE ha insistido a los gobiernos de la zona euro en que no puede asumir en solitario la tarea de la reactivación de la economía, al tiempo que ha renunciado en septiembre a prolongar más allá de marzo de 2017 sus compras de deuda.

En este contexto, en el que se aprecian síntomas de cansancio en la política de compras del BCE y Banco de Japón, los fondos de renta fija están empezando a reaccionar. Aún de forma discreta, pero marcando una tendencia que podría acentuarse en los próximos meses si se mantiene la tibieza en los mensajes de las autoridades monetarias. Así, los fondos de inversión españoles de deuda pública de la zona euro registraron reembolsos netos la semana pasada, frente a los fuertes volúmenes de aportaciones netas que han marcado el conjunto del año. En la semana en que los inversores conocieron el mensaje del Banco de Japón se han producido salidas netas en fondos de deuda soberana de la zona euro de 2,2 millones de euros, una cuantía mínima pero que contrasta con los 989,6 millones de suscripciones netas en esta categoría del mes de agosto o los 1.669 millones de euros de julio, de acuerdo con datos de VDOS Stochastics. En lo que va de mes de septiembre, y tras los reembolsos de la semana pasada, el ritmo de captación se reduce a 14,4 millones de euros. Eso sí, en lo que va de año, las entradas netas en fondos españoles de deuda pública euro se mantienen en los 2.853,6 millones.

A nivel global también se aprecian señales incipientes de los últimos mensajes de los bancos centrales. Bank of America Merrill Lynch señala que la decisión del Banco de Japón –una suerte de principio de tapering o reducción gradual de las compras de bonos para algunos analistas–, sumado a la perspectiva de que la Reserva Federal estadounidense elevará tipos de interés en Estados Unidos en el mes de diciembre provocó la semana pasada reembolsos en los fondos de renta variable de los países emergentes por primera vez en las últimas doce semanas, por una cuantía de 1.500 millones de dólares (1.340 millones de euros). Fue en esta familia de fondos donde de hecho se concentraron los mayores reembolsos a nivel global durante la pasada semana. Merrill apunta como otra señal de la inquietud de los inversores las salidas durante la semana pasada, y por segunda consecutiva, en fondos de bonos high yield, por 1.200 millones de dólares (1.070 millones de euros).

  • Momentos de cambio

“El Banco de Japón se está alejando de forma gradual de la política cuantitativa de estímulos”, afirma Nomura, en alusión a que la autoridad monetaria introdujo una nueva variante cualitativa, el control de la curva de tipos, en sus objetivos. Para Gonzalo Ramírez, director de renta fija y estructurados de Tressis, “los bancos centrales no van a cerrar el grifo, la situación económica no lo permite”. Aun así, “el mercado de renta fija está buscando puntos de apoyo, hay muchos movimientos de entrada y salida, mucho trading”, añade.

Normas