Escándalo financiero

El fiscal defiende la legitimidad de la prueba de cargo de las tarjetas ‘black’

El expresidente de la patronal CEOE, que solicitó ausentarse del juicio, tendrá que seguir asistiendo

tarjetas black
Rodrigo Rato y MIguel Blesa, en la Audiencia Nacional. REUTERS

La segunda jornada del juicio a los 65 usuarios de las tarjetas black de Caja Madrid y Bankia, que realizaron gastos sin justificar por 12 millones de euros desde 2003, ha tenido como protagonistas a las acusaciones del caso.

Tras escuchar a los abogados defensores que restaban por plantear cuestiones previas, después de dedicar toda la jornada del lunes a este asunto y ahondar en peticiones como la retirada de FROB, Bankia y BFA como acusaciones, la no admisión como prueba de nuevos mails aportados por Bankia, la Sala Cuarta de lo Penal de la Audiencia Nacional ha dado la palabra al fiscal Alejandro Luzón.

Tras una sesión y media escuchando a los abogados defensores de los acusados solicitar la anulación de la principal prueba de cargo del caso, el documento que pormenoriza todos los gastos realizados con las tarjetas black por parte de cada uno de los usuarios , Luzón ha hecho una encendida defensa de esta prueba.

La incorporación de las hojas Excel a la causa ha sido perfectamente legal”, ha aseverado el fiscal, recordando que esta prueba fue recabada después de que durante una investigación abierta en la entidad se encontrara un mail en el que se hacía referencia a unas tarjetas “black a efectos fiscales”.

Prácticamente todos los abogados defensores dedicaron la sesión del lunes y parte de la del martes a reclamar la anulación de esta prueba alegando que su contenido es dudoso y su obtención habría vulnerado el derecho a la privacidad de sus clientes.

  • El papel de BFA, Bankia y el FROB

Las defensas de los acusados, ha sostenido Luzón, “han intentado sacar agua de las rocas, pero la poca agua que ha salido no es potable". "Todos los españoles hemos pagado Bankia, no sé si un entierro, pero sí ha sido un funeral”, ha expuesto en relación a las palabras de algunos de los abogados defensores aseverando que las acusaciones, fundamentalmente en referencia a Bankia, FROB o BFA, no tienen vela en este entierro.

El fiscal ha defendido así la permanencia de estas otras acusaciones por el daño patrimonial causado a la entidad resultante de la fusión de Caja Madrid con otras seis cajas. También han defendido su papel las propias acusaciones particulares.

Andrés Herzog, en nombre de la Confederación Intersindical de Cajas, como acusación popular, ha defendido la necesidad de incluir en la causa los últimos mails aportados por Bankia que detallan el funcionamiento de las tarjetas black.

“Bankia no obtiene esos correos electrónicos como ocupante, ni con c ni con k”, ha dicho rebatiendo los argumentos de algunos de los abogados defensores. “Los aporta como legítima dueña de los correos. A nadie se le ocurriría decir que Bankia es okupante de los clientes de Caja Madrid, ha rematado.

  • Díaz Ferrán seguirá acudiendo al juicio

Por otra parte, la sala ha desestimado hoy la petición del expresidente de la patronal CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, de dejar de asistir a las sesiones de un juicio que previsiblemente se alargará hasta el próximo mes de diciembre.

El abogado de Díaz Ferrán insistió el lunes a la jueza que su cliente está en prisión y tiene un alto nivel de azúcar en sangre, reclamándole que le libere de la obligación de seguir acudiendo a la sala.

La magistrada que la preside ya insistió en que “al juicio hay que ir” como obligación general y este martes, tras escuchar el análisis que ha hecho la médico forense de la Audiencia Nacional, ha denegado a Díaz Ferrán la posibilidad de ausentarse del juicio.

Se espera que los magistrados resuelvan las cuestiones planteadas antes del próximo viernes cuando está previsto que se inicien las declaraciones de los acusados con la comparecencia de los expresidentes de Caja Madrid Miguel Blesa y Rodrigo Rato.

Normas