Problemas de Chrome y Firefox con los SSD
Cuidado con Chrome si tu PC usa un disco duro SSD, puede acabar con él

Cuidado con Chrome si tu PC usa un disco duro SSD, puede acabar con él

Respecto a los discos duros mecánicos, aunque las unidades de estado sólido garantizan unas prestaciones y fiabilidad mayores, también existen ciertas limitaciones. Y una de ellas tiene que ver con la media de ciclos de lectura y escritura, que mantiene una cifra máxima recomendada por el fabricante para mantener la garantía de fiabilidad. Y aunque estos máximos son siempre holgados para un uso normal, resulta que los navegadores web como Google Chrome o Mozilla Firefox lo exceden con creces, lo que supone un importante riesgo para este componente de hardware y su vida útil.

Google Chrome y Mozilla Firefox están configurados para exceder el rendimiento máximo recomendado de los discos duros de estado sólido, los SSD

Cuidado con Chrome si tu PC usa un disco duro SSD, puede acabar con él

Tanto Google Chrome como Mozilla Firefox, que ostentan los primeros puestos entre los navegadores web más utilizados a nivel internacional, mantienen tasas diarias de entre 10 y 30 GB de escritura. Estas cifras exceden de manera notable las recomendadas por los fabricantes, y es lo que puede provocar que la vida útil del disco duro de estado sólido quede recortada de forma preocupante para el usuario y consumidor. Y es algo que en Mozilla Firefox se puede corregir, pero que Google Chrome no ofrece la posibilidad de modificar en los ajustes de usuario.

Según explican en SoftZone, estas exageradas cifras medias de escritura diaria tienen que ver con la constante creación del 'archivos recovery.js'. Estos archivos sirven para recuperar la sesión en caso de que el navegador se ciere de forma inesperada, y el ritmo en que se crean este tipo de archivos es mayor en función del uso que hagamos. Es decir, que mayor cantidad de páginas web visitemos y pestañas tengamos abiertas en primer plano, con mayor frecuencia se crearán estos ficheros.

En el caso de Mozilla Firefox podemos corregir el problema accediendo a la configuración avanzada con la ruta “about: config” y localizando la entrada “browser.sessionstore.interval“. Una vez aquí, entonces habrá que cambiar el valor 15000 que viene configurado por defecto a 300000. De esta forma se reducirá el ritmo en un 50%, aunque podemos multiplicar tal valor de nuevo por dos para reducir las exigencias hasta un 75%, con intervalos de cada hora.

Normas
Entra en EL PAÍS