Entrevista

Alexandre Ricard: “La gente tiende a beber menos, pero mucho mejor”

El nieto del fundador de la compañía ve en España uno de los motores del crecimiento del negocio en Europa

Alexandre Ricard: “La gente tiende a beber menos, pero mucho mejor”

Alexandre Ricard (Boulogne-Billancourt, Francia, 1972) ocupó la presidencia del grupo que fundó su abuelo, Paul Ricard, en febrero de 2015. La compañía que dirige es la segunda mayor del mundo del mercado de las bebidas alcóholicas premium por facturación, solo superado por Diageo. De visita en España para asistir a un consejo de administración del grupo, atiende a CincoDías en las oficinas de Madrid de la firma.

¿En qué situación se encuentra la compañía?

Nuestro crecimiento es sólido, gracias sobre todo a nuestros productos de gama más alta, que crecieron una media del 3%. Tenemos la suerte de que nuestro negocio está equilibrado territorialmente: un tercio procede de América, otro de Europa y otro de Asia. EE UU, el mayor mercado del mundo, ha funcionado muy bien este último año. España, por su parte, lidera claramente el incremento de la facturación en Europa. China e India también responden muy bien. En torno al 60% de nuestra cifra de negocio la obtenemos en mercados maduros y el 40% restante en economías en desarrollo.

¿Qué ritmo de crecimiento tiene España?

El acercamiento con EE UU ha disparado el turismo en Cuba. Será uno de los mercados de que más crezca"

De julio a marzo, España creció un 8%. Eso es una buena noticia para nosotros, y habla de la recuperación de la economía española. Dejamos atrás siete años de caídas en el mercado de los destilados. Solo desde la crisis, esta industria perdió un 25%, y tomando toda la década nos vamos a más de un 30%.

¿Entonces las bebidas premium atraviesan un buen momento en este país?

En nuestra compañía, quizá con la excepción de Ruavieja, nuestra cartera de productos son marcas premium. Nuestra estrategia global es la premiumización. Hemos visto crecer nuestra facturación, claramente encabezada por las ginebras, con marcas como Beefeater, que ahora mismo es la mayor de la industria en España, con ventas superiores al millón de cajas al año. Seagram’s es la marca con un crecimiento más rápido del sector. El whisky escocés, con marcas como Ballantine’s, vuelve a repuntar también. Y Absolut es el único vodka premium que está creciendo en España.

Ha mencionado que el 40% de su negocio procede de mercados emergentes. ¿Cuáles son los más pujantes?

De los espirituosos al negocio del vino

La cartera de productos de Pernod Ricard en España es extensa. El grupo es dueño de los whiskies escoceses Ballantine’s, Chivas Regal, Passport Scotch y del irlandés Jameson. Como referencias más exclusivas en esta misma bebida destacan las marcas Royal Salute, The Glenlivet e Imperial.

En cuanto a ginebras, su repertorio abarca desde el superventas Beefeater hasta Seagram’s. El champán Mumm, los rones Habana Club y el Malibú, los licores Ruavieja o Kahlúa, así como el vodka Absolut, se cuentan entre las referencias más conocidas en España del grupo empresarial.

Pese a concentrarse en bebidas espirituosas, Pernod Ricard ha apostado en los últimos años por el mercado del vino. En España cuenta con Campo Viejo y Azpilicueta.

El actual gigante de las bebidas nació en 1975, fruto de la fusión entre Ricard y Pernod. El grupo ha seguido una ambiciosa política de adquisiciones, entre las que destacan Seagram, comprada en 2001, Allied Domecq (2005) y Vin & Sprit (2008).

Los mayores son China e India, que tienen más o menos el mismo peso en nuestra facturación. En África Subsahariana estamos creciendo a doble dígito. Por último, Latinoamérica funciona muy bien también.

¿Han mejorado sus perspectivas de negocio en Cuba desde que normalizó sus relaciones con EE UU?

Creemos que Cuba se va a incorporar como uno de nuestros mercados de mayor crecimiento. Estamos presentes en el país desde 1993, cuando hicimos una joint venture con Cuba Ron. Tenemos allí Habana Club y otra empresa de distribución. La razón por la que hemos redoblado ahora nuestra apuesta en el país es que, desde que se destensaron las relaciones con Washington, el turismo en la isla ha explotado. Queremos que todas nuestras marcas estén allí.

¿Han notado algún cambio en la manera en que se consumen las bebidas en España?

Hemos comprobado que los momentos de consumo son más cortos que antes, duran menos tiempo. También hemos visto que cada vez se toman más cócteles y mezclas. La gente tiende a beber menos per mucho mejor, y eso casa con nuestra estrategia de premiumización de los productos.

Lleva más de un año en el cargo. ¿Qué balance hace de este tiempo?

Los dos retos principales que me he planteado son consolidar la senda del crecimiento y la digitalización del negocio. Creo que las compañías que sepamos hacer esto último nos posicionaremos en la vanguardia del mercado. Nosotros éramos los segundos en España en 2008 y ahora somos líderes. Esa es la prueba de que, con esfuerzo, se consiguen mejoras.

¿Cómo se digitaliza un negocio como el de la bebida?

De cara al cliente, tenemos una base de datos de cerca de un millón de clientes, lo que nos permite ofrecerles una comunicación personalizada y más eficiente. Por supuesto, el ecommerce es una buena ayuda para nuestra organización.

Normas