Automoción

La SEC investiga a Tesla por posible infracción de la ley

La empresa asegura no haber recibido comunicación al respecto

La SEC investiga a Tesla por posible infracción de la ley
Reuters

La SEC (Securities and Exchanges Commission), organismo equivalente a la CNMV en EE UU, ha abierto una investigación a la compañía de coches eléctricos Tesla Motors para conocer si tardó demasiado tiempo en revelar un accidente mortal que sufrió el 7 de mayo un vehículo modelo S con sistema de conducción autónomo, según publica el Wall Street Journal. Joshua Brown, un varón de 40 años, perdió la vida en una autopista de Florida al chocar contra un tráiler. Se convirtió en la primera víctima mortal en un vehículo autopilotado. La empresa ha asegurado en un comunicado que "no ha recibido ninguna comunicación de la SEC en relación con este asunto".

Las acciones de Tesla cayeron un 1,3% fuera del horario de mercado, después de subir un 3,7% durante el día. Este incremento se produjo tras la publicación en Twitter por parte del CEO de la compañía, Elon Musk, donde afirmaba que estaba trabajando en la segunda parte de un "plan maestro secreto". La estrategia de Telsa ha consistido en introducir poco a poco tecnología asistida en los vehículos para lograr una autonomía total en el futuro. 

La Autoridad Nacional de Seguridad del Tráfico en Carretera de EE UU (NHTSA) anunció la apertura de una investigación el pasado 30 de junio. La NHTSA pidió "un examen del diseño y comportamiento de las ayudas a la conducción en el momento del accidente". Un equipo de cinco agentes irán a Florida esta semana a investigar lo ocurrido, según ha anunciado Christopher O'Neil, portavoz de la agencia. El anuncio de la NHTSA fue el que hizo sonar las alarmas y que se conociera el suceso.

Ahora, la SEC considera que era una información relevante que debería haber sido comunicada a los inversores. Esta decisión de no informar del accidente puede convertirse en un problema para la compañía, ya que la conducción autónoma es un símbolo de Tesla. Ningún otro fabricante de automóviles ha lanzado un sistema que permita a los conductores quitar las manos del volante durante un tiempo prolongado con el coche en movimiento. 

El accidente de Florida no es el único que está bajo la lupa de la NHTSA. La agencia anunció la semana pasada una investigación sobre otro suceso, ocurrido el pasado 1 de julio en Pensilvania con un coche modelo X para saber si el conductor Albert Scaglioni había encendido el sistema de conducción autónoma. 

Normas
Entra en El País para participar