El futuro de la UE

‘Brexit’: Los pasos para el divorcio

 Amanecer ante el Big Ben en las Casas del Parlamento en Londres (Reino Unido)
Amanecer ante el Big Ben en las Casas del Parlamento en Londres (Reino Unido) EFE

Reino Unido ha votado por el brexit. ¿Cómo se ejecuta legalmente el proceso de separación?

1. Artículo 50 del Tratado de la Unión: dos años de negociación

El procedimiento de salida está previsto en el Tratado de la UE desde 2009 (en su artículo 50). Tanto la ex vicepresidente de la Comisión Europea, Viviane Reading, como el líder del partido Laborista británico (favorable a la permanencia) ya han reclamado que Reino Unido active sin dilación el mecanismo previsto. El primer ministro David Cameron se había comprometido a activarlo de inmediato. En cualquier caso, esta decisión depende del Parlamento británico. Es decir, aún quedan batallas pendientes para hacer efectiva la solicitud de abandonar la UE.

El Tratado establece que, una vez que se active, habrá un plazo de dos años para pactar las condiciones de la separación. Ese plazo de dos años se puede prorrogar, pero debe ser por unanimidad (27 miembros restantes, sin el voto de Reino Unido).  A mediados de 2018, si no se llegara a un acuerdo con Londres, se haría efectiva la salida. Hasta esa fecha, Reino Unido sigue siendo miembro de pleno derecho de la UE.

2. Precedente: Groenlandia

El único precedente de un país que abandone la Unión Europea fue el de 1985 de Groenlandia. Al pertenecer a Dinamarca, fue miembro de la UE. Tras un referéndum en el que ganó la opción de abandonar la UE, la salida se materializó con el Tratado de Groenlandia de 1984.

En esta ocasión se prevé una negociación mucho más compleja. Todas las relaciones forjadas desde 1973 se ponen sobre la mesa.

3. Negociaciones paralelas

Las negociaciones para la salida de la UE se enfocan en tres planos. Primero, el acuerdo de retirada, el acuerdo que regirá las relaciones de Reino Unido con Europa, así como una negociación de los 27 socios que se quedan, para determinar sus relaciones dentro de la UE: presupuesto, cargos en distintas organizaciones, comités....

4. Aportación de Reino Unido a la UE

Reino Unido realiza una aportación de uno 10.000 millones de euros al año, menos una rebaja (cheque) de 6.000 millones. Pero la aportación neta es de apenas 5.000 millones, porque Reino Unido recibe fondos estructurales.

Durante el proceso de negocación es probable que se redujera el acceso del país a programas de inversión a largo plazo, como los de investigación.

5. Presidencia de la UE

A Reino Unido le corresponde la presidencia semestral de la Unión Europea en la segunda mitad de 2017. La UE podría optar por prolongar el mandato de la anterior presidencia (Malta) o adelantar la siguiente (Estonia).

6. Ciudadanos extranjeros en Reino Unido

Si la separación se produce de manera poco amistosa, podría afectar a los ciudadanos no británicos que viven y trabajan en la UE.

7. La City, en vilo

El centro financiero de Londres acoge cada día a más de 300.000 personas que acuden allí a trabajar. Centenares de firmas estadounidenses, asiáticas o latinoamericanas han optado por fijar en Londres su base de operaciones para toda la Unión Europea.

Ante el brexit, una firme candidata a sustituir a Londres como centro financiero europeo sería Dublín. Luxemburgo, Fráncfort son también aspirantes.