Automoción

Volskwagen Navarra fabricará un nuevo modelo desde 2018

La planta de Landaben producirá un modelo de la familia del Polo a partir de 2018.

La compañía tiene unas inversiones de alrededor de 900 millones comprometidas para la fábrica

Planta de Volkswagen en Navarra
Planta de Volkswagen en Navarra

Después de muchos meses de parálisis, por fin la fábrica de Volkswagen en Landaben (Navarra) tiene la confirmación definitiva. Fabricará un nuevo modelo a partir de 2018, un vehículo que aprovechará la plataforma de producción del actual Polo. 

Así se lo ha comunicado hoy a la dirección y a los representantes de los trabajadores de la fábrica el vicepresidente mundial de Compras del Grupo Volkswagen, Francisco Javier García Sanz, quien destacó la "profesionalidad y el buen hacer de la plantilla para lograr este proyecto, que supone una garantía para el futuro de la planta".

El nuevo modelo que se fabricará en las instalaciones de Landaben compartirá plataforma con el nuevo Volkswagen Polo. Está previsto que su producción arranque en el año 2018. De esta forma, Volkswagen Navarra producirá un segundo modelo por primera vez en su historia, tras el acuerdo para mejorar la competitividad suscrito por la dirección y la mayoría sindical (UGT, CC.OO. y CGC) el pasado mes de marzo.

Aunque no se ha precisado el monto de la inversión necesaria para llevar a cabo esta iniciativa, lo cierto es que la instalación tenía comprometidos alrededor de 900 millones de euros por parte de la matriz alemana. El 8 de mayo de 2015, Volkswagen anunció que dedicaría 4.200 millones de euros a sus instalaciones fabriles en España hasta 2019.

Poco después, el 8 de septiembre del año pasado, la compañía aseguró que Seat recibirá 3.300 millones de euros, en su mayoría para sus desarrollos en Martorell (Barcelona). La fábrica catalana fabrica en la actualidad los Seat Ibiza y León y el Audi Q3. Sin embargo, este modelo de Audi se sustituirá por el A1 en 2018 y comenzarán en 2017 a fabricar un todocamino nuevo, más pequeño que el actual Ateca.

Sin embargo, la planta de Landaben no había recibido confirmaciones de su monto de inversión y de los desarrollos a realizar en los próximos años. El 18 de septiembre de 2015, diez días después de comunicar el detalle de las inversiones en Seat, saltó a la palestra el escándalo de la manipulación de las emisiones de los motores diésel en la automovilística alemana y todo tipo de gasto se examinó al detalle. Aunque en varias ocasiones, directivos de Volkswagen confirmaron públicamente y al ministerio de Industria español que mantenían las inversiones en España, la duda no abandona hasta que hay anuncios definitivos como el de ayer.

El vicepresidente mundial del Grupo Volkswagen, Francisco Javier García Sanz, destacó la profesionalidad y la responsabilidad de los trabajadores y de la dirección de Volkswagen Navarra para conseguir la adjudicación del proyecto. “Quiero agradecer la gran labor realizada por la parte social y por la dirección, quienes con su actitud constructiva han hecho posible la excelente noticia que hoy podemos anunciar”, declaró.

García Sanz -quien informó de la adjudicación del segundo modelo al ministro de Economía y Competitividad en funciones, Luis de Guindos, y a la presidenta del Gobierno de Navarra, Uxue Barkos- agradeció el apoyo brindado por las distintas Administraciones Públicas al proyecto de Volkswagen Navarra. “Con esta decisión, el Grupo Volkswagen ratifica su compromiso con España, que es y será un país clave en la estrategia de nuestra compañía”, añadió.

Por su parte, el presidente de Volkswagen Navarra, Emilio Sáenz, apuntó que la concesión de un segundo modelo a la fábrica de Landaben ha sido “un gran anhelo” que hoy se hace realidad. “Hemos luchado mucho para merecer este honor.

Y gracias al trabajo concienzudo y responsable de todos y cada uno de los trabajadores de Volkswagen Navarra -y de quienes nos han precedido- y al buen hacer de la parte social, nos encontramos ante un momento histórico que garantiza el futuro de la fábrica”, añadió.

El presidente del comité de empresa de Volkswagen Navarra, Alfredo Morales, subrayó que hoy se ha producido un "hecho histórico para la planta y también para Navarra". “Estábamos convencidos de que el camino del diálogo, la negociación y el acuerdo es el correcto para el éxito y esta es la mejor prueba de ello. Queremos trasladar a todos los trabajadores nuestro más sincero agradecimiento por el apoyo y la implicación en todo este proceso, ya que, gracias a la plantilla, hoy encaramos el futuro de esta manera tan positiva”, concluyó.

Volkswagen Navarra ha fabricado más de siete millones de unidades del Volkswagen Polo, correspondientes a cuatro generaciones de este modelo. En 2015, la producción ascendió a 298.358 unidades, de las que el 91% se destinó a exportaciones a unos 60 países.