Productos financieros

Ganchos de la banca para retener a los ahorradores

El dinero nuevo y la vinculación tienen premio, al tiempo que productos complejos y ligados a la renta variable ganan terreno

La banca está exprimiendo todos sus recursos con la misión de impedir que sus clientes huyan en busca de mejores rentabilidades.
La banca está exprimiendo todos sus recursos con la misión de impedir que sus clientes huyan en busca de mejores rentabilidades.

El ahorro está muy mal remunerado en estos tiempos de tipos cero. Por eso los bancos están exprimiendo todos sus recursos con la misión de impedir que sus clientes huyan en busca de mejores rentabilidades. Las cuentas que ofrecen hasta el 3% a cambio de casarse con la entidad están de moda, también los anzuelos al 5% –siempre, eso sí, para un importe máximo que suele rondar los 5.000 euros– y las promociones por llevar dinero nuevo. La banca extranjera afila sus armas para atraer parte del pasivo con intereses que llegan hasta el 2%, a cambio de no contar con la garantía del fondo de depósitos español.

Mientras, una nueva hornada de fondos garantizados ha vuelto invadir los escaparates. Las ventajas para los clientes son limitadas. Sus rentabilidades máximas están muy acotadas –pocos ofrecen más del 1% anual, y eso en los mejores casos– y sus vencimientos son ultralargos, de más de cinco años en la mayoría de los casos. Su gran atractivo está en que con ellos no se puede perder dinero; eso sí, siempre que el partícipe quede hasta el vencimiento. Los bonos para particulares también están de moda en algunas entidades. Igual que los garantizados, suelen estar ligados a la renta variable y son a muy largo plazo.

  • CUENTAS: Intereses, descuentos, cero comisiones y regalos

Las entidades financieras han visto en las cuentas bancarias el producto perfecto para llegar a cada perfil de cliente. Así, han diseñado una amplia gama para sacar provecho a los ingresos de forma segura: cuentas de ahorro, remuneradas con nómina, sin nómina, sin comisiones y con regalos. “Las mejores ofertas suelen estar reservadas para aquellos clientes que domicilien la nómina”, aseguran en el portal de finanzas personales HelpMyCash.com. Banco Santander paga entre un 1% y un 3% TAE en función del saldo y devuelve un porcentaje de los recibos domiciliados, aunque requiere vinculación y tiene comisiones. Un 3% TAEofrece Sabadell, con devolución de recibos y descuentos en gasolineras, a clientes con más productos gestionados por el banco. No cobra comisiones, al igual que Bankinter, que renta hasta un 5% TAEel primer año tanto si se tiene nómina como si no. Sin necesidad de nómina, Openbank tiene una cuenta corriente operativa con tarjetas gratis y sin comisiones. Pero si se domicilian los ingresos ofrece descuentos especiales. También ING Direct dispone de una cuenta nómina y otra sin nómina, además de su famosa Cuenta Naranja que actualmente renta un 0,20% TAE. La cuenta de ahorro Coinc da un 0,70% TAE y la Cuenta Inteligente de Evo Banco, un 0,50%.

Y algunas entidades han recuperado el gancho de los regalos. La cuenta de imaginBank (La Caixa) para operar con el móvil promete una tablet Samsung Galaxy, un televisor Samsung o unos auriculares LG por ingresos mínimos, recibos y compras con tarjetas.

  • DEPÓSITOS: Los más rentables, de bienvenida y online

Pese a la pérdida de atractivo por el hachazo a las rentabilidades, los depósitos a plazo fijo continúan siendo el producto preferido por las familias españolas para ver crecer sus ahorros. Según Inverco, en 2015 aún suponían el 38,7% de la cartera de activos financieros de los hogares. “Es un producto que por su mínimo riesgo sigue siendo uno de los favoritos para aquellos perfiles más conservadores, pero si ha tenido un inconveniente, es que su rentabilidad se ha visto mermada durante los últimos años”, señala María Valero, de iAhorro. El interés medio se redujo a un exiguo 0,25% en abril, según el Banco de España. Pero aún sobreviven remuneraciones interesantes, muy por encima de la media, que algunas entidades mantienen como arma para captar nuevos clientes. Así, las ofertas más suculentas, por encima incluso del 2%, suelen ser depósitos bienvenida y de banca en internet. Entre los adheridos al Fondo de Garantía español, Selfbank paga el 3% TAE a tres meses hasta 15.000 euros. Banco Finantia Sofinloc publicita un plazo a 12 meses al 1,15% TAE a partir de 50.000 euros. A 14 meses, Bancopopular-e ofrece un 0,90% TAE desde 12.000 euros.

Entre la banca foránea, Crédit Agricole Consumer Finance renta entre un 1,30% y un 1,80% de 6 meses a tres años para inversiones de 5.000 a 500.000 euros. Banca Farmafactoring paga hasta un 2,11% a 60 meses desde 10.000 euros. Easisave abona un 2% a un año desde 1.000 euros y hasta el 2,5% a tres años. ING Direct paga un 1,50% TAE a dos meses.

  • BONOS: El imán de ofrecer “hasta” el 2% anual

Santander ha sido una de las entidades más activas en comercializar bonos estructurados entre la clientela de sucursales. Desde abril de 2015, ha lanzado unos 1.700 millones de euros en deuda para particulares, y de ese total una parte importante está vinculada a la renta variable. Hasta el 8 de junio, de hecho, ofrece bonos que vencen en cinco años y que prometen una rentabilidad por ejercicio de hasta el 1,5%. El importe mínimo de suscripción es de 10.000 euros.

Pero para obtener ese interés las acciones de Daimler, Total y Microsoft tienen que cotizar por encima del precio de referencia; en caso contrario, los bonos no pagarán nada. Esta vez, el importe máximo de la emisión es de 150 millones de euros, tras ofertar en abril 300 millones que daban un máximo del 2%, también a cinco años. La acogida de este producto ha sido pobre, en la emisión previa colocó poco más de 23 millones de euros. En ese caso, la rentabilidad estaba vinculada a la evolución en Bolsa de Sanofi, Apple y Unilever. Eso sí, Santander garantiza que el inversor no pierda dinero si espera al vencimiento. Banco Sabadell también ha ofrecido bonos entre particulares, aunque estos han sido  de los de toda la vida. Con un vencimiento mucho más corto, de 15 meses, ha colocado 600 millones desde enero, con rentabilidades anuales del 0,65% al 0,75%. Ahora está en plena colocación, hasta el 10 de junio, de hasta 300 millones de euros al 0,6%, que se pueden contratar desde 1.000 euros. Estos bonos expiran dentro de dos años.

  • FONDOS: Carteras garantizadas, pero sin atractivo real

Son muy poco rentables pero muy fáciles de vender, por ello han vuelto a los escaparates de las sucursales. Los vaivenes en los mercados de inicios de 2016 han propulsado la comercialización de fondos garantizados, con un patrimonio de más de 23.000 millones de euros a cierre de mayo, tras un crecimiento del 3,7% en el año por un importe de cerca de 900 millones. De los 77 nuevos fondos registrados en la CNMV este ejercicio, el 31% son garantizados en mayor o menor medida. Las carteras mixtas y perfiladas, supuestamente, en función del perfil de riesgo del cliente, han tenido unos resultados decepcionantes, y vuelve el conservadurismo. Las gestoras que más han tirado de estos instrumentos son las de Santander, Bankia, Banco Sabadell y Kutxabank. Lo que ocurre es que sus rentabilidades máximas son muy limitadas (rondan el 1% anual), están ligados en la mayoría de los casos a la renta variable y sus plazos de vencimiento son extremadamente largos. Si el cliente sale antes de la fecha de vencimiento, no contará con el blindaje, por lo que podrá sufrir pérdidas. Santander AM tiene dos productos en plena comercialización. El Santander 100 Global 4 –ligado al precio de las acciones de BP, Orange y Unilever– pagará entre el 0% y el 0,91% anual hasta 2023. El otro, Santander 95 Índice Europa, limita las pérdidas al 3,86%, y las ganancias, al 9,47%. Otros productos en venta son de Bankia AM, Allianz Popular AM y Kutxabank Gestión, con vencimientos en 2022 y 2023 y rentabilidades entre el 0,1% y el 1,57% anual.

  • CRÉDITOS: Dinero preconcedido para fidelizar clientes

Con el objetivo de fidelizar a sus clientes, algunos bancos les preconceden préstamos sin que los hayan solicitado. Suelen ponerse a disposición de los usuarios más solventes y de menor riesgo. “Los bancos tienen mucha información sobre sus clientes: sus movimientos de cuenta, cómo usan las tarjetas, los pagos de créditos e hipotecas, las propiedades que tienen, su capacidad de ahorro e inversiones... Multitud de datos que, bien usados, permiten a una entidad financiera valorar las necesidades del cliente y lo buen pagador que es”, explican en iAhorro. Así, este tipo de créditos sin esperas están aprobados de forma automática y el afortunado solo tiene que dar el visto bueno, por internet o en una oficina. Entidades como Banco Sabadell, Bankia o INGDirect mandan constantes mensajes a sus mejores clientes sobre préstamos al instante. Ofrecen cantidades que varían en función del perfil del usuario, pero que en el caso del banco naranja alcanzan hasta los 60.000 euros. En este caso, el interés supera el 6% TAE. Sabadell, por su parte, da en algún caso 21.500 euros al 9,5% TAE, y Bankia ofrece alrededor de los 30.000 euros hasta 60 meses con intereses que van del 10% al 15% en función del plazo.

En los últimos años, varios bancos, entre ellos ING, también notifican préstamos hipotecarios preconcedidos hasta una cuota mensual máxima. Entre las ventajas destaca la inmediatez, pero el cliente debe estudiar con detalle las condiciones financieras, los intereses y las comisiones.