Otra patente de Samsung muestra su móvil plegable

Otra patente de Samsung muestra su móvil plegable

Desde hace algunos años, la compañía surcoreana líder en tecnología de consumo ha estado registrando patentes en relación con los teléfonos inteligentes plegables. Según los conceptos que se pueden apreciar en estas diferentes patentes, uno de los puntos clave es que la pantalla, plegándose por la zona central, adoptaría formas de teléfono inteligente y de tableta, en función de la configuración y derivado del tamaño disponible del 'display'. Pero en esto, también la interfaz tiene mucho que ver. Ahora, sin embargo, la patente más reciente muestra una función que todavía no se había visto.

La patente más reciente de Samsung en relación con los teléfonos plegables muestra el supuesto Galaxy X plegado a la mitad, en modo de carga de batería

Una filtración -fiable- ya ha anticipado que el Samsung Galaxy X será el primer teléfono inteligente plegable de la firma surcoreana, y que llegará a finales de este mismo año, o principios del próximo año 2017 como muy tarde. Un equipo que será de altas prestaciones y con resolución 4K, según las filtraciones, pero aún se desconocen sus dimensiones. Aprovechando la tecnología OLED que ya se utiliza en el Samsung Galaxy S7 Edge, la firma surcoreana hará que este dispositivo sea plegable, en base a esta información, pero tampoco ha trascendido cómo será la bisagra que lo permita.

Otra patente de Samsung muestra su móvil plegable

Y según la patente más reciente de la firma surcoreana, el terminal contará en su lista de accesorios oficiales con un cargador que aproveche la bisagra y la pantalla OLED para poder cargarlo, plegado, en una base específicamente diseñada para él. No se ha podido confirmar que esta base de carga corresponda también al Samsung Galaxy X del que se han filtrado algunos datos, pero encaja con los planes de la firma surcoreana en cuanto al primer teléfono inteligente plegable, que según estos esquemas tendría un formato 16:9 extendido, pero similar  a los 4:3 cuando esté plegado.

En este último esquema, el terminal muestra un diseño prácticamente idéntico al del Samsung Galaxy S7 o el Samsung Galaxy S7 edge, es decir, con la pantalla en una de las caras del dispositivo y, en esta misma zona, un módulo de cámara secundario. En el otro lado, como en los terminales habituales, un módulo de cámara secundario con flash LED, y en la zona central la bisagra que permite plegarlo. Lo que sí ha sorprendido, sin embargo, es que según estos esquemas la pantalla quería en la 'zona oculta' cuando el dispositivo se pliega.

Normas