Automoción

¿Cuál es la vida de los neumáticos usados?

Los neumáticos están sujetos a una ecotasa destinada a la gestión de sus residuos

Neumáticos de Pirelli.
Neumáticos de Pirelli.

En España, los productores tienen la obligación desde 2005 de encargarse del reciclado de los neumáticos fuera de uso (NFU), una categoría que excluye los neumáticos reparados o comercializados de segunda mano. Para ello se crearon entonces los Sistemas Integrales de Gestión (SIG), organizaciones sin ánimo de lucro, a través de las cuales se organiza todo el proceso. Los consumidores financian el reciclado pagando un canon al comprarlos aunque no aparece desglosado en la factura, el importe varía anualmente dependiendo del coste.

No existen datos centralizados, pero el sector estima que más de la mitad de los neumáticos acaban en vertederos sin ningún tratamiento que garantice su correcta reutilización. Esta cifra suponen una mejora, aunque ligeramente, con respecto a la situación existente antes de que entrará en vigor el real decreto que impone esa responsabilidad objetiva ampliada.

Sin embargo, 10 años después, España sigue a la cola del reciclaje. Un informe CWIT del pasado verano, elaborado por un panel de expertos entre los que se incluía la Interpol y la Universidad de Nacional Unidas, alertaba del flagrante incumplimiento en, por ejemplo, el reciclaje de los residuos electrónicos (RAEES) que son altamente contaminantes; es decir, todos aquellos que cuenten con alguna batería o cable. Según el informe, España estaría en la cola europea solo por delante de Chipre y Rumanía. El 80% de esos residuos (600.000 toneladas) se desconoce donde acaba. Otro tanto ocurre con los neumáticos con los que, en la mayoría de los casos, no se cumple el proceso estipulado. 

El volumen de residuos no reciclados al año es tan grande que permitiría construir un muro de cuatro metros de altura de Madrid a Barcelona (504,91 kilómetros). No solo es un problema medioambiental, como se ha comprobado con el incendio en el vertedero de Seseña, sino económico. Los expertos estiman que en pérdida directa los RAEES no tratados suponen un coste de entre 800 y 1.200 millones de euros.

¿Cómo se organiza el reciclado?

Aunque la normativa permite que cada productor de neumáticos (entendido como la persona que realiza la primera compraventa en territorio nacional) cumpla con sus obligaciones de reciclado de la forma que quiera. No obstante, los principales operadores del sector están organizados a través de sistemas integrales de gestión (SIG), encargados de coordinar todo el proceso desde el inicio hasta el final de su valorización.

Los principales fabricantes, como Bridgestone, Continental, Michelin, Pirelli y GoodYear, constituyeron Signus Ecovalor, el sistema integrado de gestión de neumáticos usados más importante del país, y en el que, según los datos de 2014, lo conforman 337 empresas adheridas. Estas empresas solicitan la recogida de los neumáticos usados y estos van a centros de recogida y clasificación de residuos. Solo los neumáticos fuera de uso (NFU) son los que propiamente se reciclan.  

¿Cómo es el proceso de reciclado?

El correcto mantenimiento de los vehículos genera neumáticos usados que aún pueden ser útiles de diversas formas. El taller solicita la recogida de neumáticos usados a un gestor autorizado, que los retira de forma gratuita. 

Los neumáticos usados se descargan y, tras una serie de pruebas, se clasifican en función de su estado como usados o fuera de uso. 

- Neumáticos en buen estado: Hay muchos neumáticos que aún están en buen estado y siguen teniendo vida útil. Éstos se clasifican y se envían a tiendas para ser vendidos en el mercado de ocasión. 

- Neumáticos recauchutados: Los neumáticos con cierto desgaste se envían a talleres de recauchutado, donde se les cambia la banda de rodadura y se ponen de nuevo en el mercado como neumáticos reciclados

- Neumáticos fuera de uso (NFU): Los neumáticos en mal estado que no puede ser puestos de nuevo en circulación se clasifican como neumáticos fuera de uso (NFU) y se trasladan a los centros de transformación para su valorización y reciclaje.

¿Qué proceso se sigue para darle valor a los NFU?

Mediante el tratamiento de granulado, los materiales que forman los neumáticos se separan: caucho, acero y fibras se usarán posteriormente en múltiples aplicaciones. Los neumáticos fuera de uso se someten a un proceso de triturado, para fabricar un producto de interesantes características que servirá para otras aplicaciones (principalmente obra civil) o como combustible de sustitución.

¿Para que sirve los materiales de los NFU?

El neumático granulado es un excelente material para la fabricación de suelos de seguridad de parques infantiles, suelos de pistas deportivas, carreteras, y rellenos de campos de fútbol de césped artificial.

El alto poder calorífico del neumático triturado y su bajo contenido humedad lo convierten en un buen combustible de sustitución para grandes instalaciones industriales como las cementeras. Además, su componente de caucho natural y su bajo contenido en azufre generan una importante reducción de emisiones netas.

¿Cuáles son sus cifras?

En 2014, el sistema integrado de gestión de neumáticos usados recogió 175.000 toneladas, que se destinaron a reutilización, granulación, obra civil, coprocesado de cementeras y generación eléctrica. Según Signus, cada día se recogen 800 toneladas de neumáticos usados.

¿En qué consiste la ecotasa?

Los talleres cobran al consumidor final la ecotasa por cada neumático que compra. Así, ejercen de intermediarios: cobran la ecotasa y se encargan de recoger los usados y solicitar su recogida, abonando a la empresa encargada la cuota correspondiente.

¿Cuánto se paga por neumático? Depende de la categoría y varía cada año: los turismos abonan 1,33 euros por neumático, camionetas y 4x4 (2,32 euros), camiones (11,15 euros) y motos y scooter (0,8)

Hay cuatro normativas que regulan el marco legal de los neumáticos usados:

- Real Decreto sobre la gestión de neumáticos fuera de uso: establece que los fabricantes tienen la obligación de elaborar y presentar un plan de prevención de neumáticos fuera de uso para minimizar el impacto al medio ambiente. Los fabricantes están obligados a gestionar una cantidad de neumáticos fuera de uso hasta la cantidad puesta por él en el mercado de reposición. Para ello, pueden participar en un sistema integrado de gestión, como Signus.

- Plan nacional de residuos: es la guía para el desarrollo de políticas específicas de gestión para la búsqueda de requisitos comunes entre las administraciones y los sectores afectados.

- Ley de residuos y suelos contaminados: tiene como objetivo reducir un 10% el peso de los residuos producidos en 2020 respecto a 2010.

- Directiva 2008/98/CE sobre residuos: directiva de 2008 que constituye el marco normativo para la producción y gestión de los residuos.