Materias primas

El precio del petróleo no subirá mucho más, dice la AIE

Plataforma de extracción petrolífera
Plataforma de extracción petrolífera

Mientras el petróleo roza los máximos anuales tras el inesperado descenso de los inventarios en Estados Unidos, la Agencia Internacional de la Energía (AIE) ha publicado su informe para el mes de abril en el que confirma que la oferta y la demanda de crudo van camino de estabilizarse.

El organismo, eso sí, no prevé grandes subidas por encima del nivel actual, toda vez que los repletos inventarios de los países desarrollados harán de barrera en un primer momento. La producción de la Organización de Países Productores de Petróleo (OPEP) aumentó hasta los 32,76 millones de barriles diarios lo que, según la AIE, supone más de 500.000 unidades diarias por encima de lo que el mercado necesita este 2016.

Petroleo Brent 65,120 -7,131%

Y es que a los aumentos de la producción de Irak y Emiratos Árabes se ha unido Irán. El país persa elevó su producción a 3,56 millones de barriles diarios, sorprendiendo enormemente a los analistas al alcanzar, en tan solo 100 días, los niveles previos a la imposición de sanciones comerciales como consecuencia de su programa nuclear. El aumento de la producción total del cártel se ha producido incluso pese a los recortes de Kuwait y Nigeria (cuya capacidad ha caído a niveles mínimos de hace 20 años).

La estabilidad a la que se encamina el mercado de petróleo no llega sin embargo, por una limitación de la oferta, sino por el lado de la demanda. India ha reflejado un nivel de demanda por encima de lo esperado al que se han unido China y, sorprendentemente, Rusia. Para el cómputo anual, la AIE espera un crecimiento de la demanda de más de 1,2 millones de barriles diarios, hasta los 95,9.

  • Los países ajenos a la OPEP sufrirán los recortes

Lo que parece seguir teniendo claro la Agencia Internacional de la Energía es que la OPEP ha decantado ya la guerra por la cuota del mercado de petróleo a su favor. Según sus pronósticos, los países ajenos al cártel reducirán sus niveles de producción en alrededor de 800.000 barriles diarios en 2016, de los que Estados Unidos asumirá la mayoría reflejado en una menor actividad de su fracking.