Automoción

Un salón para mirar, tocar... y comprar

El Salón Internacional del Automóvil de Madrid se convierte, desde hoy, en Madrid Auto, y cambia la exposición por la venta de vehículos nuevos en cinco pabellones de Ifema.

Un salón para mirar, tocar... y comprar

El automóvil es el protagonista de algunos de los salones y ferias más importantes del mundo. París, Fráncfort, Nueva York, Detroit, Tokio, Shanghái... Las grandes urbes y las marcas eligen las cuatro ruedas para ser el reclamo de los grandes aficionados al motor y de los medios de comunicación especializados. Madrid también. El primero de este tipo en la capital se remonta al año 1907, aunque, durante el siglo XX, no se celebró de forma continuada hasta su final. En 1996 volvió con fuerza para celebrarse de forma bienal, y ser, junto al Salón de Barcelona, la referencia de las novedades del sector.

Sin embargo, su relevancia fue perdiendo fuelle, y la acusada crisis del mercado del automóvil entre 2008 y 2012, año en el que las ventas no llegaron a 700.000 unidades, minaron el interés de aficionados y marcas. Y este, solo podía recuperarse dándole una mayor utilidad. Ahora, el Salón Internacional del Automóvil de Madrid se convierte en Madrid Auto, donde la venta, y no la imagen, es la protagonista.

Una reformulación del concepto de la feria que nace en un momento en el que el mercado del automóvil en España ha tomado velocidad de crucero. El pasado mes de abril, con 100.281 unidades matriculadas, un 21,2% más que en abril de 2015, puso la guinda al mejor cuatrimestre desde 2008. En esos primeros cuatro meses del año, el volumen de ventas se elevó a 385.775 unidades, un 10,3% más que en el mismo periodo del año pasado. Unos números que en la patronal de los fabricantes, Anfac, toman como buenos, en línea con las expectativas fijadas a principio de año.

Ferrari presenta el California T

Un salón para mirar, tocar... y comprar

Fabricantes de superdeportivos de lujo como Ferrari y Porsche también están en Madrid Auto. El primero presenta el California T con su nuevo paquete Handling Speciale. Un modelo descapotable, con techo rígido, y con un motor V8. No es el único coche que la marca del cavallino rampante lleva al salón, ya que los visitantes también podrán ver de cerca el Ferrari 488 Spider. Porsche, por su parte, también apuesta por un descapotable con el 718 Boxster, con un motor de 300 CV de potencia.

El mayor acceso a la financiación, la mejora del consumo, los esfuerzos comerciales de los concesionarios, y la continuación de los planes de ayudas a la compra, los PIVE, que ya marchan por su octava edición, son los principales factores que ayudan a esta situación. Se espera cerrar el año en 1,1 millones de matriculaciones, aunque la ausencia, al menos hasta verano, de un gobierno central, impide plantear la renovación del PIVE 8, del que restan dos meses de vigencia. “Seguimos siendo optimistas para cumplir con las previsiones, dada la dinámica del mercado, aunque estaremos a la expectativa por los efectos que pueda tener el retraso de un nuevo PIVE”, señalan desde Anfac.

La mejoría del mercado también ha ayudado a incrementar la rentabilidad de los concesionarios, que a través de las marcas, están también presentes en Madrid Auto. Esta se sitúa en un 1,36%, aunque desde su patronal, Faconauto, se destaca que sería necesario llegar a un 3% para soportar de una forma eficaz toda su estructura. Los avances digitales también han modificado su relación con el cliente. Este obtiene, a través de internet, toda la información de los modelos en los que se interesa, y acude a los concesionarios con todos los datos. “Esto implica que los puntos de venta estén más informados, y que no se puede desaprovechar cada visita”, apuntan desde la asociación, desde la que se destaca el esfuerzo comercial de los concesionarios, que continúa por encima de los 4.000 euros, de media, por unidad.

Mercado capital

Tanto Anfac como Faconauto ven como positivo el cambio conceptual del Salón del Automóvil de Madrid, “una zona fundamental para el mercado nacional”. En el primer cuatrimestre, las matriculaciones en esta región se elevaron a 126.573, un 12% más que en el mismo periodo del año anterior, un ritmo más elevado que el del conjunto del mercado español. Uno de cada tres automóviles que se venden en el país, están en Madrid, que sería, por volumen, el sexto mercado de toda la Unión Europea, y solo Brasil y Argentina le superarían en Latinoamérica. Además, en la región se fabrica el 5% de toda la producción de vehículos en España. Esta, en 2015, alcanzó las 115.266 unidades.

Con estos ingredientes comienza la primera edición de Madrid Auto, cuya fecha de celebración también ha sido bien acogida por las asociaciones. El segundo trimestre del año se caracteriza por ser el que aglutina las compras de automóviles de cara a las vacaciones de verano, lo que le añade un punto más de actividad. Algo de lo que se pueden aprovechar las 29 marcas presentes en el nuevo salón. Entre ellas, Seat, Opel, Nissan, Mercedes, Fiat, Renault, Ford o Toyota, además de marcas premium como Lexus, Jaguar o Infiniti, y de lujo, como Porsche y Ferrari. Otras, como Peugeot o Volkswagen no participan en esta primera edición.

Madrid Auto se desarrolla desde hoy y hasta el día 16, en los pabellones 1, 2, 3, 4, y 5 de Feria de Madrid, en un horario de 11.00 a 21.00 horas. El precio de la entrada es de seis euros, y se puede adquirir de forma anticipada en la web de la feria.

Competiciones virtuales y una pista de pruebas

Un salón para mirar, tocar... y comprar

Además de los coches disponibles en Madrid Auto, y de los espacios de negociación con las marcas y concesionarios que se han establecido, los visitantes al salón podrán acceder a una variedad de actividades paralelas que completarán su experiencia en el mismo. Una de ellas es el espacio de juegos virtuales organizado por Game eSports, en el que los títulos de velocidad, como Mario Kart 8, F1 2015 o Forza 6, son los protagonistas. Además, en la zona exterior situada entre los pabellones 5 y 6 se sitúa un simulador de rallies.

En el pabellón 3 se ubica la Zona Eco, un espacio de exhibición de modelos de bajas emisiones, como el Ford Mondeo Hybrid, los Renault Twizy y ZOE, o la cuarta generación del Toyota Prius. Junto a este espacio se ubica también una pista de demostración en la que se puede comprobar el funcionamiento de los últimos sistemas de ayudas a la conducción, como los nuevos asistentes de aparcamiento asistido.

El salón también cuenta con boxes para probar los automóviles que se exponen, y una zona de restauración gracias a los food trucks situados en dos puntos de conexión entre los pabellones.