Uno de cada cinco universitarios quiere emprender

También hay un importante número de jóvenes que desean trabajar como funcionarios, con el propósito de conseguir un empleo fijo

Uno de cada cinco universitarios quiere emprender

Los universitarios tienen claro lo que quieren en el futuro. El informe ‘Radiografía de la universidad española: liderazgo emprendedor e innovación en la universidad española”, realizado por la Fundación Axa y Educa 2020, desvela que uno de cada cinco piensa en montar su propio negocio (18,8%), frente al 25,2% que desea trabajar como funcionario, el 22,6% que tiene interés en hacerlo en una multinacional, el 11% que se ve en el futuro en una pyme y el 3,4% que pretende ser autónomo. Por su parte, aún hay un 14,4% de estudiantes que aún no han tomado una decisión.

Para realizar este informe se realizaron 5.601 entrevistas online entre estudiantes de Formación Profesional y universitarios de todo el país. El principal motivo que encuentran para incorporarse al mercado laboral pasa por realizar un trabajo que les agrade. A continuación le sigue en esta clasificación, contar con un puesto asegurado, trabajar en algo asociado a los estudios y hacer realidad una idea personal.

Por detrás de todos estos aspectos se encuentran otros aspectos como la independencia, el nivel salarial, poder tomar decisiones, la independencia, viajar, ser su propio jefe o contar con un empleo desafiante.

Uno de los responsables de este informe, Narciso Michavila, asegura que estos resultados demuestran que no es del todo cierto que los universitarios quieran ser empleados de la administración. No le preocupa esto, y entiende que en la actual situación económica que atraviesa España, con un tasa de paro entre los jóvenes del 40%, lo que busquen sea sobre todo una estabilidad con un trabajo fijo.

Un aspecto a destacar de este estudio, es que se encuentra emprendedores en cualquier titulación o curso, sobre todo entre aquellos que se encuentran en la última fase de sus estudios. El perfil empendedor hace referencia sobre todo a un hombre, de unos 24 años y con padres autónomos. Estos universitarios que desean montar su propia empresa reconocen que lo que más les preocupa es la falta de financiación, las trabas que impone la administración y la falta de conocimientos para sacar adelante los proyectos.

Normas