_
_
_
_
Política monetaria

Conozca si su empresa puede vender deuda al BCE

El presidente del BCE, Mario Draghi.
El presidente del BCE, Mario Draghi.KAI PFAFFENBACH (REUTERS)

La reunión del Banco Central Europeo (BCE) fue una cita transición. Después de la batería de medidas anunciadas en marzo, este mes todas las miradas estaban puestas en la valoración que el presidente de la institución, Mario Draghi, hiciera del devenir de los acontecimiento así como los detalles de la medida estrella adoptada en el pasado encuentro: la compra de deuda corporativa. Pero estos parece que están haciéndose de rogar. Nada más concluir la comparecencia del banquero italiano, el BCE ha publicado un documente en el establece alguno de los aspectos técnicos, la mayoría de ellos ya conocidos por los inversores. Es decir, apenas aportan novedades. El objetivo de programa es el de contribuir a combatir los bajos niveles de inflación y aproximarla al objetivo del 2%. Estas son algunas de las cuestiones claves:

1. ¿Cuándo comenzará comprar deuda y qué organismos se encargarán de ello?

La implementación del Quantitative Easing (QE) corporativo comenzará el próximo mes de junio. La adquisición de bonos la realizarán seis bancos centrales (el Banco Central de Bélgica, el Bundesbank alemán, el Banco de España, el Banco de Italia, el de Francia y el Banco de Finlandia) que actuarán en nombre y bajo la coordinación del BCE. Conforme empiece a entrar en vigor el programa, “aumentará el apetito inversor por la deuda con grado de inversión al estrecharse los márgenes, ya que la demanda prevista por el BCE estrechará más los márgenes”, asegura Adolfo Estévez, director de Axesor Rating.

2. ¿Mercado primario o secundario?

Estas compras se llevarán a cabo tanto en el mercado primario como en el secundario. Eso sí, si se efectúan en el primero, quedan excluidos los instrumentos de deuda que emitan las empresas calificadas como públicas.

3. ¿Qué condiciones deberán cumplir los bonos susceptibles de adquisición?

Durante el Consejo de Gobierno, los asistentes discutieron los criterios que tendrían cumplir los activos susceptibles de adquisición. La primera exigencia es que sean admitidos como garantía en las operaciones de crédito del Eurosistema. Asimismo, deben estar denominados en euros y disponer de una calificación crediticia de al menos BBB- o equivalentes. El plazo de vencimiento de los bonos puede oscilar entre los seis meses y los 30 años mientras que el límite para estas compras queda fijado en el 70% de la emisión.

4. ¿Y las empresas emisoras?

Respecto a las condiciones que deben cumplir los emisores, el BCE señala que tendrá que ser empresas con domicilio social en la zona euro y siempre y cuando no se trate de una entidad de crédito, ni vehículos de gestión de activos y no sean una filial. Durante la rueda de prensa, y ante las preguntas de los periodistas, Draghi afirmó que las aseguradoras así como las compañías con las filiales financieras como las automovilísticas entran dentro del programa.

En la comparecencia, Mario Draghi no ha escatimado mensajes al Gobierno alemán, tras las críticas de algunos de sus miembros a la política del banco: "Hemos tratado brevemente el asunto y votado por unanimidad que el BCE es una entidad independiente. Obedecemos a las leyes, no a los políticos", ha asegurado. "Ciertas críticas hacen que las medidas tomadas tarden más en hacer efecto, y por tanto obligan a tomar más medidas", ha añadido. "La política monetaria ha sido la única que ha apoyado el crecimiento en estos cuatro años", abundó.

En base a nuestro análisis económico hemos decidido mantener los intereses iniciales sin cambios", ha explicado Draghi en su discurso inicial. "Esperamos que sigan en los niveles actuales, o inferiores, un periodo de tiempo prolongado, y más allá del horizonte programado para las compras de activos".

El consejo de Gobierno del BCE decidió el pasado mes de marzo aplicar estímulos monetarios muy agresivos para evitar una deflación en la zona del euro. El banquero italiano sostiene que estas medidas y las tomadas desde junio de 2014 "han mejorado las condiciones de crédito para hogares y empresas". 

En su discurso de hoy, Draghi ha explicado el BCE empezará en junio las compras de deuda corporativa. Ha recomendado, a su vez, reformas estructurales en los países miembros para elevar el crecimiento y la resistencia de la economía a los shocks externos.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Más información

Archivado En

_
_