Microsoft apuesta todo a la retrocompatibilidad de Xbox One y deja de fabricar la Xbox 360

Microsoft apuesta todo a la retrocompatibilidad de Xbox One y deja de fabricar la Xbox 360

Sony tiene la videoconsola más vendida de la última generación con su PlayStation 4, pero Microsoft no se ha querido quedar de brazos cruzados y en los últimos meses se ha llevado el visto bueno del mercado y los usuarios introduciendo la retrocompatibilidad en Xbox One. Esto es lo que permite, en la más moderna, utilizar los videojuegos de la generación y videoconsola anterior, y es un punto en que Sony se ha quedado a la sombra permitiendo algo similar, sí, pero con PS2 y no con su generación anterior que es PS3. Además de que no, Sony no permite 'reciclar' nuestros antiguos juegos físicos, sino que nos obliga a pasar por caja para recomprarlos en versión digital.

La retrocompatibilidad de Xbox One es más sólida, y Microsoft la va a exprimir al máximo

Por los motivos anteriores es evidente que la retrocompatibilidad de Xbox One es mucho más convincente que la alternativa propuesta por Sony con su PlayStation 4. Así, en los últimos meses hemos podido ver cómo el catálogo de videojuegos gratis con Xbox Live Gold para Xbox One era el mejor de todas las videoconsolas por una sencilla cuestión, y es que soporta su propios videojuegos -evidentemente, cómo no-, pero también puede cargar los de Xbox 360. ¿Qué quiere decir esto? Que cada mes hay dos videojuegos gratis para Xbox One, pero sus usuarios aprovechan también los dos gratuitos de la 360, luego cada mes son cuatro en lugar de dos.

Microsoft apuesta todo a la retrocompatibilidad de Xbox One y deja de fabricar la Xbox 360

En cualquier caso, Microsoft sigue actualizando su sistema para ampliar el catálogo de juegos de Xbox 360 que son soportados por su videoconsola de última generación, y esto ha conseguido que cada vez más usuarios miren con buenos ojos a su consola, y la demanda siga creciendo a buen ritmo. Pero al mismo tiempo, evidentemente, hace cada vez menos interesante a su generación anterior.

Y en este contexto, Microsoft ha decidido zanjar definitivamente la vida de Xbox 360. Bueno, al menos su vida en producción, porque ha dejado de fabricarse pero se seguirá vendiendo hasta agotar las unidades que siguen estando en stock en los diferentes comercios en que se vende. Y de esta forma, únicamente estará disponible la Xbox One en sus diferentes versiones. Los juegos de Xbox 360, eso sí, se seguirán vendiendo porque pueden ser aprovechados por los de la generación anterior y los de la actual.

¿Estan dejando 'hueco' a una nueva videoconsola?

Al mismo tiempo que Microsoft ha anunciado que deja de fabricar su Xbox 360, los rumores y filtraciones en torno a una nueva videoconsola siguen creciendo. Y es que en el terreno 'sonyer' ya está previsto que para el próximo mes de octubre llegue la PlayStation 4.5 'Neo', que supondrá una mejora respecto al hardware que monta la videoconsola anterior. Y al mismo tiempo, Microsoft podría estar preparando también una 'renovación' de su Xbox One con un hardware algo más potente, o sencillamente una versión más compacta.

Normas