Banca española en Portugal

CaixaBank y Dos Santos sellan la paz y dan vía libre a la opa sobre BPI

CaixaBank se hará con el control del banco luso

La magnate se quedará con su filial angoleña

CaixaBank y Dos Santos sellan la paz y dan vía libre a la opa sobre BPI

A solo unos minutos de que venciera el plazo que Fráncfort le había dado a BPI (Banco Portugués de Investimento) para reducir su participación del 50,01% en BFA (Banco Fomento de Angola), so pena de penalizar sus ratios de solvencia, CaixaBank y la magnate Isabel Dos Santos, principales accionistas del banco luso, alcanzaron un principio de acuerdo a última hora del domingo para solventar la situación y sellar la paz en la batalla que tenían abierta desde hace más de un año.

Las prejubilaciones se centran en Cataluña

Tras el anuncio la pasada semana de que CaixaBank llevará a cabo unas 500 prejubilaciones este año para empleados mayores de 58 años, UGT detalló ayer que Cataluña es la región española que más trabajadores de este perfil reúne: un 87 % del total. En concreto, 481 empleados de CaixaBank en la región tienen 58 años o más de los 555 empleados que reúnen setas características en toda España. El resto se reparten entre Madrid (16), Baleares (13), Galicia (9), Euskadi (9), Andalucía (8), Castilla y León (6), Castilla-La Mancha (4), Cantabria (3), Comunidad Valenciana (3), Extremadura (1), Navarra (1) y Aragón (1).

Desde el sindicato aseveran en todo caso, según recoge Efe, que Cataluña es a la vez la región con “un mayor déficit de plantilla”, por lo que instan a la entidad a “vincular estas salidas con la creación de nuevo empleo”.

CaixaBank ha convocado a los representantes de sus trabajadores a una reunión mañana para abordar este nuevo plan de ajuste laboral, que la firma enmarca en los procesos de salida recurrente que suele abrir periódicamente. Los sindicatos ya avanzan que reclamarán unas condiciones similares a las del último proceso de este tipo que abrió la entidad en 2014, donde se exigía a los beneficiarios tener 58 o más años de edad y seis de antigüedad en el banco para acceder a un retiro en el que se les abonará el 75 % de su salario bruto actual durante 60 meses.

Aunque el acuerdo no ha sido aún concretado, fuentes conocedoras del mismo apuntan a que este pasa por que Dos Santos se haga con el control del grueso de BFA ,del que ya posee el 49,9% restante y que podría acabar saliendo a Bolsa ahora, a cambio de rebajar su participación en BPI.

Pese a que Dos Santos solo controla un 18,6% de esta entidad a través de Santoro Finance, los estatutos del banco luso establecen en el 20% el límite de los derechos de voto con lo que el poder decisorio de la angoleña es prácticamente el mismo que el de CaixaBank, accionista mayoritario de BPI con un 44,1% del capital.

Por este motivo, la entidad que preside Isidro Fainé lanzó una opa sobre BPI en febrero de 2015 condicionada a la abolición de este límite para hacerse con el control efectivo de la firma.

Dos Santos encabezó la oposición a este operación, que terminó fracasando, pero la amenaza del Banco Central Europeo (BCE) de que cobraría desde ayer una multa de 140.000 euros diarios a BPI y rebajaría su solvencia si no disminuía su riesgo reduciendo su participación en el angoleño BFA ha terminado engrasando un acuerdo que se traducirá en una nueva opa de CaixaBank sobre BPI.

Está por ver, eso sí, a qué precio lo hará ahora, 14 meses después de ofertar 1,329 euros por acción. La cotización de BPI, suspendida ayer tras el anuncio del pacto, subió un 3,5%_el viernes a 1,19 euros.

Con el acuerdo, Dos Santos –hija del presidente angoleño y considerada la mujer más rica de África– evita que sea el Gobierno portugués quien desatasque el pulso legislando contra el límite a los derechos de voto en la banca, lo que le conviene ahora que se prepara para hacerse con una parte del banco luso BCP.

El jefe de Estado portugués, el conservador Marcelo Rebelo de Sousa, y el primer ministro, el socialista Antonio Costa, celebraron el resultado de una negociación que han apoyado. También lo hizo CaixaBank que afianzará su apuesta portuguesa al hacerse con el control real del quinto banco luso, con 1,7 millones de clientes y 5.899 empleados.

Cronología

Octubre de 1981

Nace el Banco Portugués de Investimento (BPI).

1986

BPI comienza a cotizar en la Bolsa de Lisboa y Oporto.

Octubre de 1995

CaixaBank entra en BPI con un 6,51% del capital.

Octubre de 2009

CaixaBank firma un acuerdo estratégico con BPI, del que ya posee un 30,1%, para dar servicio a empresas en España y Portugal.

Febrero de 2015

CaixaBank lanza una opa sobre el 100% de BPI, del que controla un 44,1%, a un precio de 1,329 euros por acción, condicionado a que los estatutos de la entidad dejen de limitar al 20% de participación los derechos de voto de los accionistas.

Marzo de 2015

El consejo de administración de BPI solicita a CaixaBank que eleve un 50% su oferta al considerar que la opa anunciada no refleja el valor real del banco.

Junio de 2015

CaixaBank retira su opa sobre BPI ante la negativa del consejo a modificar los estatutos.

Marzo de 2016

CaixaBank e Isabel Dos Santos admiten que retoman el diálogo pero días después anuncian que lo suspenden.

Abril de 2016

Los dos mayores accionistas de BPI anunciaron el domingo que ya tienen un pacto.