Evasión fiscal

Los papeles de Panamá apuntan a BPA como la conexión andorrana

BPA creó sociedades en Panamá a través del bufete Mossack Fonseca, según Andorra

Sede de Banca Privada D'Andorra (BPA) in Escaldes-Engordany, Andorra.
Sede de Banca Privada D'Andorra (BPA) in Escaldes-Engordany, Andorra. REUTERS

Las autoridades de potencias que van desde Brasil a Australia, pasando por España o Rusia, se han visto sacudidas por las revelaciones que contienen los llamados papeles de Panamá. Pero la masiva filtración de 11,5 millones de documentos que detallan la actividad del bufete panameño Mossack Fonseca, especializado en la creación de sociedades en paraísos fiscales, abre también un nuevo frente en el pequeño principado de Andorra.

La sospecha de que el despacho de abogados lleva cuatro décadas ayudando a evadir impuestos a personalidades políticas, empresariales, deportivas o culturales de medio mundo se cierne ahora también sobre Banca Privada de Andorra (BPA), con la que mantenía conexiones comerciales, y que ya estaba siendo investigada por presunto blanqueo de dinero para mafias rusas y chinas, élites venezolanas o el cártel mexicano de Sinaloa.

La documentación revelada esta semana por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, en sus siglas en inglés) detalla que el bufete Mossack Fonseca inició una expansión de su actividad la pasada década que le llevó a crear una gestora de activos en 2006 para hacerse cargo de las finanzas de parte de su clientela.

Salen nuevos nombres a la luz

FIFA

La policía federal de Suiza registró ayer los locales de la UEFA con una orden judicial para obtener los contratos entre la entidad que rige el fútbol europeo y la empresa ecuatoriana Teleamazonas. El actual presidente de la FIFA y anterior directivo de la UEFA, Gianni Infantino, aparece en los papeles de Panamá.

Vargas Llosa

El escritor y premio nobel Mario Vargas Llosa “fue accionista” durante apenas un mes de una sociedad offshore radicada en las Islas Vírgenes británicas, de la que se desvinculó antes de ganar el galardón. La agencia literaria del novelista peruano negó que Vargas Llosa haya tenido nunca cuentas en “esos países” y culpabilizó a algún inversor o intermediario del escritor.

Thatcher

Mark Thatcher, hijo de la ex primera ministra británica Margaret Thatcher, la activista medioambiental Heather Mills, exesposa del músico Paul McCartney, y el antiguo mayordomo de Diana de Gales, Paul Burrell, estuvieron ligados a sociedades en paraísos fiscales, según reveló The Guardian. También aparece en los papeles de Panamá la duquesa de York, Sarah Ferguson.

Hoteleros

La familia propietaria de la hotelera española Meliá, el dueño del grupo Martinón y Riu Hoteles tuvieron sociedades constituidas en Panamá, pero negaron irregularidades.

La firma, Mossfon Asset Management o Mamsa, que realizó más de 4.700 transacciones entre 2007 y 2015 por valor de al menos 1.200 millones de dólares (1.050 millones de euros), trabajó con varias entidades entre las que el ICIJ destaca a dos.

Una es BPA, a la que el Tesoro de Estados Unidos denunció hace un año por lavar el dinero de redes internacionales del crimen, la otra es Deutsche Bank Switzerland, de la que EE UU y Reino Unido sospechan que podría haber blanqueado capitales para mafias rusas.

Portavoces de los accionistas mayoritarios de BPA, los hermanos Cierco, rehusaron ayer dar más explicaciones a este diario sobre la naturaleza de los servicios que les prestó el bufete.

Por su parte, las autoridades andorranas, que mantienen intervenida la entidad, revelan que si bien han detectado varias sociedades de BPA en Panamá creadas a través del bufete Mossack Fonseca, de momento no prevén iniciar pesquisas por el asunto dado que la evasión fiscal no está considerada delito en Andorra.

El propio ministro de Finanzas del país, Jordi Cinca, admitía esta semana al hilo de la filtración que tuvo una firma en Panamá.

Más allá, en todo caso, la conexión entre BPA y el bufete Mossack Fonseca ya había sido denunciada previamente por algunos de los implicados en el caso Petrobras, el gran escándalo de corrupción de Brasil.

En concreto, algunos de los detenidos en una de las numerosas fases de la operación Lava Jato (lavado a presión) han declarado en los últimos meses que se desvió dinero para comisiones ilegales al banco andorrano utilizando una sociedad pantalla creada por el bufete panameño.

Es el caso de Roberto Trombeta, contable de la constructora brasileña OAS, que asegura que la firma desvió a Andorra fondos de algunas de las obras que le fueron adjudicadas en Perú y Ecuador gracias al bufete panameño.

En concreto, OAS habría encargado inexistentes informes técnicos a la firma Kingsfield Consulting Corp, creada por Mossack Fonseca, a la que pagó 15 millones de dólares a través de una cuenta que esta firma tenía abierta en BPA.

Trombeta, que comenzó a colaborar con las autoridades brasileñas tras su detención, detalló que siete de estos millones permanecieron en Andorra y otros ocho fueron enviados desde allí a Suiza, donde tenía una cuenta Alberto Youssef, considerado como el principal responsable del blanqueo en el caso Petrobras. La confesión de Trombeta ha sido publicada por diarios como el brasileño O Globo, el peruano El Comercio o el ecuatoriano El Universo.

Por ahora, las pesquisas sobre BPA siguen girando en torno a su presunta actividad de lavado de dinero para redes del tráfico de armas, drogas y la trata de seres humanos. Según la investigación oficial, al menos 923 de sus clientes, un 3% del total, blanquearon dinero sucio en BPA por valor de 1.000 millones, el 19% del volumen de negocio del banco.