Los 20 primeros estarán ubicados en Fuencarral 46

Sidorme prueba en Madrid su incursión en los pisos turísticos

Jairo González, de Sidorme Hoteles.
Jairo González, de Sidorme Hoteles.

La llegada del verano supondrá un giro de 180 grados en la estrategia de Sidorme. La cadena hotelera, que en la actualidad gestiona 12 establecimientos repartidos entre Madrid, Albacete, Granada, Valencia, Girona o Barcelona, entrará en junio en la industria de los pisos turísticos. Un segmento que en los últimos años ha registrado un gran crecimiento en España al calor de plataformas como Airbnb o Homeaway y al que no pocos hoteleros han declarado la guerra acusándole de competencia desleal.

El inmueble ocupa el número 46 de la calle Fuencarral en Madrid, a escasos metros del hotel que ya tiene Sidorme. El edificio es propiedad de la sociedad Bawar Real Estate, que se ha encargado de la reforma del mismo, y tendrá 20 apartamentos.

“Nuestra idea es que los apartamentos estén a un radio de entre tres y cinco minutos de los hoteles que tenemos en el centro de Madrid para poder dar un servicio personalizado desde la recepción del hotel”, apunta el consejero delegado de Sidorme, Jairo González. Además, la empresa está ultimando el segundo inmueble dedicado a los apartamentos, que estará en las cercanías del hotel que abrirá tras el verano en la calle Montera, muy cerca de la Puerta del Sol. Con esta segunda incursión, a la que Sidorme destinará dos millones, la cadena los 40 apartamentos turísticos en el centro de Madrid.

Un desembarco con el que busca diferenciarse frente a BeMate, la plataforma de Room Mate que comercializa pisos turísticos cercanos a sus hoteles. A partir de estos dos inmuebles, que serán el banco de pruebas de la compañía, González asegura que Sidorme incorporará entre 40 y 50 apartamentos al año, que serán en un primer momento en edificios íntegramente dedicados a esta actividad. Sidorme muestra su cautela con otras ciudades, “si no hay un hotel previo es una división que no funciona”, dice.

Junto a esta actividad, Sidorme mantendrá sus planes de crecimiento hotelero. En junio abrirá su establecimiento en San Sebastián y en septiembre el segundo en el centro de Madrid. La empresa ha paralizado sus planes de desprenderse de sus hoteles en propiedad tras no haber recibido propuestas económicas en línea con sus expectativas, fijadas en unos 30 millones. No descarta ampliar capital y dar entrada a nuevos socios para acelerar sus planes de crecimiento y está abierto a crecer con hoteles en Madrid, “si hay ocasión”, y en otras ciudades secundarias.

"La normativa hotelera está desfasada"

El consejero delegado de Sidorme considera que “la normativa hotelera está muy encorsetada y desfasada” y se muestra a favor de impulsar su renovación parcial. En su opinión, antes de la irrupción de plataformas como TripAdvisor, “tenía sentido porque protegía a los consumidores cuando no tenían capacidad para saber a dónde iban, pero ahora esa parte ya no es necesaria”, aunque sí la parte de la seguridad.

El ejecutivo de Sidorme, grupo propiedad de varios family office, reconoce que su desembarco en el sector de los pisos turísticos se produce en un momento en el que “la oportunidad de negocio es muy grande” y en el que han entrado ya otros grupos como Núñez i Navarro –en este caso en Barcelona–. Frente a las críticas que se han promovido desde Exceltur sobre los pisos turísticos, asegurando que ejercen una competencia desleal sobre los hoteles, Jairo González cree que no son competencia para los establecimientos de categorías superiores, pero afirma que sí pueden serlo para aquellos de “dos o tres estrellas que no han sido renovados en la última década”.