Diversidad de comportamientos de los índices del Viejo Continente

¿Cómo reaccionaron los mercados a otros atentados en Europa?

El Ibex 35 logró salvar la sesión en dos de los últimos cuatro grandes atentados europeos

El atentado de Atocha, el 11 de marzo de 2004, registró su mayor corrección

Reacciones del Ibex 35 a los grandes atentados en Europa Ampliar foto

La vida en los mercados parece, en ocasiones, transcurrir al margen de la realidad. Sin embargo, las cotizaciones se basan, como dijera el famoso economista John Maynard Keynes en 1936, en los espíritus animales, las pasiones que, en ocasiones irracionalmente, mueven a índices y a compañías. Euforia y pánico, pánico y euforia se suceden hinchando y hundiendo el valor de los mercados.

Un ataque terrorista es, como su propio nombre indica, uno de los mayores generadores de terror de la sociedad actual. El pánico, no podría ser de otra manera, se traslada a los selectivos y los mueve con fiereza hasta que la racionalidad vuelve a imponerse. La cercanía de los últimos (tres en los últimos 15 meses) ha reducido su impacto, apuntan algunos expertos. Así es cómo han reaccionado los inversores a los grandes atentados sufridos en Europa.

  • Atentados en París

El último gran atentado en Europa tuvo lugar en París. En la madrugada del 16 de noviembre, varias explosiones y tiroteos simultáneos dejaron 130 muertos (89 únicamente en la sala de fiestas Bataclán) y más de 300 heridos. Al llevarse a cabo durante la noche del viernes, con los mercados cerrados, todos los focos del mundo de las finanzas se pusieron en la apertura el lunes de los principales selectivos del Viejo Continente.

Pese a las tensiones geopolíticas, el Ibex consiguió salvar la sesión de ese lunes 16 de noviembre con una ligerísima subida del 0,13% frente al 1% que se dejó el Cac francés, en donde los inversores si se vieron afectados por el pánico que acompaña al terror. En España, los valores que más cayeron fueron eDreams, que cedió un 4,96%, seguido de Vocento, que perdió un 4,66% y de Laboratorio Reig Jofre, que corrigió un 3,51%.

  • Ataque a Charlie Hebdo

El primero de los horrores que le tocaría vivir a Francia se materializó en el asalto yihadista a la redacción del semanario satírico Charlie Hebdó en París, que se saldó con 12 muertos. Fue el primer gran atentado europeo en tres años y habían pasado prácticamente 10 desde el acontecido en Londres. Pese a ello, los mercados no se dejaron llevar por el miedo y el Ibex 35 consiguió cerrar la jornada en positivo con una ligera subida del 0,21%.

El Cac francés, de nuevo en el ojo del huracán, resistió la embestida con entereza y avanzó un 0,72% en la sesión. En el mercado Español, sufrieron especialmente Renta Corporación Real Estate, que cerró con pérdidas de casi el 8%, Amper, que retrocedió un 5,41% y Clínica Baviera, que retrocedió un 4,82%. Las aerolíneas consiguieron aquel día esquivar el revés y, por ejemplo, eDreams se anotó más de un 7%.

  • Explosiones en Londres

Al Qaeda buscó cerrar el círculo de la foto de los Azores y, tras el atentado en Madrid, sembró el terror en la capital de Reino Unido. Cuatro explosiones, tres en el metro y una en un autobús urbano provocaron 56 muertos y alrededor de 700 heridos en Londres. En esta ocasión, los mercados sucumbieron al pánico y el Ibex 35 cedió un 1,91%. Las pérdidas, sin embargo, fueron moderándose conforme avanzó la sesión, reduciéndose desde la caída del 4,41% que por momentos llegó a registrar.

El Footsie británico, por su parte, aguantó mejor el envite y cerró con unas pérdidas del 1,36%, reducidas también desde el casi 4% que llegó a perder. Los valores que más sufieron en esta ocasión sobre el parqué español fueron Corporación Empresarial de Materiales de Construcción (-2,35%), Iberpapel (-1,16%) y Vidralia (-1,09%).

  • Horror en Atocha

El atentado que, por cercanía, más quedó en la memoria de todos los españoles fue también el de mayor crudeza en lo que a víctimas mortales respecta en los últimos tiempos en Europa. Diez explosiones en cadena en cuatro trenes de cercanías causaron la muerte de 191 personas y dejaron más de 1.600 heridos en la estación de Atocha, en el corazón del país.

El Ibex 35 reaccionó especialmente mal y se dejó un 2,18% en la sesión, aunque las pérdidas que llegó a acumular superaron por momentos el 3,10%. En el resto de Europa, la sesión transcurrió por los mismos derroteros, con pérdidas de entre el 2% y el 3% en los principales índices del Viejo Continente. En cuanto a las compañías, las más castigadas fueron Meliá, con una caída del 3,27%, Tecnocom, que cedió un 3,24%, y OHL y NH, que perdieron un 3%.