Aerolíneas y hoteleras, las más penalizados

Los valores más dañados por la amenaza terrorista

Las aerolíneas caen en Bolsa con fuerza ante la amenaza terrorista.
Las aerolíneas caen en Bolsa con fuerza ante la amenaza terrorista.

Tradicionalmente, los valores ligados al turismo son los principales penalizados cuando hay amenaza terrorista o riesgo geopolítico, y el martes no fue una excepción. Desde primera hora de la mañana, las Bolsas europeas fueron presas del nerviosismo debido a los atentados de Bruselas.Sin embargo, las ventas se concentraron principalmente en el sector de empresas ligadas al turismo y el ocio, sobre todo, compañías aéreas, cadenas hoteleras y agencias de viajes, convirtiendo al índice sectorial del Stoxx 600 en el más penalizado de Europa, con una caída del 1,8%.

El operador turístico Thomas Cook, fue uno de los valores más bajista de la sesión con un recorte del 4,3% seguido de las empresas galas Air France-KLM y Accor, con descensos respectivos del 4% y del 3,9%. IAG, grupo que aúna Iberia, British Airways, Air Lingus y Vueling, despidió la sesión con un recorte del 1,5% llegando a perder un 5,6% en los peores momentos de la jornada. Otras empresas del sector como Ryanair, Carnival o TUIregistraron caídas entre el 1,6% y el 1,8%. Las españolas NH y Meliá Hotels cedieron un 4% y un 0,9%, respectivamente. “La lógica dice que los valores ligados a los viajes y el turismo sean los más castigados cuando hay atentados terroristas”, recuerda Rafael Romero, director de estrategia de Unicorp Patrimonio (grupo Unicaja). De hecho, este sector viene sufriendo varapalos de manera recurrente en los últimos años. Los actos terroristas más recientes fueron los atentados de París en noviembre pasado y que se saldaron con más de 130 muertos y los de Túnez de julio de 2015 con 39 muertos. Sin embargo, los analistas advierten que también suele ser habitual que estos valores recuperen posiciones en días sucesivos.

“Estos sucesos nos recuerdan que estamos en una especie de guerra abierta contra el terrorismo. Y si tuviéramos estos actos de manera constante minaría la confianza de los inversores, empresarios y consumidores pero de alguna manera mientras sean hechos aislados no debería afecta en exceso a la dinámica económica y empresarial”, recuerda Rafael Romero, de Unicorp.

Los últimos ataques terrorista han evidenciado que los mercados están expuestos ante este tipo de eventos. De hecho, todos los informes de estrategia de inversión para 2016 presentados entre a finales del pasado año incluían como riesgo las amenaza terrorista. Incluso algunas firmas como Santander Asset Management, consideraban que “son riesgos que preocupan” pero también los gestores debemos acostumbrarnos a trabajar en este entorno de volatilidad y estas situaciones hasta nos pueden brindar oportunidades de comprar valores que nos gustan a buenos precios”. Estas palabras de José Antonio Montero Espinosa, responsable de renta variable europea de Santander Asset Management, resumen el sentimiento que hay en el mercado ante los riesgos de ataques terroristas y sus impredecibles efectos en los mercados.

De hecho, la historia más reciente demuestra que cuando el mercado y, sobre todo, sectores concretos sufren con atentados terroristas, esto puede suponer un momento de oportunidad de compra en valores interesantes que se quedan a precios atractivos, recuerdan los expertos.

Rafael Romero, de Unicorp Patrimonio, recuerda que, al otro lado de la balanza se colocan otros sectores que se pueden ver beneficiados por la amenaza terrorista y el riesgo geopolítico como el sector de tecnología de defensa y las empresas armamentísticas. De hecho, la española Indra subió al martes un 3% mientras que Airbus ganó un 0,6%.

En noviembre cuando tuvieron lugar los atentados de París, las compañías del sector armamentístico fueron las grandes beneficiadas. La estadounidense Honeywell, sociedad de ingeniería y sistemas aeroespaciales y el conglomerado de empresas del sector aeroespacial y militar General Dynamics registraron importantes revalorizaciones y el martes vivieron una jornada de ganancias. Lo mismo sucedió el martes con Thales, la compañía francesa de electrónica dedicada al desarrollo de sistemas de información y servicios para los mercados aeroespacial, de defensa y seguridad, que recuperó un 0,7%.