Aunque se parecen, no todos son iguales
Las diferentes clases de cable HDMI o por qué no estás usando el correcto

Las diferentes clases de cable HDMI o por qué no estás usando el correcto

El HDMI son las siglas de (High-Digital Multimedia Interface) y se usa ya casi tan habitualmente como el USB para referirnos a los cables que utilizamos en la mayoría de las televisiones para conectarlas a diferentes equipos como centros multimedia o videoconsolas, por los que circulan el sonido y la imagen en alta definición hasta la pantalla. Si nos ponemos técnicos, en realidad se trata de un estándar de audio y vídeo digital cifrado sin compresión que permite una interconexión segura entre varios dispositivos.

Están diseñados para manejar las más altas transferencias de datos, que actualmente llegan hasta el 4K en muchos casos, además de los estándares de sonido más completos y de alta fidelidad sin interferencias. Ahora bien, con el tiempo que llevan entre nosotros han ido cambiando y si vamos reciclando los más antiguos nos encontraremos con problemas al intentar usar nuevos dispositivos. No es que no sean compatibles, que lo son, sino que simplemente no llegarán a ofrecer la máxima calidad que, por ejemplo, un reproductor 4K puede darnos si usamos un HDMI 1.0.

Clases de HDMI

Empezaremos, justamente, por esta, por el HDMI 1.0, esta versión tiene una tasa de transferencia máxima de 4,9 Gbit/s y soporta hasta 1080p en 60Hz con 8 canales de audio en 192 kHz/24-bit con

La primera revisión fue el HDMI 1.2 que tenía las mismas cualidades que la anterior pero se añadía soporte para One Bit Audio. Pasando ya al HDMI 1.3, aquí si que hay un cambio y es que el ancho de banda se incrementa a los 10,2 Gbit/s y se acumula el soporte para Dolby TrueHD y DTS-HD.

Pasamos a la siguiente evolución que es la primera que nos sirve para algo parecido al 4K, el HDMI 1.4 ya que la resolución máxima se incrementa hasta el 4096 × 2160 píxeles en 24 FPS o 3840 × 2160 a 30 FPS. Como de costumbre, también añade mejoras en cuanto a la estabilidad de la imagen y las interferencias. Es también la primera versión con soporte para sonido envolvente pero, lo más importante, es que también sirve para enviar y recibir datos a través de una conexión Ethernet en el mismo cable.

Finalmente está el HDMI 2.0a, que ya tiene un ancho de banda de 18 Gbit/s y permite funcionar con resoluciones 4K sin problemas, con soporte para canales de audio de hasta 1536 kHz y pudiendo transportar simultáneamente dos señales de vídeo.

Normas