Ultima los trámites para aprobar la oferta de empleo público 2016 de forma inminente
Distribución de la oferta de empleo público Ampliar foto

Hacienda baraja devolver parte de la extra a los funcionarios en abril

El Gobierno se comprometió el pasado verano con los representantes de los trabajadores del sector público a culminar a lo largo de este año la devolución de lo que resta de la paga extra eliminada en 2012 (porcentaje que asciende al 49,7%), a restituir los días libres suprimidos y a aumentar del 50% al 100% la tasa de reposición de las bajas que se produjeran en los denominados sectores prioritarios en la próxima oferta de empleo público (OEP). De aquel acuerdo, a día de hoy, solo se ha cumplido la devolución de los días libres, tal y como recuerdan fuentes de CC OO.

Sin embargo, desde Hacienda aseguran que la oferta de empleo público se va a aprobar “de manera inminente”, puesto que así está presupuestado en las cuentas de este año. En cuanto a la devolución de la extra, Hacienda solo admite que se abonará en cuanto sea posible y que se trata de una decisión política. Ni siquiera especifica si el pago se realizará en una o dos veces, algo que ya creó confusión con los sindicatos cuando éstos anunciaron que el desembolso se produciría en enero y Hacienda tuvo que matizarlo después.

Tal y como ha podido saber CincoDías, en algunos departamentos de la Administración General del Estado se han iniciado los trámites por parte de los habilitados (funcionarios encargados de elaborar las nóminas) para poder efectuar el pago en abril. Las mismas fuentes apuntan que desde el Departamento de Cristóbal Montoro no se quiere dar munición a la oposición para que ésta pueda acusar al Ejecutivo de hacer campaña electoral con un tema tan sensible como son las retribuciones de los funcionarios, ya que más de 212.000 empleados tienen derecho a cobrar este plus. Si se abona todo lo que resta de una vez, a una media de 750-800 euros por trabajador, la factura para el erario público será de unos 159 millones de euros.

En cuanto a la oferta de empleo público, Hacienda descarta facilitar una cifra antes de reunirse con los sindicatos y éstos admiten las dificultades de apostar por una cantidad concreta. “Lo lógico es que el volumen final se sitúe muy por encima de la oferta de 2015, que ascendió a 11.250 plazas”, dicen en CC OO. Por su parte, CSIF denuncia que la falta de Gobierno ha generado hasta ahora un déficit de 40.000 empleos públicos.

 

Sindicatos y Gobierno se preparan para la negociación

Frente al acuerdo que suscribieron el verano pasado todos los sindicatos con representación en la función pública y el Gobierno para aumentar la oferta de empleo público y resarcir a los empleados de la Administración de los ajustes sufridos durante la crisis, ahora llega el momento de asegurarse de que se aplica la letra pequeña de dicho pacto. Tal y como explican desde CC OO, Hacienda, antes de llevar al Consejo de Ministros la oferta de empleo público correspondiente a este ejercicio, debe convocarles a una reunión en la que explique qué criterios ha aplicado para establecer el número de plazas que finalmense serán convocadas.

Los últimos mensajes llegados desde Bruselas sobre la necesidad de llevar a cabo nuevos ajustes para impedir el incumplimiento de los objetivos de déficit han hecho saltar las alarmas en los sindicatos.

Las principales organizaciones con representación en el sector público se preguntan si finalmente el Ejecutivo cumplirá uno de los preceptos del acuerdo y accederá a sustituir todas las bajas que se vayan a producir este año en departamentos tan sensibles como la lucha contra el fraude fiscal y laboral, las fuerzas y cuerpos de Seguridad del Estado o Justicia. Todos ellos acumulan fuertes déficits de personal como consecuencia de años de congelación en la tasa de reposición o sustitución del personal saliente, lo que ha revertido en una pérdida de calidad de los servicios al ciudadano, tal y como denuncian los sindicatos. “En los gastos de personal de los Presupuestos de 2016 está reservada una partida para la nueva oferta de empleo pública, pero se habrá consignado el máximo y esa cifra siempre puede ser después susceptible de ser reducida”, aseguran fuentes de Comisiones Obreras.