Axesor le asigna un rating BB a deuda a 8 años al 5%

Másmóvil Broadband planea emitir 70 millones en bonos

La operadora también contempla un acuerdo de financiación con fabricantes

Maini Spenger, fundador de MásMóvil.
Maini Spenger, fundador de MásMóvil.

La agencia de calificación de riesgo Axesor ha asignado un rating de BB (calidad crediticia alta, pero por debajo del grado de inversión) con tendencia positiva a Másmóvil Broadband, la filial creada por el operador Másmóvil para desarrollar el negocio de banda ancha fija, especialmente la fibra óptica.

Fuentes del mercado indican que la nueva sociedad de Másmóvil planea emitir en el Mercado Alternativo de Renta Fija (MARF) bonos a 8 años por un importe de unos 70 millones y un interés del 5%. Es un proyect bond, pero enfocado al desarrollo de la banda ancha de la teleco. 

Al tratarse de un rating solicitado, esto parece indicar que la compañía de telecomunicaciones, que aspira a ser el cuarto operador del mercado español, planea una emisión de bonos para esta filial, en función de las condiciones del mercado.

Fuentes del sector señalan que la empresa todavía no ha tomado una decisión definitivaMásmóvil también tiene la opción de cerrar un acuerdo de financiación con alguno de sus proveedores de equipos de red. Una fórmula que en el pasado han utilizado otras operadoras en expansión. 

La captación de financiación a través de deuda daría una mayor flexibilidad a Másmóvil puesto que el vendor finance comprometería a la operadora con el fabricante. Con los bonos, la teleco tendría más disponibilidad de fondos de cara a realizar campañas de marketing u otras iniciativas al margen del despliegue de deuda. 

En un comunicado, Axesor ha indicado hoy que Broadband se presenta como una filial de infraestructuras, con un balance superior a los 200 millones de euros en su constitución, que dota de activos de red tanto de fibra óptica como de cobre a la operativa comercial de Másmóvil.

Según Axesor, el proyecto Broadband supone “un impulso significativo” al negocio de banda ancha fija del Grupo Másmóvil, a través de la integración tanto de las infraestructuras y derechos de red adquiridos a Jazztel, en el marco de la fusión de dicha compañía con Orange, como de las que pretende desarrollar de forma adicional.

La incorporación de infraestructuras de red adicionales se corresponde tanto de los desarrollos propios previstos, como del acuerdo de coinversión que se está desarrollando con otro operador del sector.

En opinión de la agencia, la oportunidad única de adquirir activos de red operativos, junto con las coinversiones previstas para el incremento del negocio, dotan al proyecto “de un posicionamiento diferencial e inmediato”.

Asexor ha justificado la calificación de BB en “la adecuada justificación económica y financiera del proyecto”, por cuanto responde “de forma positiva y consecuente” a la estrategia de crecimiento y diversificación de negocio del grupo, que como compañía de telecomunicaciones aporta su experiencia y dota al proyecto de adecuados medios personales y técnicos para su desarrollo.

Másmóvil, que prevé contar en 2018 con una red de fibra integrada por entre 2,2 y 2,3 millones de unidades inmobiliarias (hogares y locales), quiere añadir un millón a las algo más de 720.000 adquiridas a Orange tras la compra de Jazztel, en zonas de alta competencia de banda ancha ultra-rápida en régimen de coinversión.

Para ello, el consejero delegado del grupo, Meinrad Spenger, aseguró que ya tiene preacuerdos, tanto con operadores tradicionales como alternativos.

No sería la primera emisión de deuda que lleva a cabo Másmóvil. La empresa colocó en 2015 bonos por un importe de 27 millones de euros.

Las acciones de Másmóvil cotizan casi planas en el día de hoy y ceden un leve 0,2% hasta 20,3 euros. Desde principios de año se dejan un 7,7%, si bien durante el pasado año, los títulos duplicaron su precio. La intención de la operadora es dar el salto del Mercado Alternativo Bursátil (MAB) a la Bolsa tras la presentación de las cuentas consolidadas de 2015. Un movimiento que podría tener lugar entre junio y julio.