Se busca que los conductores estén prevenidos de problemas en la carretera
Los Volvo se comunican entre ellos para aumentar la seguridad al conducir

Los Volvo se comunican entre ellos para aumentar la seguridad al conducir

Se ha celebrado en Madrid la feria Global Robot Expo, en la que varias compañías han mostrado sus avances en el apartado de la robótica o automatización de acciones para mejorar la vida de las personas. Un ejemplo es lo que se ha podido ver de la mano de Volvo para sus coches más modernos en la actualidad y los que están por llegar.

Lo que busca el fabricante de coches es aumentar la seguridad de los conductores que tienen uno de sus vehículos de última generación, y para ellos se valen de las tecnologías más actuales de comunicación inalámbrica (en las que, evidentemente, Internet juega un papel fundamental). Los coches conectados de Volvo consiguen la capacidad de comunicarse entre ellos y, de esta forma, enviarse avisos para prevenir de las condiciones de la carretera.

Por ejemplo, tal y como pudimos ver, si un coche de la compañía pasa por una zona en la que hay hielo en la calzada, este mensaje es el que se envía a otros Volvo para que aparezca en el salpicadero del conductor del vehículo que está llegando y de esta forma que se puedan tomar las medidas oportunas a la hora de conducir. Sin duda, un avance realmente interesante que sólo es un botón de muestra de lo que se busca en un futuro donde las opciones sean mucho más amplias tanto en los avisos que se envían como en la compatibilidad (para lo que hará falta un software adicional que permita que esto sea posible).

El caso, es que como se puede ver la seguridad se ve muy favorecida y lo mejor de todo es que la automatización es completa, por lo que el conductor no tiene que hacer nada para poder beneficiarse de la comunicación y, si el uso de los ordenares de abordo es el adecuado, la eficiencia es perfecta.

Los Volvo se comunican entre ellos para aumentar la seguridad al conducir

Ericsson también presente

En el mismo evento (y lugar) también Ericsson mostró que trabaja en un software automatizado para que los conductores manden avisos de lo que se encuentren en la carretera, como por ejemplo un accidente de tráfico o atascos. Esto “bebe” del espíritu social de desarrollos como Waze, y lo que se busca es tener información puntual del tráfico y que se puedan aprovechar de esta tanto usuarios domésticos como diferentes entidades oficiales.

El trabajo, que bien puede ser el utilizado por Volvo para aumentar la capacidad de comunicación de sus coches, se basa en Android y está en un momento temprano de desarrollo, pero sus posibilidades y sinergias son amplísimas -incluso, se podrían ejecutar acciones automatizadas en los vehículos al recibir avisos-. Como se ve, el futuro de los coches pasa por estar conectados y la comunicación entre ellos se antoja esencial.

Normas