El país crecerá medio punto más y la inflación caerá un 0,5

Guindos cree que el crudo barato ahorrará 15.000 millones a España

El ministro de Economía, Luis de Guindos, junto a la presidenta de la Fundación ICO, Emma Navarro, y el director del estudio, Fernando Fernández Méndez de Andés, durante la presentación del Anuario del Euro 2015 en la Fundación ICO.
El ministro de Economía, Luis de Guindos, junto a la presidenta de la Fundación ICO, Emma Navarro, y el director del estudio, Fernando Fernández Méndez de Andés, durante la presentación del Anuario del Euro 2015 en la Fundación ICO.

"La evolución del precio del petróleo ayuda a la economía europea y a la economía española", ha defendido esta mañana el ministro de Economía, Luis de Guindos, durante la presentación del anuario del euro, que elaboran la Fundación ICO y el Instituto de Estudios Financieros.

"Cuando el gobierno elaboró el cuadro macroeconómico de 2016, lo hizo con la hipótesis de que el precio petróleo se situará entorno a los 70 dólares por barril, su precio estaba en el 68,8 dólares", ha recordado Guindos.

"Si efectivamente aceptamos hipótesis de que el precio el petróleo puede permanecer durante los próximos meses, trimestres, en este ejercicio en general, en el entorno de los 30 dólares, y bajo la hipótesis de que mantengamos el tipo de cambio en relación al euro", ha avanzado, "la cuenta corriente de balance de pagos experimentará una mejora superior a 15000 millones de euros".

Una cifra que en declaraciones previas a la prensa ha llegado a situar en la horquilla de entre los 15.000 a los 20.000 millones. Además, ha añadido, el crecimiento económico sería medio punto superior al previsto y la inflación caería en algo más de un punto, en el entorno de 1,5 menos.

  • Incertidumbre en el mercado

Con todo, Guindos ha advertido que en la coyuntura actual también hay vientos de cara, como la. volatilidad en los mercados de capitales, fundamentalmente por las dudas sobre China, que han generado una importante aversión al riesgo en los mercados.

"Mañana conoceremos la revisión de datos de crecimiento del Fondo Monetario Internacional", ha recordado celebrando que 2015 se cerrará con un crecimiento cercano al 3,5%, ya que no se ha producido el temido proceso de desaceleración en el cuarto trimestre del año que parecían anticipar los datos del tercer trimestre.

En el año, además, se habrían creado 600.000 puestos de trabajo, y la inflación se ha situado en el -0,5% sin peligro de desinflación pues se ha compaginado con buenos datos de consumo, ha aseverado Guindos, destacando también un superávit de cuenta corriente de balanza de pagos ligeramente por encima del 2%.

  • Ahorro del Tesoro

Finalmente, Guindos ha celebrado que la mejora de la situación española también ha permitido reducir las emisiones netas del tesoro de 55.000 a 48.000 millones de euros, a tipos medios del 3,15%, y del 0,85% en las nuevas emisiones, frente al 4% que se pagaba hace solo tres años.

Además, la mejora de la confianza y la política del BCE han rebajado el coste de los intereses que paga el país en unos 3.200 millones.

  • Riesgos populistas

"Sin embargo, pese a la mejora, la economía española sigue siendo vulnerable", ha advertido el ministro señalando que aún hay un complicado equilibrio entre la confianza y el coste de financiación.

España y sus empresas acudirán al mercado este año en busca de un total de 400.000 millones de euros, y la tasa de paro general y juvenil sigue siendo desorbitada, por lo que Guindos ha reclamado un Gobierno estable que continúe con la política actual de reformas.

El ministro ha reclamado que el país no se deje llevar por los populismos, y ha sostenido que el marco de la economía española está dentro del euro.

  • Política del BCE y banca española

"La política monetaria del Banco Central Europeo es extraordinaria y no puede mantenerse durante mucho tiempo porque nos meten en un territorio desconocido", ha avisado también Guindos.

El ministro ha valorado positivamente los avances en políticas de supervisión financiera común y la creación del mecanismo común de reestructuración de entidades, pero ha advertido que quedan pasos por dar como el fondo de garantía de depósitos comunitario o la mutualización de riesgos.

Finalmente ha recordado que es preciso culminar la reestructuración del sector financiero español, fundamentalmente con la venta de las firmas que aún están en manos del Estado, como es el caso de Bankia.