A cargo del cocinero Íñigo Peña

Narru, una joya frente a la playa de La Concha

Una buena opción en cuanto a carnes es el secreto ibérico cocinado a baja temperatura

La carta de vinos es breve, con predominio de riojas

Bacalao confitado con piperrada fina y pilpil.
Bacalao confitado con piperrada fina y pilpil.

En pleno paseo de La Concha, en los bajos de uno de los hoteles clásicos de San Sebastián, el Niza, se encuentra Narru, un pequeño restaurante donde la cocina, y no las vistas al Cantábrico, es la gran protagonista. Una advertencia: el bar, situado en la primera planta, sí tiene vistas a la bella bahía.

De la propuesta gastronómica de ambos espacios se ocupa el cocinero Íñigo Peña, formado en los fogones de Juan Mari Arzak, Martín Berasategui o Andoni Luis Aduriz, con una propuesta sencilla, basada en el producto del mercado bien ejecutado. No es de extrañar que tenga el pequeño comedor lleno a diario de una parroquia fiel, que acude a disfrutar de un menú entre semana de una excepcional relación calidad-precio (30 euros, vinos y café incluidos, IVA aparte).

Narru, una joya frente a la playa de La Concha

Se puede comenzar con unos ibéricos, con la garantía de Carrasco, pero es invierno y siempre apetecen verduras de temporada: alcachofas, habas o cardo, que llegan en su punto de textura a la mesa, al dente. También, el arroz con almejas, al estilo del norte, con un arroz blanco acompañado de unos bivalbos de buen calibre. Otro de los arroces que ofrece es el de crustáceos y chipirón con costra, gamba de Palamós y aliño de aceituna arbequina. El huevo a baja temperatura lo sirve acompañado de trufa, que no aporta grandes novedades a un plato que requiere de poco séquito.

En pescados, y tratándose del norte, no pueden faltar las cocochas de merluza rebozadas, confitadas o en salsa verde; los lomos de salmonete asados sobre arroz marinero y pilpil de sus espinas y cabezas, o la merluza en salsa verde con almejas.

Una buena opción en cuanto a carnes es el secreto ibérico cocinado a baja temperatura con mojo de mostaza, también lo acompañan con manzana. O el solomillo en su jugo con terrina de patata y tocineta ibérica, o los callos y morros elaborados a la manera tradicional.

Arroz meloso de crustáceos y chipirón con costra.
Arroz meloso de crustáceos y chipirón con costra.

Los postres están bien tratados, como el pastel cremoso de chocolate con helado de vainilla o la crema espumosa de coco, compota de piña y mango con crujiente de avellana. Precio: 45 euros.

En la zona del bar la carta es más informal, con una selección de pinchos: langostinos a la plancha con salsa romescu, croquetas, salmorejo de txangurro, el trío de bonito, anchoas y guindilla... En cuanto a los platos, mejillones de roca, calamares o ensaladilla rusa.

La carta de vinos es breve, con predominio de riojas, entre los que se encuentran dos etiquetas de Macan (Clásico de 2011, por 30 euros, y Macan 2011, por 48 euros), el vino que elaboran Vega Sicilia y la familia Rothschild en la zona.

 

Narru: Zubieta, 56. Hotel Niza. San Sebastián. Tel. 943 423 349. www.narru.es.