Aparecen imágenes oficiales del Samsung Galaxy TabPRO S con Windows 10

Aparecen imágenes oficiales del Samsung Galaxy TabPRO S con Windows 10

La firma surcorena líder en tecnología de consumo, Samsung, está trabajando en un producto que plantará cara en el mercado a las Surface de Microsoft. Samsung plantea un producto enfocado a la productividad y de la mano de Windows 10, con una pantalla de 12 pulgadas de diagonal para encajar en un segmento en que el iPad Pro también está presente. Y para ello, evidentemente, contará también con el stylus S - Pen propio de la firma, y que añade funciones interesantes en este campo, el de la productividad.

Una tableta de altas prestaciones enfocada a la productividad y con Windows 10

Los datos recogidos hasta el momento no son precisos al cien por cien, y en cuanto a su pantalla de 12 pulgadas se duda si llegará con resolución 2540 x 1600 píxeles o alcanzará los 3840 x 2400 píxeles en base a los prototipos que han sido probados en test públicos de rendimiento. No obstante, cabe también la posibilidad de que Samsung lance varias versiones del mismo modelo, con prestaciones y precios diferentes para cumplir con las necesidades de un público más abierto.

En otros términos, en su interior montará un procesador Intel Core M de última generación, un procesador de 13 nanómetros con un excelente equilibrio entre rendimiento y consumo energético para prestar una autonomía competitiva. Además, un módulo de 4 GB de memoria RAM que gestione los procesos en multitarea y aplicaciones pesadas como, por ejemplo, dedicadas al diseño gráfico o edición de vídeo.

Podría llegar en el CES 2016, o a finales de febrero en el MWC 2016 de Barcelona

Por el momento, las primeras imágenes de prensa oficiales ya se han filtrado y, aunque se desconoce cuándo se presentará esta nueva tableta, tenemos cercanos dos grandes eventos posibles. En el CES 2016 que está teniendo lugar podríamos finalmente conocer la nueva Samsung Galaxy TabPRO S, o bien quizá tengamos que esperar al Mobile World Congress 2016 en Barcelona, a finales de febrero.

Normas