¿Qué cambiará si el iPhone 7 llega con pantalla OLED?

¿Qué cambiará si el iPhone 7 llega con pantalla OLED?

Apple ha montado en sus teléfonos inteligentes y tabletas, hasta ahora, paneles tipo LCD IPS. Sin embargo, los últimos informes apuntan a que Samsung y LG se encargarán de poner en el iPhone 7 nuevos paneles OLED, lo que supondría un importante cambio tecnológico dentro de los dispositivos móviles de Apple. Ahora bien, ¿qué cambiaría realmente en los móviles de Apple?

Del panel IPS al OLED, las diferencias que afectarían al iPhone 7

La firma que más ha apostado por la tecnología OLED en sus teléfonos inteligentes es Samsung, y no es de extrañar teniendo en cuenta que son líderes, junto a LG, en el desarrollo y fabricación de este tipo de componentes. A fin de cuentas, lo único que cambia es el sistema de iluminación de las pantallas, pero es algo que afecta también al comportamiento del sistema táctil en un teléfono inteligente. Y el porqué es bien sencillo, y se reduce a que los paneles OLED se componen de menor número de capas, puesto que prescinden del cristal líquido y la unidad de retroiluminación.

En su lugar, un panel OLED reduce las capas del filtro de colores, el cristal líquido y la unidad de retroiluminación a una única capa orgánica. De esta forma, no sólo se reduce el grosor sino también el consumo de la pantalla, aunque en paneles de años pasados también se perdía calidad en los colores, un problema que ya no existe.

Un iPhone 7 más delgado y más eficiente, luego con mayor autonomía

Lo que un panel OLED permitiría a Apple es reducir el grosor del iPhone 7 y al mismo tiempo mejorar la eficiencia energética. Es decir, sin considerar las posibles mejoras en la calidad de imagen, un panel OLED es garantía de que el consumo energético se reducirá notablemente, y por otro lado permitirá que el terminal sea más delgado.

En cuanto al grosor del equipo, Apple podría optar por aprovechar este 'espacio' para introducir una batería de mayor capacidad. Sin embargo, la última información que tenemos apunta a que se eliminará el conector minijack de 3,5 mm del audio para hacerlo más delgado. Por lo tanto, es evidente que Apple va a aprovechar para destacar en términos de grosor.

Normas